Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 24 10 2005 53 Se publica el tercer curso del singular proyecto alemán Una universidad para los niños El teatro de la Zarzuela triunfa en Guanajuato (México) con su montaje de El retablo de Maese Pedro Los autores se unen contra la exención de pago de sus derechos en la educación CEDRO reúne esta semana a expertos de todo el mundo en Madrid por leer un libro en las bibliotecas? ¿Se eximirá a universidades y centros educativos del derecho de autor en fotocopias y digitalizaciones? TULIO DEMICHELI MADRID. A partir de hoy, la International Federation of Reproduction Rights Organizations (IFRRO) -que integra a las entidades de gestión de derechos por reproducción y de la que forma parte la española CEDRO- -celebra su asamblea general en España, donde se reúnen 200 expertos de los 40 países integrantes, y que culmina el jueves con el seminario Derecho de autor y acceso a la cultura cuya lección inaugural dictará el novelista Alfredo Bryce Echenique. Ayer, Peter Shepherd y Olav Stokkmo, presidente y secretario general de IFRRO, y la directora general de CEDRO, Magdalena Vinent, presentaron a ABC este encuentro en un momento de gran incertidumbre, pues el Gobierno español aún no ha hecho público qué piensa hacer con respecto al derecho de autor en los préstamos de libros en bibliotecas. Tampoco en cuanto a la reproducción de textos en universidades y otros centros educativos. Se especula con el posible pago de 1 céntimo por el usuario de las primeras y con la exención de pago en los segundos, sin que esté claro que reproducir un fragmento pueda entenderse como de la página 1 a la 99 de un libro de 100 b ¿Habrá que pagar ABC Pequeñas joyas decorativas del siglo XVI El grupo de tabicas de techo a la que pertenece la que ha sido sustraída en la catedral de Toledo son piezas decorativas elaboradas en panel de madera pintado al temple que habitualmente utilizaban los conventos durante el siglo XV para embellecer sus artesonados. En ellas, se representaban la heráldica familiar de las hijas de reyes y nobles que acogían las monjas, cuya memoria quedaba perpetuada intra muros en agradecimiento por las aportaciones económicas que realizaban los nobles benefactores. Al parecer, la robada es una pequeña tablilla de 22 centímetros por 26,5 con el escudo cuartelado de castillos y leones de la infanta abadesa Isabel, que muere sobre 1420, y pertenece al convento de Santa Clara la Real. La del yugo y las flechas pertenece a la colección Sánchez- Cabezudo, de Malpica de Tajo (Toledo) Shepherd, Vinent y Stokkmo, ayer en la sede madrileña de CEDRO acceso a la cultura, pero no a costa de los creadores, a los que hay que retribuir por su trabajo porque, entre otras cosas, tienen que comer Más inquietud causa la posibilidad de que en España se exima a universidades y centros educativos de pagar los derechos de autor por copiar fragmentos de obras que no sean libros de texto, aunque, al parecer, no se podrían confeccionar dossieres de lectura para los alumnos; también se pretendería eximir la digitalización de obras en las bibliotecas educativas. Éstas serían dos excepciones a la ley de propiedad intelectual y CEDRO está absolutamente en contra- -afirmó Vinent- Claro que en otras naciones se pueden hacer estas cosas, pero remuneran al autor Por su parte, Shepherd y Estokkmo no comprenden cómo en España, que DANIEL G. LÓPEZ El autor tiene que comer Nos parece importante- -afirman los directivos- -la remuneración al autor de obras de todo tipo en las bibliotecas. Es necesario garantizar el es una de las grandes potencias editoriales del mundo, no se quiera retribuir a los autores por la utilización de sus obras en los centros educativos. Se davalúa la cultura y además se dificulta la defensa del derecho de autor en otros países que no son productores Otras naciones han articulado ya normativas: Los estudiantes escandinavos pagan las fotocopias. La situación es distinta en Alemania y Bélgica, donde los centros satisfacen unas tarifas que se estipulan por ley; en Francia, éstos pagan una licencia; y en Gran Bretaña, un canon establecido a partir del número de alumnos. Como se ve, en la inmensa mayoría son las Administraciones quienes se hace cargo. La educación la financia el Estado, no el autor, a quien se debe compensar económicamente por el uso que se hace de su trabajo concluyen. Pamuk reivindica la novela como su patria europea en el Premio de la Paz RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL FRÁNCFORT. La novela es una de las aportaciones características de Europa. La novela es mi vida y me explico en ella. Ergo: yo soy europeo El discurso de Orhan Pamuk en la iglesia de San Pablo proporcionó un par de silogismos de este corte, más oriental que cartesiano, que rebajaron el tono de otras perlas: Si me despierto convertido en cucaracha no me interesaría por la entomología: querría ser Kafka o su descripción del exceso de orgullo patrio como tapadera de vergüenzas y, así, de una vida en paz. El escritor estambolí, sobre el que pesa juicio por difamación de la patria turca, dijo en la recepción del Premio de la Paz de los libreros alemanes que la novela sería el arte transformar las propias historias que anidan en el fondo de uno, en ese alter que susurra como los diablillos de Dostoievski, en vida de alguien con otro nombre y lugar e intentó explicar quién es ese otro al que necesitamos imaginar y nos da acceso a verdades ocultas de la familia o de la patria. Por eso aún se queman libros y se persigue a novelistas pues recuerdan no sólo las alegrías y orgullos, también las vulnerabilidades Ese otro es una criatura que aborda los odios, miedos y ansiedades primitivas, que son las emociones que inflaman nuestra imaginación y nos dan el poder de escribir Tras cada gran novela habría un autor cuyo mayor placer es entrar en el cuerpo de otro o de dos: Crusoe y el esclavo, don Quijote y Sancho, Tolstoi lo hace con Karenina, que a su vez sabe lo que Flaubert ha hecho al través de Bovary. Pamuk relacionó el miedo al otro interior y el otro exterior y, tal como no habría un Sur de Faulkner sin negros, no podría haber una obra realmente turca sin kurdos, ni una novelística alemana o europea actual que ignore a sus nuevas gentes: los inmigrantes. El autor de La vida nueva y Me llamo Rojo reconoció que su imaginario europeo fue creado por Mann, Kafka y Tolstoi, y comparó la conflictiva identidad de los desesperados rusos de Dostoievski que aman y desprecian a la vez Occidente con la propia y de la Turquía actual. Redujo las tensiones este- oeste a la cuestión entre riqueza y pobreza, pero también entre nacionalismo y paz. Europa es una cuestión muy delicada para un turco dijo, lamentando que la utilización política en la UE habría producido el más crudo brote de nacionalismo y rencor en Turquía y agregando que el mayor beneficio que obtendría la UE de Turquía sería la paz y seguridad que producirá el deseo de un país musulmán de unirse a Europa