Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 Cultura SÁBADO 22 10 2005 ABC Tras Potter viene Grimpow de Rafael Ábalos Rafael Ábalos era un dinámico abogado de Archidona, con muchas lecturas juveniles y sueños de aventura a la vez que demasiado trabajo diario, hasta que se tropezó en un caso judicial con la literatura y esto, tras probarme a mí mismo que era capaz le ha llevado a idear Grimpow una sorpresa editorial. Lo que Harry Potter ha hecho por la lectura juvenil parece impagable para muchos autores y adolescentes pues, según confirma una encuesta de la edición juvenil, un 68 de estos últimos habrían encontrado por primera vez en el chico de J. K. Rowling la magia de leer. El relato de Grimpow (Montena) lleva también camino de convertirse en un caso excepcional, pues nunca antes se habría vendido un libro de un español desconocido a tantos países- -más de una docena- -cuando sólo lleva una semana publicado en España. Es una aventura como la que yo siempre quise tener explica Rafael Ábalos, un niño, en 1313, hace un hallazgo en los Alpes que lo aboca a un viaje iniciático, lleno de claves a desentrañar Sin embargo, no hay magia ni religión, pero sí viejos mitos com la piedra filosofal y el Ouróboros la serpiente que se muerde la cola, que significa la alquimia Para Ábalos, los niños de hoy tienen y ven de todo, pero sólo una cosa alimenta la imaginación y es la lectura, porque tienen que visualizar ellos la historia en su cabeza Los visitantes descansan donde pueden en la agotadora Feria del Libro de Fráncfort REUTERS Fráncfort obliga a Cataluña por contrato a no excluir a nadie en la feria de 2007 Los autores que no escriben en catalán tienen asegurada su presencia del mayor encuentro editorial europeo y las autoridades catalanas formalizaron la invitación para que la cultura catalana protagonice la feria en 2007 RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL FRÁNCFORT. En un día molt important per a la cultura catalana el Instituto Ramón Llull presentó ayer en Fráncfort un cultura milenaria y hasta diríamos que gloriosa cuya diversidad fue celebrada, pero quiso ser asegurada en contrato por la mayor Feria del Libro del mundo, para que no haya exclusiones, sino inclusiones La Feria de Fráncfort y las autoridades catalanas formalizaron ayer la invitación para 2007, que ofrece una plataforma internacional envidiable para la difusión de la industria cultural catalana; pero lo que debía ser día de fiesta parecía recabar también sus lamentos. Cuestiones políticas habrían forzado el nombre de cultura catalana comentó a este diario la editora de La Campana, Isabel Martí. En la feria se trata de literatura corroboraba el veterano escritor Josep Maria Espinás y la literatura es en una lengua: la catalana es en catalán; la española, en castellano Contractualmente el Llull se ha compromeb La dirección tido a la diversidad y a asegurar la inclusión de escritores que no se expresen en catalán Pero grandes autores como Benet, Marsé, Mendoza, Cercas o Zafón no serían parte de la literatura catalana según Espinás. Eduardo Mendoza dijo a este diario que ¿si no soy catalán qué soy? Esto puede ser un problema clasificatorio, pero no sentimental: Yo sé bien quién soy Iniciativa muy política El presidente del Gremi d editors de Catalunya, Josep M. Puig de la Bellacasa, admitía que la iniciativa de Cataluña como invitada era muy política Y como tal fue tomada. La consejera de Cultura adujo que tal concepto habría excluido a escritores baleares y valencianos y, en conversación con ABC, el escritor Eduardo Mendoza, invitado por el Instituto Cervantes, al comentar sobre la ironía en el Quijote, apuntó que se coja por dónde se coja persistirá el dilema terminológico. Lo importante es que se haga algo de provecho y evitar que tenga connotaciones políticas. Lo que no va a suceder Los pequeños editores en catalán creen que para algo que conseguimos, tenemos que compartirlo con autores en lengua castellana, que ya tendrían su escaparate y cuyo brillo oscurecerá a los que escriben en catalán y no son conocidos. Somos pocos, vamos a menos por más ayudas que ten- gamos, han comprado Columna, La Magrana, Planeta se lleva Ediciòns 62 lamenta Martí, explicando la desproporción. Somos una hormiga y molestamos a un elefante aduce Espinás, con 75 libros en catalán. El veterano Jaume Vallcorba, que edita en ambas lenguas en Cuaderns y Acantilado, dice negarse a entrar en diatribas: Lo que tenemos delante es una gran oportunidad, sobre todo para trabajar Puig de la Bellacasa rehúsa el pesimismo: la edición en catalán se ha multiplicado por cinco, la castellana menos Pilar Beltrán se felicita de tener un panel de escritores en Cataluña como nunca lo habíamos tenido y, como editora de 62, reconoce el interés que su editorial despierta entre las grandes: tenemos el catálogo en catalán más importante, de Saramago a Cunningham o a Pep Coll Mendoza entiende que todos tienen su razón pero también que la autocompasión es un mal endémico catalán El director de la feria, Juergen Boos, comentó que creemos que la identidad catalana ya no puede justificarse sólo con el uso del catalán en la literatura Queremos que los escritores catalanes, independientemente del idioma en que se expresen, tengan más posibilidades en el mercado y quiso concluir retomando las palabras de la propia consejera, Caterina Mieras, de nuestra riqueza es nuestra diversidad