Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 Internacional DOMINGO 23 10 2005 ABC Un ex futbolista y una economista luchan en Liberia por la Presidencia EFE DAKAR. Una segunda vuelta en las elecciones de Liberia acaba de ser confirmada entre el ex astro de fútbol George Weah y la economista Ellen Johnson- Sirleaf, los dos candidatos más votados en los comicios del pasado día 11, según los resultados provisionales divulgados a última hora del viernes por la Comisión Nacional Electoral (CNE) Weah, que en la primera ronda obtuvo un 28,3 por ciento de los sufragios emitidos en los 3.070 colegios habilitados en todo el país, y Johnson- Sirleaf que fue votada por el 19,8 por ciento de los electores, se enfrentarán de nuevo el próximo 8 de noviembre. El ex presidente del Senado, Richard Brumskine logró por su parte un 13,9 por ciento de los votos, según los datos divulgados por la presidenta de la CNE liberiana, Frances Johnson- Morris. Según la Comisión Electoral, un 74,9 por ciento de los 1,3 millones de electores acudieron a las urnas en las elecciones generales de Liberia, última etapa de la transición abierta en 2003 con la salida del país del entonces presidente Charles Taylor, exiliado en Nigeria. Además de elegir presidente, los liberianos votaron para renovar los 30 miembros del Senado y los 64 de la Cámara de Diputados. Los observadores internacionales que supervisaron la primera vuelta han coincidido en alabar el buen desarrollo de los comicios, a los que calificaron de libres, transparentes y bien gestionados No obstante, Johnson- Morris reveló en una conferencia de prensa que ha recibido amenazas de muerte en su teléfono móvil. La batalla en torno al poder absoluto de Kirchner, trasfondo de las legislativas Hoy se renueva la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio del Senado b El futuro inmediato del Partido Justicialista depende de la diferencia de puntos entre Cristina Fernández de Kirchner y Chiche González de Duhalde CARMEN DE CARLOS. CORRESPONSAL BUENOS AIRES. La mitad del Congreso de Diputados, equivalente a 127 escaños y un tercio de la Cámara Alta, igual a 24 senadores, tienen sus horas contadas. Las elecciones legislativas de hoy en Argentina ponen fin a sus mandatos. La renovación de los legisladores tiene de telón de fondo la lucha por el poder absoluto de Néstor Kirchner, en el país y en el peronismo. Las estrellas de la contienda, virtualmente presidida por Kirchner a pesar de no presentarse a nada, son su mujer, Cristina Fernández e Hilda Chiche González, esposa del anterior presidente, Eduardo Duhalde. Ambas señoras encarnan la polarización que atraviesa el peronismo, jalado hasta el límite por sus respectivos maridos. Hilda Chiche González, durante un mitin con la imagen de Evita de fondo de la que reniega pero se beneficia) Cristina acude a las urnas por el Frente para la Victoria, corriente peronista a la que recurrió su marido y con la que llegó al poder cuando de nuevo el movimiento iba dividido en las presidenciales de 2003 en tres candidaturas: Carlos Menem, Adolfo Rodríguez Saá y Néstor Kirchner. EFE Listas separadas Las candidatas acuden en listas separadas al Senado pese a pertenecer al mismo partido. Chiche como se la conoce popularmente, abraza los símbolos tradicionales del movimiento fundado por Juan Domingo Perón, incluida la imagen de Evita y sus siglas históricas, PJ (Partido Justicialista) Si no saca el 20 ó el 25 por ciento de los votos el duhaldismo está perdido advierte Graciela Römer, de la consultora Römer y Asociados. El caso de su adversaria es distinto. Senadora y primera dama (distinción Una victoria anunciada La victoria numérica de Cristina Fernández en la provincia es una crónica anunciada. Todos los sondeos le dan como mínimo diez puntos por arriba pero: la clave está en la diferencia de votos observa Roberto Backman, al frente del Ceop (Centro de Estudios de Opinión Pública) Cualquier diferencia por encima de los quince puntos deja en buen lugar a Néstor Kirchner puntualiza Römer. Los analistas con- sultados coinciden en que el volumen del triunfo es importante para relegitimar el liderazgo de Kirchner ya que no se puede olvidar que alcanzó la presidencia con un 22 por ciento y él mismo presentó esta campaña como plebiscito a su gestión En cualquier caso, el resultado en Buenos Aires, a efectos de representación en el Senado, será el mismo. Hay tres escaños en disputa, los dos primeros serán para Cristina y el tercero, como establece la Constitución, para la primera minoría, esto es, para Chiche De otro modo, el peronismo se queda con todo. No sucederá lo mismo en la elección de diputados en ese mismo territorio, donde- -afina Römer- -se celebra la madre de todas las batallas La provincia de Buenos Aires es el principal distrito electoral y aporta, además de los tres senadores, 35 diputados. Los cuatro grandes Tensión entre palestinos y colonos en Cisjordania Un palestino murió ayer tiroteado por cuatro colonos israelíes en la ciudad cisjordana de Ramala, según indicaron fuentes de seguridad y sanitarias palestinas. Desde la retirada del Ejército israelí de la Franja de Gaza, la tensión entre palestinos y colonos judíos ha crecido en Cisjordania, donde ahora el Ejército hebreo puede concentrar de modo más eficaz las tareas de protección de sus connacionales. En la imagen tomada ayer, un niño palestino se acerca para dar la mano a un soldado israelí en la ciudad cisjordana de Hebrón. EPA Le siguen la Capital Federal (ciudad de Buenos Aires) con trece legisladores y las provincias de Córdoba y Santa Fe con nueve cada una. Es decir, son los cuatro distritos clave los que decidirán si Kirchner se puede considerar el verdadero ganador de las elecciones. Pero la mayoría de los ojos están puestos en la ciudad de Buenos Aires, donde los sondeos alternan el primer puesto en la lista de diputados entre la formación del empresario de centro derecha, Mauricio Macri (Pro) y la de centro izquierda, Elisa Carrió (Ari) En tercera posición, aunque a escasa distancia, dejan al canciller Rafael Bielsa, candidato por orden de su jefe. La derrota de éste sería un golpe psicológico muy fuerte para el Gobierno aunque, si llega a ganar a Macri habrá hecho una muy buena elección y por ende, el presidente analiza Roberto Starke, de la consultora Analogías. Ajustadas las distancias entre los candidatos, Backman no descarta cualquier escenario. Es posible un vuelco. Todos los candidatos pueden terminar siendo el primero o el último