Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 26 10 2005 27 Dick Cheney, vicepresidente de EE. UU. está en el punto de mira de la Fiscalía por el caso espíagate El trono de Japón podría ser ocupado por una mujer al proponer un consejo de sabios la abolición de la ley sálica El Pentágono cuenta ya 2.000 soldados muertos desde la invasión de Irak Bush asegura que esta guerra requerirá más sacrificios y más tiempo pacifistas utilizan esta cifra psicológica para presionar al presidente Bush, con el fin de que retire a los casi 150.000 militares desplegados en la zona JOSÉ LUIS DE HARO SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. La cifra de soldados estadounidenses muertos durante la guerra y la posterior ocupación de Irak, desde marzo de 2003, alcanza ya las dos mil bajas. Los últimos ataques, registrados ayer, lograron que el número de militares estadounidenses caídos en la campaña de Irak ascendiera hasta los 1.999 muertos, según confirmó el Pentágono. Horas después, se confirmaba la muerte de otro soldado, herido el pasado viernes. El total de bajas corresponde a tropas desplegadas en Irak, Kuwait o involucradas de manera indirecta en la zona. Se trata de una cifra relevante, tal vez psicológica, coronada ayer tras la muerte de dos soldados norteamericanos por una explosión que tuvo lugar en una carretera al oeste de Bagdad y que ya ha levantado voces de alarma entre los grupos involucrados en la campaña antibelicista desarrollada en los Estados Unidos. Al mismo tiempo que se daba a conocer la noticia, George W. Bush pronunciaba un discurso ante un grupo de mujeres de militares estadounidenses en la base aérea de Bolling, en Washington. El presidente, que se enfrenta a una creciente oposición popular debido al despliegue en Irak, aseguró que el refrendo de la Constitución iraquí y la mejora en la preparación y equipamiento de las tropas locales jugarán un papel fundamental en la futura defensa del país contra los insurgentes. Bush aseguró que cada muerte en Irak rompe nuestros corazones, pero b Los grupos Funeral en la base Prosperity por el sargento Jerry L. Bonifacio, en Bagdad AFP Cindy Sheehan recomienda a Hillary Clinton que rechace esta guerra si aspira a la Casa Blanca la mejor forma de honrar el sacrificio de los soldados caídos es completar nuestra misión en la zona... Debemos fundamentar la paz a través de la proclamación de la libertad REUTERS que no ocurría desde hace meses. Diez milicianos kurdos murieron en tres atentados suicidas con otros tantos coches bomba en Suleimaniya, feudo del presidente iraquí, Yalal Talabani, jefe de la Unión Patriótica del Kurdistán. El ataque más mortífero fue perpetrado contra la sede de los peshmergas -milicianos kurdos- -al sur de Suleimaniya. Ocho de ellos murieron y hubo decenas de heridos. El balance mortal se completó con varios atentados en Bagdad, Baaquba, Baiji y la carretera que une Kirkuk y Mosul, y los cadáveres de nueve agentes de fronteras fueron hallados cerca de Kerbala. El enemigo más brutal En clara referencia a la cifra de soldados muertos en la zona desde marzo de 2003, el presidente explicó que esta guerra requerirá más sacrificios, más tiempo y más soluciones... Los terroristas son el enemigo más brutal al que nos hemos enfrentado Como era de esperar, los grupos pacifistas de Estados Unidos ya han anunciado movilizaciones a través de la convocatoria de un día de ac- ción nacional para solemnizar la desoladora cifra. Acción por la Paz anunció el pasado domingo que se manifestará, junto a otras organizaciones, por todo el país el día después de alcanzarse el dramático número. Las organizaciones pacifistas aseguran que la ocupación de Irak ordenada por Bush, con casi 150.000 soldados sobre el terreno, alimenta a la insurgencia y provoca los ataques. Cindy Sheehan, la denominada mamá paz y progenitora de un soldado que perdió la vida en Irak, aseguró que acudirá a la Casa Blanca y se encadenará a la verja. El día que se alcancen los 2.000 muertos, voy a ir a la Casa Blanca, voy a dar un discurso y me voy a encadenar a su verja hasta que el Gobierno decida retirar las tropas de la zona dijo Sheehan. En referencia a la senadora demócrata Hillary Clinton y sus aspiraciones a ocupar la Casa Blanca, Sheehan advirtió de que si no rechaza esta guerra no tendrá el apoyo del pueblo