Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 22 10 2005 Sociedad 55 Religión KIKO ARGÜELLO Iniciador del Camino Neocatecumenal La figura del Papa es providencial en estos tiempos La Iglesia necesita una fuerza profética que la ilumine en medio de una sociedad secularizada afirma Kiko Argüello. El iniciador del Camino Neocatecumenal ha participado estos días, como auditor, en el Sínodo de Obispos sobre la Eucaristía TEXTO: JESÚS BASTANTE FOTO: DANIEL G. LÓPEZ MADRID. Es el único laico español que ha participado, como auditor, en el primer Sínodo de Obispos del pontificado de Benedicto XVI. El iniciador del Camino Neocatecumenal, Kiko Argüello, habló con ABC antes de intervenir en la asamblea episcopal, ante la que ha defendido la necesidad de vivir la fe y la Eucaristía en comunidad, frente a la soledad del mundo secularizado ¿Cuál es su balance del Sínodo de Obispos? -Muy positivo. No he encontrado signos de alarmismo entre los obispos. Al contrario, se respira un buen ambiente. El mero hecho de que obispos de todo el mundo se encuentren y hablen de algo tan relevante para la vida cristiana co- mo la Eucaristía es bastante relevante. ¿Cuál es su papel en el Sínodo? -Es el cuarto en el que intervengo, siempre invitado por el Santo Padre. Intento ofrecer en mis intervenciones la experiencia del Camino Neocatecumenal, donde la Eucaristía forma parte esencial de la vida en comunidad. Después, participo en los denominados pequeños círculos junto a los cardenales Rouco, Castrillón u Obando, donde tengo voz y mis propuestas pueden llegar al Sínodo. -En estos días, se ha hablado mucho de la posibilidad de dar la comunión a los divorciados, así como de un futuro permiso para celebrar la Eucaristía en latín. ¿Qué opina de ambas propuestas? -En realidad, se ha hablado bastante poco del tema de los divorciados y de su acceso a la comunión. Respecto a la misa, según el rito tridentino, pienso que el Papa será misericordioso y permitirá que se pueda celebrar, pero no creo que la Iglesia en su conjunto quiera volver al latín, sino más bien al contrario. En todo caso, lo importante de este Sínodo es que, sin dejar de hablar de sombras y abusos en la práctica eucarística, hay un espíritu optimista entre los participantes. -Se habla de reformas en dichas celebraciones eucarísticas. ¿Qué cambios postularía Kiko Argüello? -Es importante vivir la fe en la comunidad cristiana. Uno de los grandes problemas de nuestro mundo seculari- zado es el de la gente que vive sola. La Iglesia debe promover la vida en comunidad frente a la secularización. También es importante recuperar la belleza en la Eucaristía. La Iglesia necesita de una nueva estética. -Se va a cumplir medio año de pontificado de Benedicto XVI. ¿Qué balance hace de estos meses? -Creo que la figura de Benedicto XVI es absolutamente providencial en estos tiempos, porque tiene una visión muy clara de la realidad de la Iglesia, desde su experiencia como custodio de la fe. La Iglesia necesita una fuerza profética que la ilumine y le dé ánimos para vivir en medio de una sociedad secularizada, sobre todo en Europa.