Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 23 10 2005 95 Caprabo negocia con Cepsa la venta de su red de cuarenta estaciones de servicio Se fijará un tope de renta y patrimonio para la dependencia ¿Cómo van las negociaciones para la futura Ley de Dependencia? -Nos gustaría que se produjera pronto un consenso con los interlocutores sociales y las comunidades. Es una nueva prestación social, pero no significa que va a ser gratuita, porque no se puede. Los ciudadanos van a tener que aportar según su capacidad, y el resto lo pondrán el Estado y las comunidades. ¿De qué forma harán esas aportaciones los ciudadanos? -Con su renta y su patrimonio. Se establecerá un tope, depende de lo que decidamos en la negociación, pero previsiblemente se fijará un porcentaje de la renta y en cuanto al patrimonio estamos estudiando crear alguna fórmula como la denominada hipoteca inversa según el valor del piso. Esto ocurrirá con los dependientes mayores. En el caso de los discapacitados jóvenes se diseñarán sistemas distintos para que el sistema les asista y no paguen. ¿Para cuándo está previsto que esté preparada la Ley? -Esperamos que a finales de este mismo ejercicio entre en el Parlamento para su debate. Jesús Caldera, en un momento de la entrevista concedida a ABC -Entonces, el contrato ordinario (45 días) es un contrato a extinguir- -No, porque se mantiene y hasta ahora está bonificado. Se extiende el de 33 días, porque es el que mejor resultado ha dado. Pero una empresa puede fidelizar a sus trabajadores con un contrato ordinario. Y además, en el documento se propone que pasado un tiempo (se tiene que determinar) no haya conversiones de temporales a indefinidos. Con ello se promueve que se contratedirectamente en indefinidos. Y para ello incluso proponemos que se rebajen las cotizaciones, porque es bueno para el trabajador y para la empresa, que mejorará su producción. Y se proponen planes de igualdad, y el permiso de paternidad y un programa de intensificación de la inspección. -Ante las criticas de los agentes sociales, ¿cree posible el acuerdo? -Apuesto firmemente por el acuerdo. Es responsabilidad de todos agotar hasta el último minuto las posibilidades del acuerdo. Sería muy difícil explicar a la sociedad que es imposible encontrar un punto de encuentro que permita reducir la temporalidad injustificada. Soy moderadamente optimista; no es fácil, las posiciones están muy distantes, pero creo que en mes y medio, dos meses tras un debate intenso espero que alcancemos un acuerdo. ¿Y si no se alcanza? -Hay que apostar siempre, siempre, por el acuerdo. Si no se alcanza discutiremos con ellos qué hacemos, pero a la sociedad le tenemos que dar una solución. El documento está abierto para discutir. Mi única apuesta es por el diálogo. Es un acuerdo para la sociedad, no es para ningún Gobierno. -La principal crítica de la CEOE es el intervencionismo y rigidez que se quiere introducir- -Cada uno defiende sus posiciones, pero no creo que la propuesta que hacemos sea intervencionista. En absolu- to. Se les da la posibilidad de utilizar un contrato indefinido con menores costes de rescisión; se propone estudiar las facultades de revisión jurisdiccional en los despidos por causas objetivas para dar más seguridad en los procedimientos; se rebajan cotizaciones y los costes laborales. Y se pone fin a prácticas abusivas, como el encadenamiento de contratos y al abuso de los contratos por obra y servicio por parte de las subcontratas. Y además en las pymes de hasta 50 trabajadores se garantiza el salario y la indemnización a los trabajadores. -Y los sindicatos critican la pérdida de derechos de los trabajadores y que es la reforma del despido- -Tampoco comparto ese criterio. Las medidas más importantes suponen un recorte del uso legal de las figuras de contratación temporal y no se desprotege a ningún trabajador. Y el que no tiene empleo o tiene empleo temporal, se le ofrece empleo estable con más protección. A ninguno se les disminuyen sus derechos; se les aumentan. No es la reforma del despido, porque aquí no se le va a reducir a nadie ningún derecho y el que no tiene control sobre su despido, tendrá derechos e indemnización. ¿Es tan caro el despido en España? -El problema no está en el coste del despido. La propuesta no supone abaratarlo. El problema está en la seguridad, en la flexibilidad y en que la norma no aumente los problemas para contratar de forma indefinida. Ese es el corazón del problema, porque no se despide en abundancia, hay unos 400.000 anuales y más de la mitad son pactados. Es un problema de la temporalidad, que es donde hay despido libre. Cinco millones y medio de jóvenes están sometidos al despido libre. -Toda reforma tiene su coste, ¿cuál sería el de ésta? -Depende de hasta dónde quieran llegar los interlocutores. En estos momentos la Seguridad Social tiene una buena situación y el aumento de la ocupación puede llevar a absorber la rebaja de las cotizaciones. Nuestro cálculo estaría entre los 500 y 1.000 millones anuales más. No es nada extraordinario, pero si se consigue 300.000 ó 400.000 empleos más indefinidos cada año, en cinco o seis años como máximo habríamos solucionado el problema, y sería un dinero muy bien invertido.