Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
98 Deportes TENIS MASTERS SERIES DE MADRID DOMINGO 23 10 2005 ABC Ljubicic, uno de los pocos tenistas que han ganado a Nadal este año Le derrotó en cuartos de Doha, aunque luego el de Manacor se vengó en Miami D. P. MADRID. Esta tarde (15.30) Ivan Ljubicic, que se deshizo del finalista del año pasado, el argentino David Nalbandian en tres sets, y Rafael Nadal buscarán desempatar en sus duelos particulares. El croata y el español sólo se han enfrentado en dos ocasiones, ambas este mismo año. Y están empatados un triunfo. Ivan el terrible que ya acumula 16 victorias consecutivas (se impuso en Metz y Viena) es por tanto uno de los pocos tenistas que han podido con Nadal esta temporada. Es más, el croata fue el primero en lograrlo pues se impuso al mallorquín en el primer torneo del año que disputaba. Fue en los cuartos de final de Doha y con el siguiente resultado 6- 2, 6- 7 (3) y 6- 3. Es difícil que alguien se imponga dos veces al mallorquín. Su cerebro es una computadora. Almacena hasta el último detalle de cada uno de sus rivales, sobre todo de los que le vencen, y la siguiente ocasión en que se mide a ellos se puede apostar por que habrá venganza. Esta llegó tres meses después, en el Masters Series de Miami, también en pista dura al aire libre como en la oportunidad anterior. Fue en octavos y de nuevo el choque se decidió en tres sets: 6- 4, 6- 7 (5) y 6- 3. La igualdad quedará rota esta tarde. A favor de Nadal, al margen de su clase y su garra, un público entregado. Otro aspecto que habitualmente pesaría en el haber del manacorí es que la final sea a cinco sets. En consecuencia, más tiempo para desgastar a su rival, aunque el estado de su rodilla podría traicionarle. Ljubicic, por su parte, cuenta con el momento dulce que atraviesa y la experiencia acumulada. No se asustará por tener 9.843 espectadores en contra. Este año derrotó a Roddick en la Copa Davis ante 20.000 aficionados. Además, pesará la necesidad que tiene de sumar puntos para conseguir entrar en el Masters de Shangai. Por cierto que ayer Hewitt se unió a Federer, Nadal, Roddick y Safin en la lista de clasificados. Ljubicic, duodécimo de la Carrera, ya tiene 346 puntos asegurados y si gana se colocará con 376 y será octavo en el ranking, a sólo 17 puntos de quitarle el billete a Davydenko. Ljubicic, el rival de Nadal en la final de esta tarde AP Rafael Nadal es el jugador que más partidos ha ganado este año. Ya lleva 78 victorias por 77 de Federer, pero también es uno de los que más torneos disputa En defensa de las recogepelotas Saltaron como si les hubieran tocado a sus hermanas. El público abroncó a Ivan Ljubicic cuando se atrevió a regañar a una de las recogepelotas. El pobre croata se quedó estupefacto. Luego tras el partido, con bastante sentido del humor, explicó el episodio: Era un momento muy caliente del partido. Había un punto de break en juego y estaba con los nervios a flor de piel. Yo sacaba y cuando me giro para pedir las bolas, tenía a una de las recogepelotas casi encima. Me tira la pelota y por poco no me la trago. Y claro me he protegido y le he dicho que se separara y que se colocara bien, que no podía estar tan pegada a mí. Ella se ha ido corriendo a ver al Juez de silla. No sé lo que le habrá dicho, pero el público ha empezado a gritarme y a silbarme. La verdad es que no entendía nada Una de dos o los aficionados realmente se han encariñado de verdad con las chicas Hugo Boss y no están dispuestos a que nadie las moleste, o es que para entonces empezaba a ser evidente que el rival de Nadal iba a ser Ljucibic e interesaba empezar a explicarle lo que se iba a encontrar en la final. Aprender a descansar TEXTO D. PÉREZ MADRID. A Rafael Nadal le pierde la pasión por jugar. La felicidad para él se resume en estar en una pista de tenis. Por eso es muy difícil retenerle, aunque sea el segundo top- ten que más torneos ha disputado: 23. Sólo le supera Davydenko (27) pero además el mallorquín ha disputados bastantes torneos de dobles. Ayer se convirtió en el jugador con más victorias de la temporada en individuales: 78 por 10 derrotas. Ochenta y ocho encuentros disputados, 117 si se añaden los de dobles. Una auténtica barbaridad. Sobre todo si se compara con los números de Roger Federer: 16 torneos, 77 triunfos, tres partidos perdidos, incluyendo la modalidad de parejas un total de 88. La diferencia resulta notable. Con Rafa ocurre que sólo consiguen frenarle y hacerle descansar cuando se encuentra realmente vacío. Lo malo que es casi nunca tiene esa sensación. Acabó Roland Garros y en lugar de buscar reposo inmediato se fue a Halle. Conclusión: tuvo una pobre actuación en Wimbledon (segunda ronda) Ganó en Montreal y en lugar de regresar a descansar a Mallorca se des- plazó a Cincinatti. Consecuencia: completó un pésimo US Open. Los ejemplos inversos son ilustrativos. Descansó tras la temporada suramericana (campeón en Brasil y México) y alcanzó a la final de Miami (tuvo a Federer en el bolsillo) Recuperó fuerzas después de los títulos de Montecarlo, Godó y Roma descartando Hamburgo y venció en París. Cerró la eliminatoria de la Copa Davis en Nápoles al borde de la extenuación pues venía de ganar en Pekín, se otorgó tres semanas para cargar baterías y alcanza la final de Madrid, un nuevo hito en su carrera en la que jamás había hecho nada interesante en pista cubierta. Nadal habla mucho de las ganas que tenía de lograr algo grande en este Masters Series, pero se olvida de que las otras veces en que se presentó en la capital reventado de cansancio. A los 19 años se pueden derrochar todas las fuerzas que se deseen, pero también hay que empezar a aprender a administrarlas. Sobre todo cuando su juego se basa tanto en el físico. Nadal, acabada la temporada, debe reflexionar sobre la cuestión.