Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 Espectáculos VIERNES 21 10 2005 ABC VIERNES DE ESTRENO Serenity una secuela de la fallida serie televisiva Firefly que fue apartada de pantalla después de sólo once episodios, llega al cine ante la presión popular de sus fanáticos, los Chaquetas Marrones, llamados así en los círculos galácticos LAS MÁS TAQUILLERAS Los Chaquetas Marrones hacen rodar cabezas pensantes en Hollywood TEXTO: JOSÉ MANUEL CUÉLLAR 1 Torrente 3: el protector 2 Transporter 2 3 Frágiles 4 Una vida por delante 5 Siete vírgenes 6 Wallace Gromit 7 De boda en boda 8 Boogeyman 9 El mercader de Venecia 10 El clan de los rompehuesos 11 Princesas 12 La madre del novio 13 El método 14 Obaba 15 Sinfin Obra maestra Buena Regular Mala Muy buena Lamentable No se sabe si la fe mueve montañas, pero sí que al menos mueve cámaras. Esta película está basada en una serie de televisión que sacó la Fox ha tiempo. Se llamaba Firefly y trataba de una nave comandada por uno de los perdedores de la guerra contra el ahora poder establecido, la Alianza. El capitán y protagonista de la historia, Mal Reynolds, intenta sobrevivir como puede con una tripulación variopinta y rodeado de amenazas e incertidumbres varias. Se rodaron catorce capítulos de la serie, pero los índices de audiencia no fueron suficientes para los ejecutivos, que se la cargaron después de pasados once capítulos. Sin embargo, aquella semilla fructificó. Pronto, y de la nada, surgió una corriente de gente fanática de la serie. Se hicieron campañas online, se pusieron tenderetes en los festivales de cine, se inundaron las webs de simpatizantes de la historia y todos vinieron a llamarse los Chaquetas Marrones Los ejecutivos de Hollywood, siempre escépticos ante la televisión (mucho más si se habla de un fracaso) se volvieron renuentes, pero Joss Whedon, reputado director de la caja tonta, puso su empeño y prestigio en pos de la empresa y al final, ante la creciente presión popular, Hollywood se rindió. Viene pues Serenity precedida de toda clase de recomendaciones, y de las buenas: de estos Chaquetas Marrones, de perdedores fanáticos, de sectas galácticas (que son las buenas) y de referencias del creador de Ángel y Buffy que no se sabe muy bien si es algo a estimar o a despreciar. Pero lo cierto es que el rumor era bueno, y la película también. Una mezcla de todo: de Han Solo, de Star Trek de Matrix de Hannibal Lecter, de futuro y de pasado, de comics galácticos y de comics de western. Es un conglomerado de ciencia ficción y de aventuras, de acción y de enamoramientos encubiertos, de fracasos y de pérdidas. Pero, sobre todo, es una historia de amistad y de perdedores sin fe ni futuro pero que albergan, sin apenas saberlo, razones sentimentales y humanas que les hacen elegir el camino correcto en el momento clave. Son perdedores perdidos que se guían a ciegas y que te llevan por territorio comanche, también con una venda en los ojos y con la emoción por montera. En realidad, se puede decir que estamos ante la creación de una nueva era que quizás sustituya a las ya agotadas de La guerra de las galaxias o Star Trek Al tiempo. BANDA SONORA El capitán Mal Reynolds arenga a su tripulación en un momento complicado UIP El mercader de Venecia Jocelyn Pook J. B. EE. UU. 2005 Director: Josh Weddon Intérpretes: Nathan Fillion, Summer Glau, Gina Torres ocelyn Pook (autora de, entre otras, la banda sonora de Eyes wide shut de Stanley Kubrick) ha querido que la música de El mercader de Venecia de Michael Radford (Decca) tenga el aroma de la época en que se desarrolla la historia contada por Shakespeare. Para ello ha buceado en las músicas del Renacimiento y ha empleado instrumentos originales de la época; el resultado es una banda sonora llena de reminiscencias, de una limpieza y una claridad extraordinarias. Hay piezas claramente antiguas y otras que con una sonoridad más contemporánea sí tratan de conservar el espíritu y el ambiente umbroso de la historia y de Venecia. Destacan las canciones interpretadas por el exquisito contratenor Andreas Scholl (también aparece en el disco Harvey Brough) especialmente How sweet the moonlight una hermosa serenata. J