Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional SÁBADO 22 10 2005 ABC Kirchner irrumpe en el final de la campaña y desata la ira de la oposición Cruce de acusaciones de corrupción entre el presidente y Elisa Carrió b La mujer del mandatario argenti- no y la esposa de Eduardo Duhalde, a cara de perro en la provincia de Buenos Aires, el principal distrito electoral del país CARMEN DE CARLOS. CORRESPONSAL BUENOS AIRES. El presidente argentino, Néstor Kirchner, dio la estocada final a la campaña de las elecciones legislativas que se celebran mañana para renovar la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio del Senado. Kirchner, que actúa como si fuera un candidato más, intervino esta vez con tres entrevistas radiofónicas que levantaron una polvareda en un ambiente de por sí enlodado con descalificaciones personales y acusaciones de clientelismo. El mensaje del jefe del Estado tenía como principal objetivo destruir la credibilidad y la imagen de honestidad de Elisa Carrió, la candidata a diputada más peligrosa para las ambiciones oficialistas en la Capital Federal. Líder del Ari (Afirmación para una República de Iguales) la abanderada de la lucha contra la corrupción, desde la eta- pa de Carlos Menem, disputa un sector del electorado similar al de su adversario y actual canciller, Rafael Bielsa. Me gustaría que Carrió, que tanto habla del patrimonio de los demás, les diga a los argentinos cómo vive, cómo hace para hacer campaña con dos pesos que dice que tiene, cómo hace para cambiarse, para vestirse, caminar, volar, volver... Me parece que cree que los argentinos somos tontos o que no hemos aprendido nada La insinuación del presidente de que Carrió podría estar utilizando fondos de origen dudoso, vino acompañada de otra embestida, en realidad la más sangrienta al producirse a tres días de las elecciones, contra el número dos de la lista del Ari, Enrique Olivera, al que un funcionario del Gobierno de Buenos Aires (aliado a Kirchner) atribuye ahora cuentas secretas en el exterior por valor cercano a los dos millones de dólares. Cuando uno quiere demostrar su honestidad- -siguió el presidente- -es muy fácil; con todo respeto le diría a Olivera que le haga un gran favor al país: que vaya al banco y pida un certificado que muestre que no tiene una cuenta y listo. Es un trámite simple y se acaba la discusión Al contrario de lo expresado por Kirchner, la discusión fue a más y alcanzó un punto incandescente. Carrió y Olivera, que se disputan las preferencias del electorado con el empresario Mauricio Macri, presentaron una denuncia penal contra el presidente, contra el jefe de Gabinete, Alberto Fernández y contra el canciller- candidato, Rafael Bielsa (algo más rezagado en las encuestas) al considerar que están detrás de una operación de difamación. Cristina Fernández de Kirchner REUTERS Los millones del presidente La cabeza de lista del Ari al Congreso de Diputados explicó que es imposible tener antes de mañana los documentos de los bancos extranjeros que demuestren la falsedad de las acusaciones a Olivera. Pero, advirtió, la semana que viene- -pasadas las elecciones- -los tendremos. ¿Qué van a decir entonces? Sin olvidar uno solo de los ataques de Kirchner, Carrió presentó las cuentas de financiación de campaña con todos los recibos y comprobantes de crédito y observó: Que me pregunten a mí, que vivo en un departamento alquilado, personas que tienen millones de dólares (por los Kirchner) y nadie sabe de dónde los sacan... Está claro que es el ataque final del presidente En segundo plano, las candidatas peronistas que se presentan por la provincia de Buenos Aires al Senado protagonizaron sus cierres de campaña. Enfrentadas, a cara de perro, en listas separadas, Cristina Fernández de Kirchner (Frente para la Victoria) e Hilda chiche González de Duhalde (Partido Justicialista) luchan por tres bancas Según las encuestas, Fernández se quedará con las dos primeras.