Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 Deportes TENIS MASTERS SERIES DE MADRID SÁBADO 22 10 2005 ABC Robinho llevó a Nadal una camiseta y Nadal le dio una raqueta. Vamos, que no se han gastado un duro en los obsequios Intercambio de regalos TEXTO ROSA BELMONTE FOTOS ÁNGEL DE ANTONIO Quien tenga el móvil de Beckham, que lo devuelva. O por lo menos que pase la agenda, que nos interesa. Y mucho más que la de Paris Hilton. El inglés no llegó a tiempo de ver el partido de Nadal (o el tráfico o que pasó mucho tiempo colocándose el gorro) aunque sí pasó a saludarlo, con lo que la rueda de prensa del manacorí casi empieza el viernes. Pero ya que había ido al Madrid Arena, David se quedó a ver el encuentro entre Fernando González y Guillermo Coria. Cuando se fue se dio cuenta de que había perdido el teléfono móvil. No apareció. En cualquier caso, lo que no va a hacer cuando salga será colgárselo del cuello o del cinturón, que eso no es tendencia. Al Masters Series puede uno venir a ver tenis pero también a más cosas. Los niños que han estado animando las mañanas se entretenían en el juego de tenis virtual de Schweppes, pidiendo autógrafos tras los entrenamientos o haciéndose fotos con Goofy en el Disney Sport. Muy interesante también la pequeña exposición donde, entre otras cosas, se exhiben las raquetas de recogepelotas utilizadas en el Masters ATP de 1972 en Barcelona. Eran como cazamariposas. Y más que del 72, parecen de la época de René Lacoste. También puede uno cortarse el pelo en Jacques Dessange. La peluquería tiene un stand en la zona vip del Palacio de Cristal. Sus estilistas se encargan del arreglo de las recogepelotas pero también del público. De público con acceso a zona vip, claro. A mí no me cabe en la cabeza que se venga aquí a cortarse el pelo pero hay gente para todo. Lo cierto es que no dan abasto para atender las peticiones. Ni Alberto Ruiz Gallardón ni Esperanza Aguirre ni Mariano Rajoy, que estuvieron en el partido de Ferrer, pidieron hora. Álvarez del Manzano, tampoco. No sé si el año que viene Jacques Dessange será también la peluquería oficial del Sony Ericsson WTA Tour Championships (ponte nombre si eso) o sea, de Masters femenino, que se va a celebrar del 7 al 12 de noviembre de 2006 en el Madrid Arena. En todo caso a los recogepelotas supongo que los retocarían. Al final va a ser verdad lo de las camisetas de los modelos de Hugo Boss En el 2006 voy a ser recogepelotas Se presentó ayer el importante torneo femenino y se presentaron los recogepelotas. Dice Larry Scott, el presidente de la WTA, que buscan la equidad social. Bien está que la busquen igualando para jugadores y jugadoras el importe de los premios, pero es que dijo que lo de los recogepelotas cachas también forma parte de esa equidad social. Sí, va a ser lo mismo. A ver cómo repiten un plano como el que sale en la tele del canalillo de una de las recogepelotas. Difícil equidad. Las estrellas del deporte, como los jefes de Estado, se intercambian regalos. Robinho llevó a Nadal una camiseta y Nadal le dio una raqueta. Vamos, que no se han gastado un duro en los obsequios. Parece que Robinho no perdió el móvil. Alberto Ruiz Galladón, Mariano Rajoy y Esperanza Aguirre Robinho, Roberto Carlos y Raúl Bravo también apoyaron a Nadal Recogepelotas macizos para el Masters femenino 2006 D. P. MADRID. Ion Tiriac, el propietario del Masters Series tiene desde hace tiempo una obsesión. Quiere un minislam para Madrid. Un torneo de hombres y mujeres que se prolongue durante semana y media. El masculino ya lo tiene y, además, casi agarrado para los cinco próximos años. Le falta el de chicas, pero sobre todo un sitio para albergar semejante acontecimiento. El escenario se lo está construyendo Ruiz Gallardón, es la Caja Mágica del proyecto olímpico que colocará en la capital de España un recinto del tamaño y calidad de Roland Garros o Wimbledon, y que estará en pie, con un poco de suerte, hacia 2008, aunque el rumano mete prisa y desea en 2006 o 2007 ya esté montada la cita mixta. De hecho, el torneo femenino se encuentra en marcha y medio negociado. Para conseguirlo definitivamente hay Dan la vuelta al invento de las modelos para el torneo de maestras que se jugará en Madrid que situarse en buenas relaciones con la plana mayor de la WTA (la entidad rectora del tenis de mujeres) que es la que debe dar el visto bueno definitivo. Además, como conviene ir calentando el ambiente, Tiriac convenció a Madrid (en plena fiebre por hacerse con los Juegos de 2012) para que pujara por el Masters femenino 2006, esa competición que reúne anualmente a las ocho mejores jugadoras del mundo y a las ocho parejas más destacadas. Madrid se hizo con la puja superando a otras 14 ciudades candidatas y su elección supone que por segunda vez en la historia el Masters femenino salga de los Estados Unidos. Tendrá un presupuesto de tres millones de dólares. Lo organizará la empresa de Tiriac, Sports Promotions Inc. la misma que ha convertido el Masters Series madrileño en un éxito social: ayer se superó el récord de asistencia total al torneo y aún quedan dos llenos completos asegurados. El evento se celebrará del 7 al 12 de diciembre de 2006 en el Madrid Arena. Así se desvelaron algunas de las novedades que ofrecerá. Se confirmó, como ya adelantó ABC, que Arantxa Sánchez Vicario ejercerá de asesora de la organización. Y se comunicó que los recogepelotas, dando una vuelta de tuerca a lo que ocurre en el torneo masculino, serán unos macizos modelos. Cuatro de ellos, luciendo bíceps y gorrita, asistieron al acto de presentación a modo de promoción. La idea desde el principio fue extender la idea inicial a modelos masculinos cuando tuviésemos un torneo femenino y se ha hecho posible con la confirmación de Hugo Boss como patrocinador afirmó Manolo Santana, director del torneo. La suma del elemento de la moda al Sony Ericsson WTA Tour añade un valor importante de entretenimiento al evento más importante de la temporada del circuito que se jugará en Madrid. Nuestras jugadoras no son sólo grandes atletas sino también iconos de moda y este concepto complementa muy bien la intersección de deporte y moda concluyó Larry Scott, el presidente ejecutivo de la WTA. El único pero a todo el invento es que o mucho cambian las cosas o no habrá ni una tenista española en Madrid 2006.