Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 Sociedad SÁBADO 22 10 2005 ABC Salud Cirugías que mejoran la vida La técnica del ganglio centinela es uno de los avances que está mejorando la calidad de vida. Este ganglio es el primer afectado cuando las células tumorales abandonan el tumor. Si se comprueba que no está invadido se puede conservar el resto de ganglios de la axila y evitar molestias y dolores en el brazo, explica Antonio Sierra, coordinador de la Unidad de Mama de Nuestra Señora de América. Mamografías más fiables Las mamografías han cambiado el pronóstico de la enfermedad. Los tumores se diagnostican en sus inicios, cuando es más fácil su curación. Además los mamógrafos digitales son más precisos y reducen el grado de radiación de los sistemas tradicionales. Esta semana se ha presentado un prototipo, desarrollado por el Centro Superior de Investigaciones Científicas, que reduce hasta 50 veces la radiación. Ser madre tras un cáncer Hoy no es imposible si la paciente es joven. Entre dos y cinco años años después de la quimio y radioterapia se puede recuperar la función ovárica y la fertilidad. Otra opción es congelar parte de sus ovarios antes del tratamiento para intentar después de la enfermedad un trasplante de ovario. Los estudios más recientes aseguran que una gestación posterior no condiciona un mayor riesgo de recaída. El cáncer de mama sí es una epidemia real. Cuentan las últimas estadísticas que una de cada nueve mujeres desarrollará un tumor de este tipo a lo largo de su vida o que cada 30 segundos se diagnostica un nuevo caso en algún lugar del mundo. Lo que no dicen las cifras es que se trata de una enfermedad de la que cada vez salen indemnes más mujeres y en mejores condiciones Cáncer de mama, tiempo de esperanza TEXTO: N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. Las estadísticas que cada año se airean con la celebración del Día Mundial del Cáncer de mama muestran la misma tendencia tozuda de los últimos años. El de mama se mantiene imbatible a la cabeza de todos los tumores que sufre la mujer, por delante de los de colon, útero, ovario y estómago. Sólo en España aparecen cada año 16.000 nuevos casos, pero los oncólogos prefieren que las mujeres se fijen en otros datos más optimistas. Como que el 80 de las enfermas seguirá con vida cinco años después del diagnóstico, que el 72 %lo hará al cabo de una década y dos de cada tres después de veinte años. Las campañas de detección precoz con mamografías, los avances quirúrgicos y los últimos tratamientos farmacológicos se están encargando de alimentar las cifras más optimistas Estos avances empiezan a restar dramatismo a una enfermedad que atemoriza a la población femenina, asegura Ramón Colomer, del Instituto de Oncología de Gerona y vicepresidente de la Sociedad Española de Oncología Médica. Es cierto que cada vez hay más mujeres con cáncer de mama, pero también curamos más. La proporción de casos con peor pronóstico se reduce a un 20 y esta proporción es la que no está creciendo Si hoy ya se puede hablar de la enfermedad con relativo optimismo, los pronósticos son aún mejor para los próximos años. Los tratamientos que estamos empezando a conocer ahora mejorarán en los próximos cinco o seis años ese 80 de supervivencia del que nos sentimos tan orgullosos Pese al optimismo médico, quien ha pasado por un cáncer de mama sabe que la lucha no es sencilla. nada fácil, pero tampoco incompatible con la vida. Si me encierro en casa, me muero Rosa María forma parte de ese nutrido grupo de mujeres que sobrevive al cáncer de mama. Aún no puede decir que le haya ganado la batalla, aunque rezuma vitalidad. Es un ejemplo de coraje, un caso claro de que la enfermedad no tiene por qué segar ningún proyecto de vida. A Rosa el cáncer le alcanzó con 48 años y no era su primer contacto con esta enfermedad maldita. Cinco años antes de que le detectaran un bulto en su pecho, un tumor cerebral se llevó a su única hija, una cría de sólo 22 años. En ese mismo momento empezó a luchar, primero para intentar comprender la muerte de su hija y después para lograr la adopción de un niño en la India. El camino no fue fácil, la Ge- Los nuevos tratamientos mejorarán aún más las tasas de supervivencia en los próximos cinco años Un fármaco reduce a la mitad las recaídas en tumores agresivos La última esperanza para combatir tumores agresivos se llama trastuzumab No es un fármaco nuevo, pero dos estudios acaban de demostrar que este medicamento es capaz de reducir a la mitad las recaídas en tumores muy agresivos, los HER- 2 positivos. Estos tumores afectan al 20- 30 de las mujeres con cáncer de mama. El medicamento, un anticuerpo monoclonal que se dirige contra un gen muy activo en ciertos tumores de mama agresivos, ya se utilizaba en cánceres con metástasis. Tras los estudios que se publican esta semana en The New England Journal of Medicine se quiere convertir el tratamiento en la primera opción tras la cirugía y la quimioterapia. La investigación más importante ha contado con 5.000 pacientes de 39 países, entre ellos España. Los investigadores que han realizado el trabajo del Instituto oncológico Dana- Farber aseguran que se trata de uno de los mejores resultados en Oncología de los últimos años. Aunque Martine Piccart, uno de los principales autores, advierte que primero debería ser rutinaria la determinación de HER 2 en todas las mujeres con cáncer de mama. neralitat de Cataluña no quería que una pareja que acababa de perder un hijo buscara un sustituto en una adopción internacional Hicieron todo lo que estuvo en su mano para seguir adelante el proceso de adopción y en mitad del proceso apareció el tumor en su pecho. La operaron, pasó por la quimioterapia y continuó con los papeles para volver a ser madre de nuevo. Nunca pensó en paralizar el proceso de adopción por el cáncer y, al final lo consiguió. Dharmender, un jovencito de 13 años, es hoy su nueva razón para seguir adelante. Además de criar a Dharmender. Rosa ha seguido con su vida y su doble trabajo en Gerona. Es economista en el Instituto de Asistencia Sanitaria y además da clases en la Universidad de Gerona. Entre tratamientos y recaídas, tampoco ha faltado su participación en las actividades de la Asociación Catalana del Cáncer de Mama. Ha desfilado para demostrar que se puede estar guapa y siempre está dispuesta a contar que el cáncer es compatible con la vida. Mi caso no ha sido fácil. Hay quien se saca el cáncer de encima, pero yo no lo he vencido. Tengo metástasis ósea y no pienso en la muerte. Pero estoy segura de que ya estaría muerta si me hubiera encerrado en mi casa Desde la prevención Además del coraje y los avances científicas, una de las mejores armas con las que se cuenta es el diagnóstico precoz. La Asociación Española contra el Cáncer (AECC) y la Sociedad de Medicina Familiar han vuelto a la carga este año