Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 23 10 2005 67 Sociedad Un día en la vida de un fumador a partir del 1 de enero de 2006, con la entrada en vigor de la Ley del Tabaco China dice que no ocultará casos como con el SARS Buena parte de la preocupación mundial está en China. Hace dos años su forma de gestionar la crisis del SARS (Síndrome Respiratorio Agudo y Grave) contribuyó a la expansión de la enfermedad. Durante meses, las autoridades chinas ocultaron el verdadero alcance de la infección y el virus siguió avanzando. Al final murieron 800 personas en las zonas afectadas. Ahora se teme que ocurra lo mismo con la gripe aviar que ya está en el gigante asiático. Ayer las autoridades chinas aseguraron que cerrarán sus fronteras si detectan contagios entre personas. Salvar vidas será la máxima prioridad, aunque suponga un freno para la economía virtió que aún tendrán que esperar para saber si se trata de la variedad H 5 N 1, que ya se ha cobrado 60 vidas en Asia. Sin embargo, los ciudadanos ya se han lanzado a las farmacias a por antivirales, informa Carmen Villar Mir. Rusia sigue sin poder controlar la expansión de la infección. Ayer se confirmó un nuevo brote en los Urales, la frontera natural entre Europa y Asia. Desde julio se han producido 50 brotes en seis regiones rusas, aunque existen sospechas de 90 focos. Uno de los que más preocupan es el declarado en la provincia de Moscú, donde se ha decretado la alerta veterinaria después de que el miércoles se detectara un foco en Tula, a 200 kilómetros de la capital. Técnicos croatas colocan carteles de advertencia en un lago de Zagreb tras detectarse un primer foco de gripe en el país EPA El Reino Unido sigue en estado de alerta, mientras en los Urales aparece un nuevo foco de gripe aviar Gran Bretaña espera los análisis del loro afectado que llegó de Surinam EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL b Las autoridades británicas han pedido a la Comisión Europea que prohíba la importación de todas las aves salvajes vivas para proteger al continente LONDRES. El Reino Unido mantiene su calificación de libre de gripe aviar mientras se determina el tipo concreto de gripe que causó esta semana la muerte de un loro procedente del país suramericano de Surinam. De momento, se sabe que el ave era portadora de un virus de la gripe aviar, aunque se desconoce aún si se trata de la variante que ha causado 60 muertes en Asia y se extiende por Turquía, Rusia, Rumanía y, probablemente, Croacia. El loro estaba custodiado en cuarentena junto con otros 148 pájaros procedentes de Suramérica, llegados todos el 16 de septiembre, y 216 traídos de Taiwán. Todas las aves han sido sacrificadas para realizar análisis y se ha suministrado antivirales a todas las personas relacionadas con el caso, como precaución. La jefe de los servicios veterinarios del Reino Unido, Debby Reynolds, ha recordado que incidentes de este tipo se han descubierto en el pasado, pero siempre se han producido en aves en cuarentena, lo que demuestra la eficacia de este sistema de protección en el país Además de determinar el tipo concreto de virus que ha causado la muerte del loro, las autoridades están rastreando el itinerario seguido por el ave. El Ministerio de Recursos Naturales de Surinam asegura que todos los animales son sometidos a un examen veterinario antes de salir del país. Pese a estos mensajes tranquilizadores, el Gobierno británico ya ha pedido a la Comisión Europea que prohíba la importación de aves salvajes vivas para proteger al continente. España descarta casos en Ceuta En Croacia se sacrificarán unas 10.000 aves en los próximos días ya que los análisis han confirmado que los cisnes encontrados muertos estaban infectados del virus H 5 N 1. En España el Ministerio de Agricultura ha descartado que la gripe aviar sea responsable de las muertes de aves que han aparecido en Ceuta, una zona de paso migratorio hacia África. Ayer el Gobierno puso en marcha (www. gripeaviar. es) para aclarar dudas. Suecia confirma el primer caso Las alarmas también saltaron ayer en Suecia, tras aparecer varias docenas de patos muertos en un lago a 200 kilómetros de Estocolmo. El Instituto Veterinario sueco confirmó ayer los test realizados a cuatro de estas aves, pero ad-