Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional EL DEBATE DE LOS PRESUPUESTOS MIÉRCOLES 26 10 2005 ABC Solbes echa un capote a Zapatero y dice que el Estado intentará cerrar 2005 con superávit Rajoy acusa al Gobierno de cruzarse de brazos ante los desequilibrios de la economía española no preveía unas cuentas tan óptimas en el presente ejercicio hasta que el presidente lo anunció confundiendo el Estado con todas las Administraciones YOLANDA GÓMEZ MADRID. El ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, echó ayer un capote a Rodríguez Zapatero y lo que en su día fue interpretado como una metedura de pata del presidente se puede convertir en realidad. Y es que, según explicó Solbes en el debate de Presupuestos, es posible que este año el Estado, y no sólo el conjunto de Administraciones Públicas, cierre sus cuentas con superávit, en lugar del déficit del 0,5 del PIB previsto en los Presupuestos. En un encuentro con periodistas a comienzos de este mes, Rodríguez Zapatero aseguró que en 2005 y en 2006 el Estado tendría superávit. Más tarde se dio a entender que había sido una confusión y que Zapatero no se refería al Estado, sino al conjunto de Administraciones Públicas. De hecho, el Presupuesto para 2006, que ayer se debatió en el pleno del Congreso prevé un déficit del Estado del 0,4 del PIB que, eso sí, se compensará con la buena marcha de la Seguridad Social, lo que permitirá que el conjunto de administraciones cierre con un excedente de dos décimas del PIB. Además, la pasada semana, el propio Solbes reconoció que era muy difícil que el Estado cerrara sus cuentas sin números rojos este año, sobre todo teniendo en cuenta una reciente sentencia del Tribunal de Luxemburgo que obligará al Estado español a devolver a las empresas cuantiosas sumas de dinero en concepto de IVA cobrado de más. Ayer, sin embargo, el vicepresidente anunció que el Estado podría cerrar con superávit, con lo que no sólo se mejoran las previsiones y se logra un hito histórico, como sería el desterrar los números rojos de las cuentas estatales, sino que, además, se evita tener que reconocer que Zapatero confundió el Estado con el conjunto de administraciones Junto a la buena marcha de las cuentas públicas, el vicepresidente económico dedicó buena parte de su intervención inicial y de las respuestas a los portavoces de los distintos grupos parlamentarios, a desterrar los agoreros presagios sobre el futuro de la economía española y defender la idoneidad del Presupuesto para hacer frente a los problemas que tiene planteados b El Ministerio LAS DOS VISIONES El discurso de Solbes Los Presupuestos para 2006 refuerzan el compromiso del Gobierno con la estabilidad, al prever superávit para el conjunto de las administraciones, y contribuyen a moderar la inflación El PP ha creado un mundo ideal en el que nada existía hasta 1996 y nada existe desde el año pasado, cuando el PSOE ganó las elecciones Los argumentos de Rajoy Estos Presupuestos, con un fuerte aumento del gasto corriente y de la presión fiscal, impulsan la inflación, no la frenan La economía va bien, pero gracias al impulso que se generó por las reformas del PP. El equipo económico del Gobierno aplica la máxima del carpe diem vive el momento y no afronta los retos del futuro la economía española, como la inflación y el déficit exterior. El comportamiento de la economía española en los últimos años ha sido muy favorable y va a seguir esa tónica en el futuro dijo. Además apuntó que el pronóstico de crecimiento para 2006, del 3,3 se cumplirá incluso en un escenario de subidas moderadas de los tipos de interés Solbes aprovechó, además, la tribuna del Congreso para pedir a los trabajadores que mantengan la moderación salarial, para evitar mayores problemas con la inflación, a la vez que exigió sobriedad en el gasto a las comunidades autónomas para que respeten o incluso mejoren el objetivo del 0,1 de déficit previsto para este año y el próximo. El líder de la oposición, Mariano Rajoy, coincidió con Solbes en que la economía española, en términos de crecimiento económico y creación de em- Zapatero sale del hemiciclo, seguido por Alfonso Guerra pleo, va bien. Eso sí, atribuyó el mérito a las reformas introducidas en la segunda mitad de los noventa (con el Gobierno del PP) a la vez que acusó al actual equipo económico de no hacer nada para evitar la pérdida de competitividad que se está produciendo. Rajoy calificó de tancredismo feliz la política económica del Gobierno. El señor Solbes, encantando y feliz por la herencia recibida, tan radicalmente diferente a la que él mismo entregó ocho años antes, se ha extasiado en la contemplación del momento, se ha cruzado de brazos y no ha hecho absolutamente nada apuntó el presiden- EFE Solbes pidió a los trabajadores moderación salarial y a las autonomías sobriedad en el gasto te del PP, que, además, criticó las grandes cifras del Presupuesto para 2006. El líder popular argumentó que el Presupuesto no despeja ninguna de las incertidumbres que se ciernen sobre la economía española ni sirve para corregir los graves problemas que padecemos: inflación y déficit exterior. Aseguró que intentar corregir la inflación con un fuerte incremento del gasto público, como el previsto para el próximo año es como querer apagar un fuego echándole gasolina Respecto a los ingresos, denunció que el próximo se producirá un fuerte aumento de la presión fiscal, pese al compromiso de Rodríguez Zapatero en su discurso de investidura de que esto no ocurriría. Asimismo, Rajoy recordó las palabras del ahora presidente en el debate de los Presupuestos para 2004, en el que aseguró que con un gobierno socialista no habría superávit mientras hubiera déficit sociales.