Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
68 Sociedad DOMINGO 23 10 2005 ABC El Sínodo pide a los políticos que promuevan leyes inicuas que no se acerquen a recibir la comunión Encarga a los obispos valorar cada situación local teniendo en cuenta los motivos b Los divorciados vueltos a casar no serán finalmente admitidos a la comunión y los tribunales eclesiásticos agililizarán los procesos de nulidad matrimonial JUAN VICENTE BOO. CORRESPONSAL ROMA. El Sínodo de Obispos de 118 países del mundo concluyó ayer advirtiendo a los políticos y legisladores católicos de la grave responsabilidad social que supone proponer y apoyar leyes inicuas Quienes promuevan leyes contra el bien integral de la persona, contra la justicia o contra la ley natural pierden la coherencia eucarística entre vida pública y privada, y no deben acercarse a recibir la comunión. Las leyes inicuas son las que favorecen la muerte de no nacidos, la muerte de adultos por guerras injustas, la muerte de ancianos por eutanasia, o las que atenten directamente contra la ley natural. En todo caso, los obispos locales deben valorar cada situación, teniendo en cuenta los motivos y la oportunidad. El documento sólo indica que los obispos deben practicar la fortaleza y la prudencia al aplicar estas directrices, teniendo en cuenta las situaciones locales concretas El primer Sínodo de Obispos de Benedicto XVI, iniciado el 2 de octubre, se cierra hoy con su primera ceremonia de canonización. Entre los cinco nuevos santos figura el abogado y jesuíta chileno Alberto Hurtado (1901- 1952) quien vivió en España desde 1927 hasta 1931, cuando el Gobierno ordenó la expulsión de los jesuitas. El Papa durante la inauguración del Sínodo, el pasado 2 de octubre, en la basílica de San Pedro las intervenciones han tenido un carácter más pastoral- -centrado en problemas de las comunidades cristianas en todo el mundo- -que teológico, pues no se trataba de un foro científico. Aún así, el teólogo australiano Francis Moloney, que participó como experto, aseguró que no hay que preocuparse, pues el Papa se encargará de darle nivel teológico. Su documento será, con toda probabilidad, profundamente bíblico y patrístico, de una calidad muy superior a nuestros debates. Y, al mismo tiempo, muy sensible a las cuestiones pastorales urgentes Uno de los problemas más estudiados fue el de los divorciados vueltos a casar. La propuesta número 40 recuerda que no pueden ser admitidos a la comunión, ya que se encuentran en objetivo contraste con la Palabra del Señor, que devolvió al matrimonio su valor original de indisolubilidad Pero subraya que pertenecen a la Iglesia, que les acoge y les sigue con especial AFP Los obispos aprobaron 50 propuestas que publicaron ayer rompiendo la tradición del secreto atención para que cultiven un estilo cristiano de vida a través de la participación en la Misa aún sin recibir la Comunión, la escucha de la Palabra de Dios, la adoración Eucarística, la plegaria, la participación en la vida de la comunidad, el diálogo confiado con un sacerdote o director espiritual, las obras de caridad, de penitencia, y el empeño en la educación de los hijos El texto añade que en el caso de que no se reconozca la nulidad del vínculo matrimonial y se den situaciones objetivas que hagan la convivencia irreversible, la Iglesia les anima a vivir su relación según las exigencias de la ley de Dios, transformándola en una amistad leal y solidaria Si ambos cónyuges deciden prescindir de la actividad sexual propia del matrimonio, podrán volver de nuevo a la mesa eucarística Nulidades matrimoniales Pero la novedad viene en el párrafo siguiente, pues el Sínodo solicita que se hagan todos los esfuerzos posibles para asegurar el carácter pastoral, la disponibilidad y la rápida actividad de los tribunales eclesiásticos en las causas de nulidad matrimonial Pide también todos los esfuerzos para profundizar más en los elementos esenciales para la validez del matrimonio, teniendo en cuenta los problemas que nacen del contexto de profunda transformación antropológica en nuestro tiempo, que puede condicionar a los fieles En otras palabras, sugiere a los tribunales la posibilidad de declarar nulos algunos matrimonios celebrados en la Iglesia y ante el sacerdote por respeto a costum- Medio centenar de propuestas Las 50 propuestas elaboradas a lo largo de tres semanas por los padres sinodales fueron hechas públicas ayer rompiendo la práctica de mantenerlas en secreto para dar mayor libertad al Papa en la redacción del documento del Magisterio. En la línea de debate abierto, que tanto ha gustado a los 350 participantes en este Sínodo, Benedicto XVI ordenó publicarlas, pues el hecho de que sean conocidas no le inhibirá en absoluto cuando escriba su propio documento sobre la Eucaristía. Por la naturaleza misma del Sínodo, Las propuestas de los obispos Laicos Los fieles cristianos deben comprender mejor la relación entre Eucaristía y vida cotidiana. Animamos a los fieles laicos a elevar el sentido de la Eucaristía en su propia vida y a sentir hambre de Dios. Pedimos a los teólogos laicos que manifiesten su vida cotidiana con espíritu eucarístico. Invitamos a las familias a sacar vida de la Eucaristía, transformando el medio social a través del testimonio de su vida Justicia El sacrificio de Cristo es un misterio de liberación, y lleva a transformar las estructuras injustas para restablecer la dignidad del hombre, creado a imagen y semejanza de Dios. Lleva a cuestionar la globalización que, con frecuencia, aumenta la distancia entre países ricos y pobres. A denunciar las potencias económicas que dilapidan las riquezas de la tierra, y a esforzarse por la paz en un mundo de violencias y guerras Homilías La mejor catequesis sobre la Eucaristía es la Eucaristía bien celebrada. Por eso se pide a los ministros ordenados que consideren esta celebración como su principal deber. En particular, deben preparar adecuadamente la homilía, a través de un conocimiento adecuado de la Sagrada Escritura. La homilía debe situar la Palabra de Dios, proclamada en las lecturas, en estrecha relación con el sacramento y la vida de la comunidad Confesión El amor a la Eucaristía lleva a apreciar siempre más el sacramento de la Reconciliación. La Eucaristía requiere el estado de gracia. Es importante que el obispo promueva en su diócesis una decidida recuperación de la pedagogía de la conversión, que nace de la Eucaristía, y favorezca la confesión individual frecuente. Los sacerdotes, a su vez, deben dedicarse generosamente a administrar el sacramento de la Penitencia