Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Madrid LUNES 24 10 2005 ABC SE DICE SE COMENTA AGUIRRE EN CARABANCHEL Cuando quedan muy pocos días para que se cumplan dos años de la victoria electoral del PP en la Comunidad, Esperanza Aguirre se ha reunido con más de 200 cargos públicos de su partido y siete consejeros del Gobierno autonómico en el distrito de Carabanchel, uno de los lugares donde los populares esperan crecer. Aguirre animó a los suyos a transmitir los valores y mensajes del PP con sensatez y sentido común para que se acerquen más ciudadanos al partido. La presidenta, además, instó a todos a coger el pico y la pala y echarse a la calle. MADRID AL DÍA OPERACIÓN BENEMÉRITA PANDEMIA LUIS PRADOS DE LA PLAZA Son cuatro los nombres- -y los hombres- -propuestos para relevar al coronel José Navarro en la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid. Y hay uno que suena con más fuerza sobre el resto: Domingo Aguilera, quien ascendió al rango recientemente y acaba de abandonar su último destino, Melilla, donde ha dado elocuentes muestras de su capacidad para bregar con las situaciones más espinosas. Es un rumor... pero cada vez más insistente reconocen en los altos vuelos del Instituo Armado. La quiniela se resolverá muy pronto. C LA OPINIÓN DEL LECTOR Pueden dirigir sus cartas a esta sección: Correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Fax: 917 424 104. Correo electrónico: madrid abc. es Palacio de Hielo Este centro comercial y de ocio, porque poco tiene de pista de hielo, recibió ya bastantes críticas en su apertura. Ahora, pasado el tiempo, se evidencia no sólo la gran mole por la que protestaron los vecinos, sino la peligrosidad de su aparcamiento. Sus salidas no deben ser las adecuadas o no es adecuado el sistema empleado. La prueba más evidente es intentar abandonar el recinto a última hora de la tarde de un viernes o un sábado. Los coches forman largas colas en las dos salidas mientras pasan y pasan los minutos sin que los vehículos se muevan. Son ratones atrapados en una ratonera. Cuando, tras aguantar un concierto de pitidos y, lo que es peor, los gases que emiten un montón de coches en marcha, consigues llegar a la superficie te encuentras ante un caos circulatorio. Lo malo es que debe ser habitual ya que proliferan los coches de policía, lo que te hace ver claramente que la situación es conocida por el Ayuntamiento. Aún así, los agentes no consiguen ni aclarar el panorama, ni dar salida a los pobres ratones que se ahogan en el interior del aparcamiento. A lo mejor se está esperando a que pase algún desastre, aunque lo mejor sería poner otro tipo de medidas para evitarlo. Luisa Meroño García CHEMA BARROSO Árboles. Se está criticando mucho la desaparición de un gran número de árboles debido a las distintas obras que se están haciendo en la ciudad. Por el contrario, poco se está hablando de las nuevas plantaciones que se realizan cuando terminan estas obras. La mejor prueba está en los enlaces de la nacional de Barcelona u O donnell donde se han plantado nuevos árboles y un gran número de arbustos. Luis María Pérez Estatua de Colón En la reforma que se propone realizar el Ayuntamiento en el eje Paseo del Prado- Recoletos, cuyo proyecto se expone a información pública en Gran Vía, 24, se contempla el traslado de la Estatua de Colón, actualmente ubicada en los Jardines del Descubrimiento, al centro mismo de la plaza de su nombre. Además de romper con ello caprichosamente, la armonía actual de los citados Jardines, que tienen un conjunto extraordinario, supone un completo despilfarro económico que no tiene justificación alguna. Pero lo más grave es que al cambiar la configuración de la Plaza de Colón se impide por completo la realización del Desfile Militar del 12 de octubre, la Fiesta Nacional de España, con sus correspondientes actos de izado de ban- dera, homenaje a los caídos, etc... presididos por los Reyes de España. Al haber hecho coincidir nuestra Fiesta Nacional con la del Descubrimiento de América, no debe cambiarse el escenario del desfile, pues no existe otro marco más idóneo en Madrid y, por tanto, proceder al traslado de la estatua, a menos que no se desee premeditadamente impedir el desfile. Se hace un llamamiento a todos los españoles para que se opongan al traslado de la estatua, enviando su disconformidad al Ayuntamiento. Florentino Carrero García Trampa en el pavimento El martes 4 de octubre por la mañana, mi mujer, caminando por la acera de la Castellana a la altura de la Plaza de Picasso, tropezó con un registro metálico que sobresale sensiblemente del suelo y, en la caída, fue a estrellar la cara contra una jardinera de cemento con superficie rugosa, lo que le ocasionó un fuerte traumatismo y que sangrara abundantemente por las heridas del rostro. Aturdida fue ayudada por varias personas, una de las cuales, con muy buen sentido y gran delicadeza, tuvo la iniciativa de llamar al Samur y al llegar su ambulancia y decidir el equipo técnico que la atendía que debía ser trasladada a La Paz, se encargó de telefonear a la familia. A esta persona damos mil gracias por su bondad y buen hacer. ¡Cuanto sentimos no saber su identidad y poder hacerlo personalmente ¡Ella, el Samur y urgencias de La Paz resolvieron el percance tan acertadamente que ahora podemos recordarlo con agradecimiento y admiración. José Javier Nicolás Isasa uando al personal se le queda bailando un vocablo, entre ceja y ceja, ya podemos prepararnos para su repetición hasta en la sopa... ¿Qué le parece a usted la pandemia que se nos viene encima? La gente de tropa, en principio, no siente necesidad de verse obligada a dar su parecer, pero se ha despertado tanta atención conversadora, con la pandemia por delante, que no resulta posible evadirse de los flecos que exige la actualidad... ¿A qué pandemia se refiere usted, mayormente? Y ahí es donde el interlocutor se echa las manos a la cabeza, ¡hombre de Dios! no está usted al día de los problemas de la sociedad, de las grandes preocupaciones de todo el mundo. Pasó algo parecido no hace mucho tiempo con la palabra talante, que casi se gastó del uso excesivo, viniera o no viniera a cuento. De modo que en estas últimas semanas se viene ofreciendo a los lectores y oyentes una mano de conocimientos básicos sobre la posible pandemia que, aunque no sea segura su visita, sirve para mantener vivas las atenciones ciudadanas y ayudan a olvidar otras menos interesantes, sin duda. Mientras se discute la marcha de la pandemia no se habla de otros asuntos que los interesados prefieren considerarlos (en un momento dado) mucho menos actuales, o sea, por debajo de la línea oportunista que conviene al encuentro de modas y propagandas. Así que cualquier experto que se precie no debe conformarse con la referencia a las epidemias corrientes de gripe, las de toda la vida, cuanto más si las vacunas escasean y el otoño se mete en harina. La enfermedad que se propaga durante algún tiempo por un país ¡se lo aprenda usted de una vez, caramba! no es lo mismo que la reunión del pueblo que, en medicina y en sentido figurado, ha dado en llamarse enfermedad epidémica que se extiende a muchos países. De ahí que, igualmente en sentido figurado, pudiera decirse que vamos atravesando una especie de pandemia de obras urbanas en Madrid, unas cabalgando encima de las otras; que sufrimos una verdadera pandemia de calles cortadas al tráfico rodado y otra pandemia más de talas de árboles al paso. Incluso, hasta tenemos la impresión madrileña de estar viviendo en un pandemónium (por seguir con las raíces griegas) que si no se trata de la capital del reino infernal, se está conformando día a día con la acepción coloquial de lugar en que hay mucho ruido y confusión (Véase el río de agua derrochada por la calle de Alcalá, sin nardos ni la falda almidoná siquiera)