Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 DOMINGO 23 10 2005 ABC Nacional Maragall, flanqueado por su consejero de Justicia y la presidenta del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, ayer en Barcelona EFE Zapatero y Montilla acuerdan con Carod atar corto a Maragall en la fase final del Estatut El presidente de la Generalitat de Cataluña queda al margen del proceso de negociación en Madrid Ejecutivo transmitió a ERC que sólo habrá nuevo Estatuto si se ajusta a la Constitución, y los republicanos asumieron la aritmética parlamentaria GONZALO LÓPEZ ALBA MADRID. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el primer secretario del PSC, José Montilla, acordaron el viernes con el presidente de ERC, Josep Lluís Carod- Rovira, atar corto al presidente de la Generalitat de Cataluña, Pasqual Maragall, para evitar que con sus iniciativas extemporáneas introduzca más ruidos distorsionadores cuando se entra en la fase decisiva para la aprobación del nuevo Estatuto, según informaron a ABC fuentes conocedoras de lo tratado en el almuerzo que los tres primeros celebraron el viernes en el palacio de La Moncloa. La iniciativa unilateral de Maragall de remodelar su Gobierno sin contar previamente con el acuerdo de los componentes del tripartito ha sido enjuib El jefe del ciada de forma muy desfavorable tanto por los socialistas como por sus socios de ERC y de IC- EV. Sosegar el debate A juicio de todos ellos, Maragall introdujo innecesariamente y a destiempo un elemento de desestabilización que contraviene abiertamente la estrategia de sosegar los ánimos algo que Zapatero juzga necesario para que el debate en el Parlamento se atenga a las razones Además, Montilla lo ha interpretado como una deslealtad personal, tanto por haberse enterado de lo que pretendía Maragall por una llamada del secretario general de ERC, Joan Puigcercós, como porque uno de los consejeros que aquél pretende destituir es el de Industria, de la estricta confianza política del primer secretario del PSC y su interlocutor como ministro de Industria. En el marco de la estrategia acordada el viernes, Puigcercós pidió ayer a Maragall que deje de ir de emisora en emisora erosionando a su Gobierno y le emplazó a tomar ejemplo de sus consejeros, que trabajan por el país, independientemente de si su cargo se acaba hoy o al final de la legislatura Aunque fuentes gubernamentales consideran que la equivocación de Maragall, sin pretenderlo, beneficia la posición negociadora de Zapatero y Montilla al haber debilitado la del presidente de la Generalitat, el hecho objetivo es que éste ha quedado al margen del proceso de negociación en la fase final que se abre ahora. El equipo negociador designado por Zapatero lo conforman, junto a él mismo, José Montilla (partido) Alfredo Pérez Rubalcaba (grupo parlamentario) y Francisco Caamaño (Gobierno) Éste último, Secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, es un constitucionalista de la confianza personal del presidente y desde hace años mantiene una relación muy fluida con Montilla. En la reunión del viernes, a la que también asistieron Rubalcaba y Puigcercós, se marcaron las líneas generales para el proceso que se abrirá el día 2, con el debate de toma en consideración por el Pleno del Congreso de la propuesta del Parlamento catalán. Independentismo pragmático Según las fuentes consultadas, Zapatero señaló abiertamente a sus interlocutores de ERC que si queréis que haya Estatuto se tendrá que ajustar a los criterios de constitucionalidad y de interés general, y los dirigentes republicanos se mostraron predispuestos a los cambios al asumir pragmáticamente los condicionantes de la aritmética parlamentaria y que sólo con Zapatero al frente del Gobierno podrán conseguir mayores cuotas de autogobierno para Cataluña, aunque no colmen sus aspiraciones. La conversación, que se prolongó durante unas dos horas, sirvió para constatar esa predisposición y para delimitar el terreno de juego pero sin entrar en detalles ni en el articulado del texto. La actitud de los líderes de ERC ha Montilla, Rubalcaba y Caamaño ejercen la representación del PSOE, el Grupo Socialista y el Gobierno