Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 LUNES 24 10 2005 ABC Madrid Miles de personas acuden a la Zarzuela en la reanudación de las carreras de caballos Tras nueve años de inactividad, el hipódromo madrileño recobró su antiguo esplendor b Numerosas familias acudieron con sus hijos al emblemático recinto deportivo en su primer día de actividad, tras la remodelación de que ha sido objeto M. ASENJO MADRID. El Hipódromo de la Zarzuela recobró ayer todo su esplendor, tras cerca de nueve años de inactividad. Más de 5.000 personas se dieron cita en el recinto para presenciar la primera jornada de la temporada de otoño, que se desarrollará a lo largo de diez domingos consecutivos. Las lluvias de los últimos días dejaron paso a una mañana agradable en la que las nubes apenas asomaron al recinto deportivo. Los más veteranos recordaban con cierta nostalgia tiempos pasados en los que jockeys como Claudio Carudel, Ceferino Carrasco, Victoriano Jiménez o Román Martín, entre otros muchos, hacían vibrar a la multitud como ayer lo hicieron las nuevas generaciones en seis apasionantes carreras, una más de las habituales por tratarse de un día de estreno. Caballos como Todo Azul, Maspalomas o Chacal fueron protagonistas también de los recuerdos de quienes apostaban en esa época inolvidable del hipódromo que, por esas cosas de la historia, vivió su última temporada de competición en 1996, aunque en diciembre de 1997 todavía acogió una carrera. Precisamente ayer, uno de los lugares más concurridos por los espectadores antes de cada carrera eran las casetas de apuestas. Entre los más jóvenes, un chico explicaba ilusionado su experiencia al poder jugar y la posibilidad de hacerlo desde un euro. Ayer, Carudel y Ceferino Carrasco debieron vivir emociones encontradas pero, en cualquier caso, felices porque su hipódromo recobraba la vitalidad perdida en esos largos años cerrado ya que serán testigos directos de la nueva etapa. Claudio Caruel dirigirá la escuela de oficios que se ha creado para formar a los futuros jockeys y amazonas, así como herradores, guarnicioneros y mozos. Ceferino Carrasco es jefe de pista del hipódromo. Junto a los viejos aficionados, los niños correteaban por el césped y se iniciaban en los secretos de un deporte competitivo y emocionante. Fueron innumerables las familias que acudieron a las instalaciones de la Cuesta de las Perdices para difrutar de una mañana de otoño que sería el preludio de otras muchas, porque la afición se hereda. La fiesta como la denominaron muchos de los asistentes, fue también motivo de reencuentro para mu- Los aficionados, con sus prismáticos, no pierden detalle de las carreras en una imagen añorado desde hace años FOTOS: DANIEL G. LÓPEZ