Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN PLENO DE LOS PRESUPUESTOS MIÉRCOLES 26 10 2005 ABC ZP VA A SALIR CARO do. Las ilusiones que habían puesto algunos en una posible ruptura del PSOE estaban basadas en un desconocimiento total de la naturaleza leninista de este partido y en la debilidad de las convicciones españolas de sus dirigentes. Ya he escrito en numerosas ocasiones que los Bono y los Ibarra prefieren la unidad del partido a la de España y que para ellos la verdadera nación es el PSOE. El partido aceptaCÉSAR ALONSO rá el Estatuto y el DE LOS RÍOS proceso que éste conlleva, y que es la sustitución del Estado autonómico por una Confederación, la nacionalidad de nacionalidades que llamaba el muy simple de Anselmo Carretero. (Por cierto, ¿sabe ZP de qué Carretero habla cuando dice que lo conoció su padre, y lo saben los ignorantes periodistas que no han leído ni visto los libros del padre ni los del hijo? Así pues, el partido no será problema, no habrá desistimientos, si acaso desgarramientos interiores, muy interiores, vergonzosamente interiores. Los costes de la victoria institucional van a venirle a ZP (y a los nacionalistas) por la doble venganza del votante y del comprador. A muchos centenares de miles de ciudadanos el proyecto de ZP les obligará a utilizar el voto como castigo. ¿Hasta el punto de que ZP no pueda formar gobierno con los nacionalistas, incluida Convergencia y Unión, Coalición Canaria y Labordeta? Ésa es una de las dos vías a las que lleva el desafío nacional de ZP y su marcha sobre Madrid. La otra vía es la del mercado. ZP está acorralando al ciudadano en su condición de sujeto libre a la hora de comprar. Su apuesta por los intereses patrióticos y económicos de Cataluña en detrimento de los de las otras regiones induce al ciudadano a reaccionar en contra. De este modo el seny de los catalanes está siendo desbordado por la rauxa de ZP. ZP y los nacionalistas no han valorado este riesgo. Han ido sobrados al proceso político. No han caído en la cuenta de que el abuso de los recursos democráticos puede ser sofocante; que la maquinaria institucional del PSOE y el tripartito está implicando al mercado en batallas que deberían serle ajenas. Históricamente el proteccionismo tuvo una contrapartida política. Ahora ZP y Carod lo quieren todo. P or dos vías se le puede ir de las manos el proceso a ZP: por los votos y por el merca- Zaplana, Acebes y Rajoy llegaron juntos al hemiciclo antes de que comenzase la sesión Rajoy avisa de que el Presupuesto del Estado quedará en papel mojado si se aprueba el Estatuto Solbes le llama zafio por hablar de la reforma en el pleno de las cuentas b Duran Lleida entra en batalla durante el debate con el líder del PP, a quien acusa de manipular y faltar al respeto al Parlamento de Cataluña J. L. LORENTE MADRID. La reforma estatutaria catalana marcó por completo el debate de totalidad sobre los Presupuestos Generales del Estado que celebró ayer el Congreso, con tres enmiendas a la totalidad, del PP, CiU y EA, para debatir. No era ésa la intención del Gobierno socialista, que en todo momento eludió entrar a dar explicaciones a la Cámara sobre el texto aprobado por el Parlamento autonómico. Sí fue, en cambio, el propósito del principal partido de la oposición- -el PP- que hizo del Estatuto catalán el centro de su rifirrafe con el gabinete de Zapatero. Mientras tanto, el jefe del Ejecutivo siguió a medias el enfrentamiento Gobierno- oposición desde su escaño. En un día marcado en rojo en el calendario parlamentario- -el debate presupuestario es uno de los plenos más importantes del año- el jefe del Ejecutivo prefirió entrevistarse fuera del Congreso con los agentes sociales para tratar de la reforma laboral y con los máximos dirigentes de CiU- -Artur Mas y Josep Antoni Duran Lleida- -para negociar el nuevo Estatuto catalán. Zapatero siguió por la mañana la presentación del proyecto de ley que hizo su vicepresidente económico, Pedro Solbes, y escuchó por la tarde la intervención inicial del líder del PP, Mariano Rajoy. No se quedó al enfrentamiento entre Solbes y Rajoy, ni a oír los discursos de los portavoces de las minorías. Mientras Zapatero dialogaba a puerta cerrada con Mas y Duran en el Palacio de la Moncloa, su ministro de Economía se negaba a debatir con luz y taquígrafos sobre el Estatuto catalán en el Congreso de los Diputados. Y eso que Rajoy hizo de ese asunto el eje central de su discurso. El líder de la oposición sacó a relucir el proyecto del Parlamento catalán nada más subir a la tribuna de orado- Zapatero se ausentó a mitad del debate para seguir con su agenda en el Palacio de la Moncloa El ministro de Economía eludió en todo momento polemizar con Rajoy sobre el texto catalán res: El debate de los Presupuestos del Estado gravita este año sobre una poderosa incógnita. El mismo gobierno que presenta en la Cámara para su examen las cuentas para el año próximo, impulsa y apoya una proposición de ley orgánica que, de aprobarse, convertiría estos presupuestos en papel mojado en el segundo semestre de 2006 Rajoy quiso dejar claro en sus palabras que no se puede hablar con rigor y seriedad del Presupuesto si no se despeja previamente la incógnita catalana, y advirtió de que, en caso de aprobarse el Estatuto, el Ministerio de Hacienda tendrá sus días contados Le doy la bienvenida al debate del Estatuto. Lástima que hoy no sea el día fue la única respuesta de Solbes al asunto estatutario. Parece mentira que un fino jurista como usted y un buen conocedor de los procedimientos sea capaz de hacer una presentación tan zafia de mezclarlo con los Presupuestos añadió tras negarse a entrar en ese debate, porque prefiere la política real de las cuentas del Estado. En su réplica, Rajoy volvió a la carga y retó a Solbes a dar su opinión ante la Cámara sobre las repercusiones económicas de la posible entrada en vigor del Estatuto, ya que podría recortar el margen presupuestario del Gobierno al adjudicar a Cataluña la recaudación de todos los impues-