Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 22 10 2005 99 Los sábados ENTREVISTA TENDENCIAS de DE SUBASTAS LOS PREMIOS PRÍNCIPE DE ASTURIAS TOMARON EL POSTRE DEL PASTELERO MIGUEL SIERRA LOS BRITÁNICOS, QUIÉN LO HUBIERA DICHO, SE ESTÁN PASANDO MASIVAMENTE AL CAFÉ DURÁN HA ORGANIZADO UNA GRAN SUBASTA DE ARTE POP, APTA PARA MUCHOS BOLSILLOS Las playas de Durres, en Albania, un destino exótico, por lo desconocido, para pares y nones EPA Las estadísticas dicen que en España hay más de cuatro millones de solteros en edad de gastar y viajar. De repente, las agencias de viajes y empresas de distinto perfil han descubierto ese filón. Cada día hay más ofertas, más posibilidades en un mercado tradicionalmente dominado por las familias y parejas. Los viajes para impares están de moda Maleta para uno Ung POR JUAN FRANCISCO ALONSO rupo delante de las pirámides de Gizé. O entre las columnas del Partenón. O en los puentes que cruzan el Moldava, en la inolvidable Praga. Y, en el grupo, unos cuantos viajeros solitarios, versos sueltos que comparten vacaciones con matrimonios, amigos o vecinos, que habrán pagado un suplemento por habitación individual y que a lo peor no han encontrado el am- biente de compañerismo que imaginaron. Quizá por la noche, después de la sesión de piedras y postales, al regresar a la habitación, más de uno recuerde con nostalgia las lecturas de Bécquer en el colegio: la soledad es muy hermosa... cuando se tiene alguien a quien decírselo. La soledad y los viajes organizados nunca han hecho buenas migas. Las agencias ape- nas le han guiñado el ojo a los que ahora se llaman singles o impares y los clientes se han limitado a pagar la tarifa extra, y a aceptar la compañía del correspondiente grupo. Así ha sido, pero en estos tiempos de especialización, el público ya no se conforma y exige programas específicos explica John Kester, analista de la Organización Mundial de Turismo. Y, como si todos Agencias sólo para singles y ferias con miles de visitantes engordan un negocio claramente en alza se hubieran puesto de acuerdo, a la voz de ya esas ofertas empiezan a agolparse en el escaparate: ferias, cruceros, escapadas de fin de semana, fiestas en la ciudad. Laura Racioppi se separó a los cuarenta y ocho años. A esta ciudadana suiza, vecina de Barcelona, le cambió el mundo en un suspiro. Se quedó sin (Pasa a la página siguiente)