Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 25 10 2005 Internacional 33 Israel da un respiro a Hamás Sharón, resignado a la participación de los islamistas en las legislativas JUAN CIERCO. CORRESPONSAL JERUSALÉN. Nueva York. Mes de septiembre. Horas después de intervenir ante la Asamblea General de las Naciones Unidas. Haremos todo lo posible para obstaculizar las elecciones legislativas palestinas si participa Hamás Palabras de Ariel Sharón. La amenaza trajo cola y, sobre todo, disparó aún más el apoyo popular, mayor en Gaza que en Cisjordania, a los fundamentalistas islámicos. Erre que erre, casi todos los dirigentes israelíes, han repetido una y otra vez el mismo mensaje en las últimas semanas. El más tozudo, el ministro de Asuntos Exteriores, Silván Shalom: Sería una locura permitir a Hamás participar en las elecciones Hasta ahora. Y es que, en este sentido y sólo en este sentido, la línea directa entre Washington y Tel Aviv se ha desviado. El presidente de los estados Unidos, George W. Bush, no ha jugado con la baraja marcada de Sharón y ha preferido usar sus propias cartas, con Condoleezza Rice como crupier aventajada. Estados Unidos no apoya el torpedeo israelí a las legislativas palestinas de enero y comprende la apuesta de Mahmud Abbas de permitir la participación en las mismas del Movimiento de Resistencia Islámico. El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANO) considera que, de este modo, Hamás podría dar de una vez el paso definitivo para convertirse en partido político y abandonar la resistencia armada y violenta, algo exigido por la comunidad internacional que tiene incluida en sus listas de grupos terroristas a esta formación radical islámica. cia en el seno de un partido corroído, entre otras cosas, por la falta de renovación y la corrupción. Otro factor que puede enturbiar el futuro electoral de los palestinos, tanto a nivel municipal como legislativo, es el de siempre, la violencia. El Ejército israelí mató en la madrugada del lunes al jefe del brazo armado del Yihad Islámico en Cisjordania, Luai Saadi, al que Israel consideraba responsable de varios atentados terroristas. La respuesta no se hizo esperar, con amenazas nada veladas sobre el final del periodo de calma actual y, sobre todo, con el lanzamiento de cinco cohetes Qassam de fabricación artesanal, desde la Gaza evacuada hacia Sderot, que no causaron víctimas ni daños materiales pero sembraron de nuevo el terreno para otra cosecha se sangre, muertos y lágrimas. Ariel Sharón REUTERS Apoyo de Bush a Abbas No ha sido, en efecto, muy rentable su visita de la pasada semana a la Casa Blanca pero, al menos, le sirvió al rais palestino para lograr el apoyo implícito de Bush a su estrategia con Hamás, que tampoco pasa por su desarme inmediato sino, como muy pronto, después de la cita con las urnas del 25 de enero. Otra cosa supondría dar un paso quizás determinante hacia la guerra civil palestina. Eso sí, la ANP se plantea el desarme inmediato de las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa, integrando a sus milicianos armados, tras pasar por campos específicos de entrenamiento, en las mermadas fueras de seguridad palestinas. Sharón y Shalom parecen pues resignados a la participación de los fundamentalistas islámicos en los comicios (podrían rondar el 30 por ciento de los votos) y a no emplearse a fondo para torpedear unas elecciones que prefieren sean, cuando menos, aplazadas una vez más. Aplazamiento que podría llegar, en todo caso, por la lucha interna en Al Fatah entre la vieja y la nueva guardias. La pasada semana 240 cuadros del partido de Abbas presentaron su dimisión en Gaza por la falta de democra-