Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 MIÉRCOLES 26 10 2005 ABC Madrid Aguirre y Barreda pactan ampliar la presa del Vado para dar 100 hectómetros de agua más a Madrid La Comunidad y Castilla- La Mancha se unen para defender sus intereses comunes sobre el Tajo del embalse, que pasará de tener una capacidad de 56 hectómetros cúbicos de agua a 180, mejorará el caudal ecológico del Jarama MARIANO CALLEJA MADRID. Esperanza Aguirre y José María Barreda, o lo que es lo mismo, la Comunidad de Madrid y Castilla- La Mancha se unieron ayer de manera natural para garantizar uno de sus bienes más preciados: el agua. Estas dos regiones del centro de España, gobernadas por el PP y el PSOE, y que sufren una de las peores sequías de la historia, defenderán intereses comunes en la Cuenca del Tajo ante el Ministerio de Medio Ambiente. En concreto, los dos presidentes autonómicos han pactado tres acuerdos que afectan a los ríos Jarama, Sorbe y Tajuña, con el fin de garantizar el abastecimiento de agua destinada al consumo humano para una población de ocho millones de personas (seis en la Comunidad de Madrid y dos en Castilla- La Mancha) El acuerdo más llamativo tiene que ver con el recrecimiento de la presa del Vado, en el río Jarama, dentro de la provincia de Guadalajara. Las dos comunidades autónomas están de acuerdo en ampliar su capacidad de los 56 hectómetros cúbicos actuales a un total de 180. Fuentes del Canal de Isabel II explicaron que la obra permitirá inyectar a Madrid otros 100 hectómetros cúbicos más de agua, un volumen importante si se tiene en cuenta que nuestra región consume al año un total de 600 hectómetros cúbicos. Tras la reunión que mantuvieron los dos presidentes en la sede del Gobierno regional madrileño, en la Puerta del Sol, durante cerca de una hora, Aguirre explicó que la reforma en la presa del Vado mejorará el caudal del Jarama y el abastecimiento a las dos regiones. El río Jarama puede llegar a dar 180 hectómetros cúbicos al año, de los que 10 se reservarían para el caudal ecológico. El Plan Hidrológico de la Cuenca del Tajo, de 1998, ya tenía prevista una mayor y mejor regulación del Jarama, algo que nunca se llegó a hacer, hasta ahora. Para acometer esta obra haría falta un informe de impacto ambiental del Ministerio de Medio Ambiente, b El recrecimiento quien tiene la última palabra sobre las infraestructuras hidráulicas. Las mismas fuentes del Canal de Isabel II señalaron que si el informe es favorable y las dos regiones afectadas por la presa están plenamente de acuerdo, el Ministerio no tiene por qué poner ningún obstáculo a la obra. Ahora mismo, el Vado es el vivo ejemplo de la penosa situación de nuestros embalses. La presa se encontraba ayer al 12,3 por ciento de su capacidad total, con sólo 6,865 hectómetros cúbicos de agua embalsada. El presidente regional de CastillaLa Mancha no sólo no se opuso a la ampliación del Vado, sino que apoyó la obra por ser de interés general Hay que tener en cuenta, también, que el Canal de Isabel II suministra agua a muchos pueblos de Castilla- La Mancha colindantes con Madrid. La reunión entre Barreda y Aguirre en Sol fue cordial y agradable ra, la provincia que más creció en población el año pasado, como recordó Barreda. Municipios del Corredor del Henares, como Alcalá y Meco, tendrán también garantizado el abastecimiento, a través de la Mancomunidad de Agua del Sorbe. El tercero de los acuerdos entre la Comunidad de Madrid y Castilla- La Mancha se refiere al río Tajuña y la presa de La Tajera, en la provincia de Guadalajara. En este caso, el Canal de Isabel II se conformará con mantener los 12 hectómetros cúbicos que obtiene cada año de este embalse. Las dos partes, además, acordaron crear una comisión mixta para abordar las obras del Vado y llevar a buen puerto todos los acuerdos. Compromiso sobre el Sorbe Otro de los acuerdos entre Aguirre y Barreda se refiere al río Sorbe y está relacionado con el anterior. A cambio del recrecimiento de la presa del Vado, el Canal se compromete a no sacar más de 15 hectómetros cúbicos de agua al año de ese río, que es lo que viene obteniendo de media, pese a contar con una reserva concedida de 100 hectómetros. Castilla- La Mancha mantendrá las concesiones sobre el Sorbe, lo que le permitirá llevar adelante algunos desarrollos urbanísticos en Guadalaja- El presidente regional de Castilla- La Mancha tacha de insoportable el caudal del trasvase Tajo- Segura Angustiosa carencia de agua La reunión entre los dos presidentes no pudo ser, pues, más fructífera. Aguirre destacó que por parte de los dos gobiernos se ha dejado ver el mejor espíritu para llegar a acuerdos y defender los mismos intereses, ya que las dos regiones son dependientes del mismo río Tajo para abastecerse. La presidenta madrileña destacó que la cuenca del Tajo tiene una capacidad de embalse en su zona alta de 2.400 hectómetros cúbicos, y Madrid y Castilla- La Mancha gastan cada año 600 y 140 hectómetros cúbicos al año. Por eso, dijo, no hay ninguna razón para que suframos escaseces y racionamientos y políticas que lleven a los ciudadanos a sufrir una angustiosa carencia de agua Barreda se expresó de la misma manera. No hablaré de frente común por sus connotaciones agresivas, pero sí digo que estamos juntos defendiendo intereses compartidos señaló. Y aportó este dato, a su juicio muy relevante: el Tajo, a su paso por Aranjuez, debería llevar 6 metros cúbicos por segundo de caudal, mientras que el caudal Murcia anhela un trasvase desde el Tajo Medio que prometió estudiar Zapatero F. ROJO Tras la derogación del trasvase del Ebro y ante las trabas que Castilla- La Mancha está poniendo al del Tajo- Segura desde la cabecera del río, el presidente de Murcia ha rescatado un viejo plan que consiste en trasvasar agua a Levante desde los embalses del río Alberche y del Azután, situado en la provincia de Toledo, en el Tajo Medio. De hecho, Ramón Luis Valcárcel ha llegado a describir el Azután como un mar inmenso que aunque no resolvería el déficit hídrico de la cuenca del Segura, lo mitigaría Pese a que la propuesta murciana también incluye abastecimientos a Ciudad Real, Albacete y las Tablas de Daimiel, fue rechazado de plano no sólo por el presidente de Castilla- La Mancha, José María Barreda, sino por el líder del PP en esa región, José Manuel Molina. En su reunión de julio con Valcárcel, Rodríguez Zapatero le prometió estudiar el proyecto, que sin embargo ha sido desechado de momento por la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, quien considera problemáticos los trasvases entre comunidades autónomas distintas.