Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 Madrid SÁBADO 22 10 2005 ABC En esta prensa, realizada por un equipo de especialistas en ebanistería histórica, se imprimen pliegos de la misma manera que en los siglos XVI y XVII El Museo de San Isidro recrea en una exposición la imprenta de Juan de la Cuesta, de cuya prensa salió la universal obra de Cervantes que este año está de celebración Aquí se imprimen libros... TEXTO: MABEL AMADO FOTOS: JAVIER PRIETO MADRID. Sucedió, pues, que yendo por una calle alzó los ojos don Quijote y vio escrito sobre una puerta con letras muy grandes: Aquí se imprimen libros de lo que se contentó mucho porque hasta entonces no había visto imprenta alguna, y deseaba saber como fuese... Con este extracto de la segunda parte de El ingenioso caballero Don Quijote de la Mancha arranca uno de los actos programados por el Ayuntamiento con motivo del cuarto centenario de su publicación. Y no es una actividad más. Es, quizá, la más significativa por cuanto centra su interés en la esencia del propio aniversario, la publicación, o, lo que es lo mismo, su impresión. Por este motivo, no es de extrañar que una institución de arraigada tradición en la Villa, la Imprenta Artesanal, se propusiera un homenaje en su máxima expresión: construir una prensa a semejanza de la que en su día, hace ahora cuatrocientos años, imprimió el Quijote. seo de San Isidro acoge en su espacio esta muestra que recrea el proceso editorial en el Siglo de Oro. En definitiva, como recuerda el director de la Imprenta Artesanal y comisario de la muestra, José Bonifacio Bermejo, describe visualmente el viaje de un texto original- -como el del propio Miguel de Cervantes- -desde las manos del autor hasta su distribución y lectura La exposición se articula en cuatro ámbitos. El primero es el espacio del autor y contempla los diferentes planos en los que se desenvolvía la actividad intelectual. De aquí pasamos al espacio del corrector y del componedor, en el que se exhiben tipos móviles, punzones, matrices y moldes de fundidor originales. En otro espacio de la exposición se puede ver a un cajista utilizando tipos fundidos Reproducción de una prensa La siguiente etapa es la impresión, donde se aloja la espectacular reproducción de la prensa que utilizara Juan de la Cuesta para imprimir la primera parte de El Quijote en 1605 y que funciona a la perfección. Este original ya impreso pasa entonces al taller del encuadernador. En rústica, pergamino o piel entera, en folio, cuarto u octavo, el libro ya ha cobrado vida y reproduce fiel la placa que decora ahora la fachada de este Museo: Aquí se imprimen libros Dos años de investigación Así, tras dos años de estudios, investigación y construcción, ve la luz un proyecto que se incluye, a su vez, en una singular exposición bajo el título Aquí se imprimen libros. La imprenta en la época del Quijote Hasta el próximo 29 de enero, el Mu- En el taller de encuadernación se da la forma final al libro