Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 21 10 2005 Deportes 103 TENIS MASTERS SERIES DE MADRID Ayer, en el primer aniversario del día en que Soledad Murillo pidió a Manolo Santana que retirara a las recogepelotas por reclamo sexista, unos modelos masculinos de buen ver lucían camisetas con el letrero: En el 2006 voy a ser recogepelotas Sólo faltaba Paquirrín TEXTO ROSA BELMONTE FOTOS ÁNGEL DE ANTONIO Lina Morgan y José Luis Moreno llegaron del brazo al Madrid Arena antes de que pusieran las pistas dal) el gentío madre. Gentío civil y famoso. Hasta la gran Lina Morgan, que entró del brazo del no menos grande (bueno, un poco menos sí) José Luis Moreno. Llegaron a las siete y cuarto y se fueron a su palco de la primera fila. A las siete y media ya estaban sentados y siguiendo el ritmo de la banda que ameniza el previo tenis. Casi solos en la pista. Así da gusto. Dando ejemplo de puntualidad. Sería para compensar que Alberto Caballero y María Adánez llegaron al palco del tito José Luis pasadas las nueve. También de Aquí no hay quien viva estaban Llum Barrera y Guillermo Ortega, éste con su novia Fátima Baeza, la Esther de Hospital Central En el negociado Real Madrid, Iván Helguera (vestido con uniforme de futbolista; ya saben, jersey de canalé de tres tallas menos) tampoco es que pusiera las sillas. Quiero decir que no llegó temprano. Fue a colocarse al lado de Íker Casillas. Ion Tiriac, el dueño de todo este tinglado, hacía de acomodador de lujo. Pero había más negritas. Ramón García con su mujer, María Zurita, Nuria March, Hilario Pino (que puede pelear sus músculos con los de Nadal, y con los de El Increíble Hulk) e incluso Josemi Rodríguez Sieiro. Y el juez Gómez de Liaño (no juez de línea ni de silla, de los otros) El juez de silla, por cierto, se llamaba Mohamed y era de Suecia. Naturalmente. Repetía en el torneo Javier Hidalgo, el millonario con lujoso look entre Camarón y El Arropiero. Vamos, que sólo faltaba Paquirrín. El partido de la hora de la siesta no atrajo a muchos nombres conocidos. A vips sí, pero para ser very important person no hay más que haber sido invitado por los patrocinadores. Lo que sí hubo en el encuentro fue un muestrario de ruidos varios. Pitos a las pobres recogepelotas por un lío que se hicieron. Las bolas las tenían las de un fondo, cuando tenía que servir el que estaba en el otro lado de la pista. Bastante tienen con esa dificultad manifiesta y seguramente congénita para ir detrás de una pelota que bota. No las veo yo jugando ni a balón prisionero. Los modelos cachas que van paseándose con unas camisetas de Hugo Boss con el letrero que reza En el 2006 voy a ser recogepelotas deben de pensar que ellos lo harían mejor. Pero no tendrían la gracia de las pizpiretas chicas. Lo que más me gusta es cuando hacen esas genuflexiones con una pierna atrás para recibir una bola rodante. También se oía una campanilla tipo voy a llamar al servicio para que traiga el té Y, además, estaban los gritos de esfuerzo de los jugadores. decía Puerta. Y no era una de etilefedrina, que nos conocemos. contestaba Ferrer. Luego Nadal diría y Robredo La gente animaba a los dos. Vamos Nadal o Vamos Robredo Alguno se acordó de las chicas: Vamos recogepelotas Quedó un poco raro como grito de ánimo. Para el partido de las ocho (el de Na- Ramón García y su esposa. Detrás, Mijatovic Casillas y Helguera también acudieron a ver en acción a Nadal y Robredo