Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional MIÉRCOLES 26 10 2005 ABC ALIMENTANDO A LA FIERA U na de las razones que explican la proclividad musulmana de la izquierda europea tanto la caviar como la del puño cerrado- es que percibe el islamismo como fuerza antisistema y por tanto como un engorro para Estados Unidos. Sólo con ese telón de fondo se puede entender que periódicamente bandadas de mujeres de la farándula, cuyas costumbres, hábitos, biografías y legítimas libertades las harían candidatas al flagelo o la lapidación en cualquier país islámico, se tomen la molestia de viajar a Gaza, a Irak o cualquier territorio repleto de fieles al profeta Mahoma, para proclamar allí su apoALFONSO yo al gerifalte de turno. ROJO Les da y les ha dado igual que el elogiado se llamase Sadam Husein, Yaser Arafat o Almanzor. El único requisito imprescindible suele ser que el venerado odie mucho a los norteamericanos, hable pestes de Occidente y amenace a Israel. Lo de la Fundación Atman es más sofisticado. Detrás del proyecto, que patrocina el empresario iraní Masud Fandi e impulsan altos cargos del Grupo Prisa bulle el encomiable deseo de impulsar la paz en el planeta. Dicho esto, no es de recibo que invite a Tariq Ramadán. No sucede cada día que el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos revoque un visado extendido a un académico de nacionalidad suiza, contratado para dar clases en una de las principales universidades de Norteamérica. Pero ocurrió. El 28 de julio de 2004, Washington canceló el visado al intelectual musulmán, de nacionalidad suiza, que esta semana será recibido en Madrid con todos los honores. No voy a entrar en lo que difunden sobre él algunos servicios de inteligencia, según los cuales Ramadán coordinó en su día una reunión en el Hotel Penta de Ginebra entre Ayman al- Zauahiri, número dos de Al Qaida, y Omar Abdel Rahman, el jeque ciego, hoy en una prisión de Minnesota. Para juzgar al invitado, que compartirá escenario con el presidente Zapatero, con el ex presidente Felipe González, con ministros como Miguel Ángel Moratinos y Carmen Calvo, con periodistas como Juan Luís Cebrián, Teresa Aranda y Ernesto Delkader, y con personajes como Rosa Regás y Leonardo Boff, basta leer lo que dice y lo que escribe Tariq Ramadán. Los textos están en internet, al alcance de todos, pero para resumirlos basta subrayar que este profesor de verbo dulce y maneras suaves, ha elogiado las políticas islamistas brutales del político sudanés Hassan Al- Turabi, Y se refiere públicamente a las atrocidades islamistas del 11 de Septiembre, Bali y Madrid como simples intervenciones Se entiende que los norteamericanos le cancelaran el visado. Lo que no sabemos, todavía, es cuáles son las razones que impulsan a unos cuantos españoles a invitarlo. Rosa Park deja sus huellas en la ficha policial en febrero de 1956, dos meses después de haber violado la ley AP Cuando la señora Rosa Parks se negó el 1 de diciembre de 1955 a ceder su asiento en un autobús a un pasajero blanco, su gesto supuso el aldabonazo para el comienzo de uno de los más importantes movimientos sociales en el mundo entero Rosa Parks, la dignidad de quedarse en su sitio JOSÉ MANUEL COSTA MADRID. Rosa Parks, que murió ayer en Detroit a la edad de 91 años, tenía la peculiaridad de ser negra en uno de los estados más racistas y discriminatorios de Estados Unidos. Trabajaba como costurera en unos grandes almacenes de la ciudad y además era una activista de los aún casi subterráneos movimientos raciales. No debe olvidarse que todavía en esta época y en estados como Alabama, los negros podían ser asesinados casi impunemente si se atrevían a entrar en política incluso aunque fuera de manera indirecta. Según la legislación del estado, en los autobuses las primeras filas estaban reservadas para los blancos y las posteriores para los negros. Esto no impedía que si los asientos de los blancos estaban completos, los negros tuvieran que ceder el sitio a quienes se subieran luego en el autobús. Así estaban las cosas, porque la legislación, además de injusta, era inconcebiblemente prolija y pijotera. Esto es lo que le sucedió a Rosa Parks cuando volvía del trabajo a su casa. Un blanco no encontró sitio entre los suyos y el conductor exi- Hizo mejor a EE. UU. El presidente Bush rindió ayer homenaje a la memoria de Rosa Parks, pionera de los derechos civiles de los negros en Estados Unidos, al subrayar que su ejemplo transformó a Estados Unidos en un país mejor Su manifestación de desafío hace cincuenta años fue un acto de coraje personal que impactó a millones de personas, incluyendo a un joven predicador que se llamaba Martin Luther King subrayó el presidente. El ejemplo de Rosa Parks contribuyó- -añadió George W. Bush- -a desencadenar el movimiento de los derechos cívicos... fue una de las mujeres más decisivas del siglo XX gió a cuatro negros que vaciaran una fila de asientos para que se pudiera sentar. La señora Parks, que ya había tenido un incidente con el mismo conductor de autobús doce años antes, se negó a abandonar su asiento. Esto generó un tumulto, Parks fue detenida, juzgada y multada con 10 dólares por violar las leyes segregacionistas y a 4 dólares en costas judiciales. Lo que siguió fue un boicot de autobuses por parte de la población de color de Montgomery que duró casi trece meses. La chispa del movimiento Este plante sirvió, no tanto como detonante, pero sí como referencia al gran movimiento antidiscriminatorio que ya se venía gestando en Estados Unidos desde antes incluso de la II Guerra Mundial pero había ganado impulso desde el regreso de los soldados. Los blancos habían sido recibidos con todos los honores y los negros arrojados al paro o al malvivir. Esta era al menos la opinión de un pastor de 26 años que comenzaba su actividad en Montgomery y que apenas unos años después se haría famoso en el mundo entero: Martin Luther King. La detención de la señora Parks fue el factor precipitante, mas que la causa de la protesta. La causa profunda era un rosario de injusticias similares. La señora Parks, quedándose sentada y manteniendo su dignidad, hizo por la dignidad de la persona más que la inmensa mayoría. Descanse en paz.