Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 22 10 2005 Economía 83 Ruiz Mateos, condenado a tres años de prisión por el caso Mundo Joven El empresario jerezano recurre la sentencia que califica de injusta b La Audiencia Provincial de AYUDAS Y COMPENSACIONES a llamada Falacia del Nirvana consiste en creer que todo puede resolverse con intervención política, con leyes, regulaciones y gasto público. Es una falacia por dos razones. Una es que somos humanos, y hay cosas que no podemos resolver. Y la otra es que dicha intervención nunca tiene sólo ventajas sin coste alguno. Hemos asistido a una nueva exhibición de dicha falacia a propósito del paro del transporte. El transporte es un sector complejo, que afecta y es afectado de innumerables maneras y por innumerables personas en una madeja de intereses difíciles de apreciar e imposibles de conciliar artificialmente todos a la CARLOS vez. Esto es cierto aún RODRÍGUEZ BRAUN en la transacción más simple, que es realizada voluntariamente, pero eso no quiere decir que siempre satisfaga todos los deseos y aspiraciones de ambas partes. Mucho más cierto resulta esto cuando hablamos de vastos sectores económicos, como el transporte. Una vez que el Estado se convierte en lo que ahora es, en el más importante actor de la economía y la sociedad, se impone un complejo juego redistributivo, donde el interés de los propios políticos, legisladores y burócratas se integra (o desintegra) con el interés de los múltiples agentes privados que procuran utilizar el poder en su beneficio y a expensas de otros agentes. El resultado no coincide con ningún criterio de justicia salvo por accidente; suele venir marcado, en cambio, por la redistribución desde los grupos menos organizados (consumidores, contribuyentes) hacia los más organizados (empresarios, sindicatos, políticos) A medida que el proceso avanza florecen las contradicciones y conductas antisociales. Por ejemplo, los políticos no pueden aumentar indefinidamente el gasto público y los grupos no pueden obtener ventajas sin agredir a un amplio número de ciudadanos, y a veces sin recurrir a la violencia contra un pequeño número de ellos. No sólo los sindicatos emplean la violencia física sino también los empresarios, como se ha visto esta semana. Si el Estado las puede dar, todo el mundo pedirá ayudas y compensaciones porque los problemas son reales: el encarecimiento del gasóleo no es ficticio, aunque la realidad de que su precio se compone fundamentalmente de impuestos no siempre aparece en un primer plano. La política, que ha ocasionado casi todo el problema, difícilmente lo resuelva, y menos cuando deflagran contradicciones en su propio seno- -Estado vs. CC. AA. -Para complicar aún más las cosas resulta que, como dijo John Stuart Mill, somos dueños de nuestros actos pero no de sus consecuencias. Si la presión logra sus objetivos en un grupo, se extiende el incentivo para que presionen otros. Así, pescadores y agricultores ya están pidiendo, con razón, ayudas y compensaciones Y lo que te cobraré, morena. L Madrid lo considera autor de un delito de alzamiento de bienes y otro de insolvencia punible en la venta de la agencia ABC MADRID. La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a José María Ruiz Mateos, como autor de un delito de alzamiento de bienes y otro de insolvencia punible en la venta de la agencia de viajes Mundo Joven a la pena de tres años de prisión, inhabilitación especial del derecho de sufragio durante el tiempo de la condena y multa de doce meses con una cuota diaria de 60 euros (21.600 euros en total) informa Ep. Así lo acuerda la sección decimosexta de la Audiencia madrileña en una sentencia que también condena a Enrique Coca Autrán, Carlos Solana Contreras y Antonio Sánchez Fariñas por los mismos hechos a dos años de prisión a cada uno de ellos, inhabilitación del derecho al sufragio y multa de ocho meses con una cuota diaria de 20 euros (4.800 euros en total) La resolución jurídica declara probado que debido a la grave situación económica que atravesaba Mundo Joven sus responsables decidieron iniciar gestiones para venderla, noticia que llegó a oídos de José María Ruiz Mateos, quien ordenó a los abogados que colaboraban con él estudiar la gestión de la empresa. José María Ruiz Mateos y su abogado Marcos García Montes EFE Más de veinte años después de la expropiación vuelve la batalla judicial Más de veinte años después de la expropiación de Rumasa, el nombre del empresario jerezano José María Ruiz Mateos sigue apareciendo vinculado a asuntos judiciales, justo en el momento en que su imperio económico empieza a renacer bajo el nombre de Nueva Rumasa Esta sentencia poco tiene que ver con su imperio de entonces, ya que se trata de una operación realizada en 1998, pero sí que retrotrae a épocas pasadas, cuando el empresario se fajaba en batallas judiciales para recuperar el honor y la dignidad de lo que fue su imperio económico. Más de 200 sentencias judiciales favorables a sus intereses es el argumento esgrimido por sus fieles para justificar estas victorias judiciales parciales, con las que trata de limpiar una trayectoria empresarial, que ahora continúa en la segunda generación. Apartado prácticamente del escaparate público y de la gestión de sus empresas, que ha dejado en manos de sus hijos, el empresario vuelve con esta sentencia a una batalla judicial que parecía olvidada. Decidido a comprar De este modo, el empresario decidió comprar Mundo Joven por el precio de 600 pesetas (3,61 euros) con el objetivo de apoderarse de su activo más importante integrado por la planta comercial que constituía su sede, sita en la calle Alcalá número 22, valorada en 150.000.000 pesetas (901.518,16 euros) y sobre la que pesaba una hipoteca ante Caja Madrid por 65.000.000 pesetas (3.906. 578, 68 euros) Ruiz Mateos, quien ocultaba estar detrás de esta operación y puesto de común acuerdo con los acusados Enrique Coca Autrán, Carlos Solana Contreras y María Teresa Gómez Barroso (fallecida el 12 de febrero de 2004) comenzaron una serie de operaciones que se iniciaron el 26 de octubre de 1998 cuando María Teresa Gómez Barroso compra las 500 participaciones sociales que integraban el capital social de Dusseldorf Innovaciones, fecha en la que otorga escritura pública en virtud de la cual pasa a ser la única administradora de la sociedad señalando como domicilio so- Ruiz Mateos cree que la sentencia se enmarca dentro de una campaña de persecución cial la tercera planta de la calle Alcalá 22 de Madrid. El empresario jerezano, a través de una nota de su despacho, calificó ayer de injusta y desproporcio- nada la sentencia de la Audiencia, afirmando que jamás ha sido propietario ni directa ni indirectamente de la empresa Mundo Joven y que sólo se ofreció para ayudar a un hijo de un ex colaborador a conseguir un comprador para un inmueble Ruiz Mateos entiende que la sentencia, que ha sido recurrida, se enmarca dentro de la campaña de persecución contra él y que no existe responsabilidad civil