Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional MARTES 25 10 2005 ABC MONSTRUOS DISFRAZADOS H ay ideólogos del terror que están perfectamente identificados, primero Omar bin Bakri, uno de los principales heraldos del terrorismo, portavoz de Bin Laden en Europa, a quien incitó e invitó a que atacase a la Europa infiel Es el responsable de las más violentas prédicas del odio y del terror en el llamado Londonistán. Dijo: Utilizaremos vuestra democracia para destruir vuestra democracia Hoy tiene prohibida la entrada en el Reino Unido. El segundo es Abu Hamza al- Masri, un verdadero terrorista intelectual, imán titular de la mezquita de Finsbury Park, centro neurálgico de la ideología islaGUSTAVO DE mista radical y del teARÍSTEGUI rrorismo yihadista en Europa. Defendió y justificó los atentados del 11- S. Es el principal ideólogo del Grupo Salafista para la Predicación y el Combate, antes argelino, hoy global. El tercero es Abu Qutada, jordano palestino, incitador e inspirador del extremismo más violento y del terrorismo yihadista. La justicia británica lo considera uno de los líderes más peligrosos y activos de Al- Qaida en Europa. Pero estos son los visibles, a los que casi nadie considera interlocutores, hay otros que siendo verdaderos monstruos están disfrazados de intelectuales pacíficos y hasta moderados. El exponente más claro es el brillante profesor suizo de origen egipcio Tariq Ramadan, que tiene previsto participar en un debate en Madrid esta semana. Se trata de un políglota, de exquisitas maneras, profundo conocedor de Occidente y gran polemista. Es en realidad un ideólogo tan radical como influyente, que es capaz de disimular su discurso inaceptable de desigualdad, discriminación y justificación de la violencia y del odio, en el doble lenguaje que le permite el hecho de tener un discurso distinto en función del idioma en que se exprese. Este personaje viene a España como un prestigioso intelectual aprovechándose del pluralismo democrático, ese mismo que él nunca practicaría. Es una verdadera vergüenza que este sujeto pueda entrar en nuestro país, el grupo Parlamentario Popular registró en julio, tras los atentados de Londres, una Proposición No de Ley en la que instaba al Gobierno a prohibirle la entrada como ha hecho Estados Unidos. La tuvo prohibida durante años también en Francia y en el Reino Unido se solicitó la prohibición. No podemos permitir que sujetos de su catadura moral vengan a envenenar la convivencia democrática con su camuflaje de profesores respetables y moderados. El PP no acepta sentarse en el mismo foro que este camaleón del odio, que ha modulado su mensaje de confrontación y rencor por la presión de la opinión pública occidental. Pero que nadie se llame a engaño, bajo sus exquisitas formas se esconde otro más de los heraldos del odio y del horror. No debe tener sitio entre los demócratas, pedimos que él y otros como él nunca vuelvan a pisar nuestro país. Una de las tres explosiones ocurridas ayer en el corazón de Bagdad, junto al hotel Palestina (a la derecha) AP Tres coches bomba sacuden el centro de Bagdad, junto al hotel Palestina Los atentados, perfectamente coordinados, causan 20 muertos explosiones de dos coches y una hormigonera bombas, comandos de insurgentes trataron de acceder a los hoteles y fueron rechazados ABC BAGDAD. Tres coches bomba, conducidos por otros tantos terroristas suicidas, provocaron ayer al menos veinte muertos y medio centenar de heridos en pleno centro de Bagdad, al hacer explosión con apenas unos minutos de diferencia en los alrededores de la plaza Ferdaus, junto a los hoteles Palestina y Sheraton, en los que se alojan los periodistas y contratistas extranjeros que visitan la capital iraquí. b Tras las La barriada, una de las zonas más protegidas de Bagdad, está sembrada de puestos de control, muros y bloques de hormigón. Al filo de las 17.25 hora local (una menos en España) un primer coche se empotraba contra las defensas y explotaba en la plaza, tras ser tiroteado por los soldados de guardia. Aprovechando la confusión y el boquete abierto en el muro, un camión hormigonera, trufado de explosivos, penetraba en el complejo protegido y provocaba una enorme explosión que dañaba los mencionados hoteles- -en el Palestina murió, el 8 de abril de 2003, el cámara español José Couso por el disparo de un blindado estadounidense- así como otros dos más pequeños, Al Andalus y Al Fanar, y varios edi- ficios de apartamentos. Entre el revuelo, minutos después, un tercer coche bomba saltaba por los aires en una calleja lateral. Inmediatamente comenzaba un fuego graneado de armas automáticas. Fuentes de los cuerpos de seguridad iraquíes aseguraron que comandos terroristas trataron de penetrar en los hoteles en una acción perfectamente planeada y coordinada, pero fueron rechazados Entre las víctimas- -al parecer no hay extranjeros- -murieron varios viandantes, así como policías iraquíes y guardas de seguridad de los hoteles. La Constitución, en el aire La Comisión Electoral, por su parte, confirmó ayer que ya son dos las provincias que han rechazado el proyecto de Constitución iraquí en el referéndum del pasado 15 de octubre. Se trata de Al- Anbar, feudo de la insurgencia- -97 por ciento en contra- y Salaheddin- -81 por ciento de los votos en contra- ambas de mayoría suní. La conflictiva provincia de Nínive, también de población mayoritariamente suní, tiene la clave para el futuro del controvertido borrador de la Constitución, que se encuentra al borde del rechazo ya que basta con que tres provincias se pronuncien en contra. Los resultados de Nínive serán publicados hoy o mañana. El industrioso sector del explosivo BAGDAD. Los artesanos de la guerrilla se surten de los arsenales saqueados del antiguo ejército de Sadam: toneladas de municiones y explosivos. Si sus primeros artefactos provocaban más ruido que nueces, han perfeccionado con el tiempo sus ingenios de matar y ahora son capaces de perforar blindajes al concentrar la fuerza de la explosión y propulsar, a gran velocidad, un proyectil de metal a temperatura muy alta; pueden fabricar bombas incendiarias con azúcar mezclado con fuel, una especie de napalm que se adhiere al cuerpo de las víctimas; o volar una carretera con un petardo en la cuneta. Hasta hoy, el 25 por ciento de los 1.998 soldados de EE. UU. muertos lo han sido por bombas artesanales.