Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 21 10 2005 Cultura 59 Martín Chirino esculpe nuevos dibujos en el espacio El escultor canario exhibe 9 esculturas y 5 obras sobre papel en la galería Marlborough de Madrid b A vueltas con la espiral, que tuer- ce y retuerce a su antojo, Martín Chirino atrapa los vientos que barren su Canarias del alma en sugerentes esculturas de hierro NATIVIDAD PULIDO MADRID. Una docena de poderosas piezas salidas de la fragua de sueños de Martín Chirino (Ignacio Ruiz Quintano dixit, en un revelador texto incluido en el catálogo de la muestra) junto a un puñado de obras sobre papel (su carné de trabajo, su campo de batalla) conforman la nueva exposición de Martín Chirino en la galería Marlborough de Madrid. Una fragua de sueños donde el escultor canario funde y retuerce el hierro como nadie, donde ha fundido toda una vida: Empiezo a tener cierto placer; la urgencia ya no es tanta. Es como si hubiera recorrido una línea recta y estoy acercándome al final, sin angustia, con naturalidad. Todo lo que me sucede es lo mejor que me puede suceder A sus 80 estupendos años ve la vida como una carrera de fondo: No sé cuál es la meta, pero estoy llegando. A veces no sé adónde voy, pero me gusta. Miro atrás y hay muchos sinsabores (soy un niño de la guerra) pero también momentos espléndidos. Mi obra ha ido sorteando todas las preocupaciones Forma parte de una generación de iconoclastas, que fueron derribando todas las murallas que salían a su paso. Ruiz Quintano, que bautiza a Chirino como el señor del fuego, el señor del hierro y al que ve como un desprendimiento de Canarias -quien le conoce sabe lo acertada de la definición- comenta que a este artista se lo encuentra, solo, en medio de la corriente. Siempre he sido un tanto marginal, es mi condición. Leía a Nietszche, Hesse... un tipo de literatura que me ayudaba a sentirme fuera de la corriente y a crearme una personalidad inconformista Sin pasión, dice, no hay vida; sin libertad, añade, tampoco. Su Canarias del alma está barrida por los vientos, los mismos que dan nombre a sus bellísimas y poéticas espirales. Hay, confiesa, una cierta nostalgia en todo ello. Como en su serie Alisios Recuerdo el momento del El escultor, encerrado en su Alfaguara alisio que soplaba siempre a partir de las tres y media de la tarde. Pensábamos que entonces ocurría algo hermoso, diferente. Interpretábamos el día de otra manera Al igual que Julio González (otro lujo de escultor patrio) Martín Chirino dibuja en el espacio. Dibuja un precioso y evocador árbol de luz y sombra, con el que rinde home- ÁNGEL DE ANTONIO naje al poeta Manuel Padorno, quien esbozó ese árbol con la palabra; dibuja alfaguaras que nacen de la tierra y se derraman zigzagueantes... Nunca he entendido el espacio como algo que pueda encerrar; está ahí para que yo dibuje sobre él, pero sin la pretensión de acotarlo. El espacio es lo que te hace respirar y vivir