Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 26 10 2005 Internacional 29 Nuevas pruebas del espíagate vuelven a apuntar a Dick Cheney Según The New York Times el vicepresidente pudo ser el primero en filtrar la identidad de la agente fiscal recoge una conversación entre Cheney y su jefe de gabinete que revela que conocía la pertenencia de Valerie Plame a la CIA J. L. DE HARO. SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. Según informaciones publicadas en el The New York Times, el vicepresidente de Estados Unidos, Dick Cheney, pudo desempeñar un papel colateral en la filtración de la identidad de la agente encubierta de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) desencadenante del llamado espíagate El nombre de Valerie Plame fue filtrado a la prensa después de que su marido, el diplomático retirado Joseph Wilson, contradijese a la Administración Bush cuando ésta afirmó que el régimen de Sadam Husein trató de comprar uranio en Níger. El nuevo informe en manos de la acusación federal asegura que el jefe de gabinete de Cheney, Lewis Libby, se hizo eco por primera vez de que la esposa de Joseph Wilson era una agente de la CIA por boca del propio vicepresidente. Libby es, junto con el asesor del presidente Bush, Karl Rove, el principal sospechoso de participar en la filtración a la prensa de la identidad de Plame como agente de la agencia. b Un informe en manos del El diario hace referencia a unas notas previamente no desclasificadas, que corresponderían a una conversación mantenida el 12 de junio de 2003 entre Cheney y el jefe de su gabinete. Las informaciones contradicen el testimonio ofrecido por Libby ante el gran jurado en el que aseguraba que se había enterado de la identidad de Plame a través de la prensa. Además, dicho informe revela que el vicepresidente de Estados Unidos conocía de antemano que la esposa de Wilson era agente de la CIA y que lo supo por su entonces director, George Tenet. El empeño de Libby por no involucrar al vicepresidente en una posible investigación podría llevar al fiscal del caso, Patrick J. Fitzgerald, a acusar al jefe del gabinete de Dick Cheney de obstrucción a la justicia y de ofrecer un falso testimonio. Fitzgerald interrogó a puerta cerrada a Cheney hace un año. Aun así, las notas no permiten esclarecer si en ese momento Cheney y Libby sabían que la identidad de Valerie Plame era secreta. Revelar el nombre de un agente encubierto puede ser un delito, pero sólo si la fuente sabe que se trata de un agente. Además, ambos tenían pleno acceso a información secreta. Los indicios de esta nueva información apuntan a que el Gobierno estaba recabando información sobre Wilson. AP González y Chávez, dos ideas del socialismo CARACAS. El presidente de Venezuela, Hu- go Chávez, y el ex presidente del Gobierno español Felipe González discrepan en su visión del socialismo. Es una cuestión a explorar dijo ayer González al salir del cara- queño palacio de Miraflores (en la imagen) Chávez propugna un socialismo del siglo XXI intervencionista en áreas estratégicas, y González no recuerda una nacionalización que mejorase la vida al ciudadano