Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 21 10 2005 Nacional 17 Moratinos aboga por un acuerdo de Marruecos con la UE similar al de Turquía Rabat pide fondos a Europa para las repatriaciones LUIS AYLLÓN MADRID. Miguel Ángel Moratinos rompió ayer una nueva lanza en favor de Marruecos frente a las críticas que se hacen a ese país desde algunos sectores en España, a los que acusó de utilizar viejos eslóganes o estereotipos que dañan lo que es una relación estructurada, estable y con futuro El ministro de Asuntos Exteriores abogó, en concreto, por facilitar que Rabat obtenga un grado de integración en el terreno político y de programas con la Unión Europea muy similar o casi idéntico al que ha comenzado a negociar Turquía. Moratinos, que participó en el Congreso España y Marruecos, diez años del proceso de Barcelona organizado por el Centro de Estudios de Cooperación al Desarrollo, en la Universidad San Pablo- CEU, consideró insuficiente el acuerdo de asociación avanzada que Marruecos negocia con la Unión Europea. Señaló que Marruecos es un antiguo vecino tradicional y que ha sabido participar y contribuir a la seguridad eu- ropea, y eso- -aseguró- -se ignora en España y a quienes lo contamos nos dicen que nos ponemos la chilaba Por ese motivo, Moratinos estima que, aunque Marruecos no ha pedido, como Turquía, el ingreso en la UE, nuestro país, junto con Francia e Italia, deberían propiciar una asociación más intensa, de forma que, en cuanto al contenido, fuera muy parecida a la adhesión salvo en las instituciones Demandas marroquíes En las sesiones del Congreso participaron también autoridades marroquíes como Youssef Amrani, director general de Relaciones Bilaterales, quien pidió que España y la UE ayuden a Marruecos a financiar el coste de los vuelos de readmisión de inmigrantes subsaharianos a sus países de origen. El director de la Comunicación en el Ministerio marroquí de Exteriores, Mohamed Maa al Ainine, afirmó que la repatriación de cada inmigrante le cuesta a Marruecos una media de 500 euros. Venta de zapatos en un bulevar de Dakar, en uno de los cientos de puestos callejeros diseminados por la ciudad AFP