Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 VIERNES 21 10 2005 ABC Madrid Lluvia de insultos en un bronco debate en la Asamblea sobre el Estatuto de Cataluña El PSOE e IU se niegan a votar una proposición del PP en defensa de la Constitución Española aprueba una iniciativa en contra de un cambio del modelo de Estado a través de reformas estatutarias, mientras la oposición lo califica de ilegal MARIANO CALLEJA MADRID. La bronca que se vivió ayer por la tarde en la Asamblea fue de las que hacen época. Los más viejos del lugar aseguraron, incluso, que superó aquellas tensas sesiones del tamayazo Exageraban, pero no mucho. El motivo de la trifulca parlamentaria en esta ocasión no podía ser otro que el debate sobre el proyecto del nuevo Estatuto de Cataluña, que ya originó una pelea vecinal en el pleno municipal de Getafe el pasado martes, con el resultado de tres heridos. Aquí, en Vallecas, no ha habido heridos, aunque la portavoz adjunta del PSOE, Ruth Porta, llegó a denunciar un intento de agresión de la vicepresidenta primera de la Mesa, Cristina Cifuentes. Sin duda, también exageraba, primero porque la distancia entre una y otra lo hacía imposible- -a no ser que los brazos de Cifuentes se alargaran dos metros- y segundo porque nadie lo vio. La tuvieron que sujetar, porque se abalanzó sobre mí aseguró Porta. Es mentira. Sólo le dije que se estaba pasando se defendió Cifuentes. Lo que sí se escuchó, desde un lado y otro de la Cámara, fue una ristra de piropos que se cruzaron los diputados, como estos: fascistas, mentirosos, comunistas, hijos de puta y, también, puta Todo muy aleccionador por parte de los representantes de los madrileños. Al final, los diputados del PSOE e IU se negaron a participar en la votación de la proposición, porque la consideraron ilegal y la iniciativa fue aprobada con 56 votos del Grupo Popular. Pero vayamos al principio. El Grupo Popular tenía preparada una proposición no de ley para que la Asamblea se pronunciara sobre los principios recogidos en la Constitución Española, defendiera la unidad de la Nación española y la solidaridad entre las regiones, y pidiera al Gobierno regional que se dirigiera al de Zapatero para que no admitiera una vía indirecta de cambio en el modelo de Estado a b El Grupo Popular través de reformas estatutarias. Hasta aquí, lo mismo que se está haciendo en otros muchos lugares. El PP registró la proposición el 7 de octubre, cinco horas después de que se cerrara el plazo para poder llevarla al pleno de ayer. Intentó que se admitiera por unanimidad en la Junta de Portavoces e incorporarlo por esta vía al pleno. El PSOE e IU se opusieron, y el PP se agarró a otro artículo del reglamento, el 106.3, que permite alterar el orden del día a propuesta del presidente o a petición de un grupo parlamentario. La decisión estaba respaldada por un informe de la Secretaría General de la Asamblea. Pero la oposición rechazó de plano esta posibilidad y ayer, cuando se sometió a votación la alteración del orden del día, y salió adelante con la mayoría del PP, el PSOE e IU explotaron, aunque en ese momento no entraron en el fondo de la cuestión. Se quedaron en criticar la tramitación de la iniciativa. Algunos diputados socialistas y los de IU abandonaron el pleno en señal de protesta. La diputada del PSOE Matilde Fernández, junto al escaño vacío de Simancas va del PP en el orden del día vulnera el reglamento de la Cámara y la propia Constitución e impide a la oposición presentar enmiendas, ya que no ha tenido tiempo Después, Porta se dirigió a la presidenta de la Asamblea, Concepción Dancausa, y le espetó que había perdido la autoridad Esto la inhabilita para representar esta Cámara aseguró, en medio de un cruce de acusaciones e insultos de los diputados cada vez más virulento. El portavoz del IU, Fernando Marín, que portaba una banderita republicana en la solapa, no se quedó atrás en las acusaciones: Ustedes- -el PP- -han roto las mínimas normas democráticas de convivencia que nos habíamos dado entre todos. Lo han hecho de una manera brutal. Nosotros hemos luchado por esas normas lo mismo que Carrillo señaló. Cuando subió el portavoz del PP, Antonio Beteta, a la tribuna, resumió así lo que había pasado: Toda la Cámara ha podido ver una muestra del talante del Grupo Socialista Beteta defendió que la presidenta de la Asamblea ha obrado conforme a Derecho y criticó a Porta por injuriar a Dancausa, al decir que había forzado la voluntad de la Secretaría General de la Cámara por emitir un informe que avala la decisión de incluir la iniciativa del PP en el orden del día. Y mirando a los diputados socialistas, les llamó ¡mentirosos! hasta cuatro veces seguidas. Hemos votado un acto ilícito El portavoz del PSOE, Rafael Simancas, uno de los más firmes defensores de la Constitución dentro de su partido, está de viaje en Colombia y Ecuador. Fue, por tanto, Ruth Porta, la que habló en representación de los socialistas. Hemos votado un acto ilícito e ilegal, sin precedentes. Pero hay un derecho democrático que no nos van a arrebatar: la palabra proclamó. En su opinión, la inclusión de la iniciati- Y la semana que viene, más Ruth Porta reprochaba en su intervención al PP que se empeñara en colar su proposición en defensa de la Constitución en el orden del día de ayer y no optara por pedir un pleno extraordinario, y el portavoz del PP, Antonio Beteta, cogió la idea al vuelo. Resultado: el Grupo Popular solicitó justo después la celebración de un debate monográfico sobre la ruptura del consenso constitucional, que podría desarrollarse, previsiblemente, el próximo jueves. Porta protestó porque, según dijo, no se podían presentar dos proposiciones sobre el mismo tema, aunque desde los bancos del PP se le respondió que no se preocupara, que se cambiaría el motivo. Vale, es decir, que nos van a tener ocho meses así comentó la portavoz adjunta socialista. Pero el PP presentó una iniciativa más, y propuso que en la próxima Junta de Portavoces se trate las calumnias vertidas por la portavoz adjunta socialista, Ruth Porta, así como los insultos vertidos y las incidencias producidas por las reiteradas alteraciones en el orden de la sesión plenaria, por parte de los diputados del Grupo Parlamentaria Socialista e Izquierda Unida Porta mostró su extrañeza después por este tirón de orejas que le quiere dar, ya que, según comentó, ella también fue insultada durante su intervención en el pleno. En la misma línea, el portavoz de IU, Fernando Marín, se quejó de que cuando él se dirige a sus señorías, tiene que escuchar y aguantar más de un improperio, dirigido directamente a él.