Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 VIERNES 21 10 2005 ABC Nacional Rajoy ironiza con la vuelta de González tras acusar a Zapatero de engañar a los españoles Pide al jefe del Ejecutivo un gesto de grandeza para que no apruebe el Estatuto riesgo de que el presidente de la Generalitat se convierta en el chivo expiatorio y no descarta la presentación de una moción de censura CRISTINA DE LA HOZ MADRID. Ayer volvió a escucharse el ya famoso váyase, señor González pero esta vez no lo pronunció José María Aznar sino Mariano Rajoy y con una intención diametralmente opuesta a la de su predecesor. El presidente nacional del PP echó mano de la ironía para comentar: no sé si recuerdan ustedes aquello de váyase, señor González Claro, hay algunos que están en eso de oiga, vuelva usted, señor González petición que vendría justificada por la crisis política abierta a cuenta de la propuesta de nuevo estatuto catalán y el indisimulado hartazgo que se siente en la sede del primer partido de la oposición hacia el actual inquilino de la Moncloa. Al margen de la enorme brecha que se abrió con el PP en la última etapa de los anteriores gobiernos socialistas, los populares no olvidan que el propio González ha expresado sus reservas sobre el texto estatutario catalán y siempre tuvo un modelo autonómico alejado de veleidades nacionalistas. Rajoy respondía así a la pregunta de si echaba de menos el sentido de Estado de Aznar e, incluso, del propio González, y aunque el líder del PP dijo que no apoya la tesis de la vuelta del anterior presidente socialista- a la secretaría general del PSOE, no me importaría -sí vino a marcar distancias entre éste y José Luis Rodríguez Zapatero. b Advierte del dente del PP está un Rodríguez Zapatero que, a juicio de Rajoy, no ha fijado puerto de destino, no tiene hoja de ruta, ni criterio ni idea Zapatero, dijo, se ha metido en un laberinto del que no es fácil salir porque tiene que elegir entre dos lealtades contradictorias: la lealtad a la Constitución o a sus socios. ¿Por qué vamos a creerle cuando dice que va a dejar limpio como una patena el Estatuto? se preguntó Rajoy en una intervención cuajada de interrogantes. ¿Va a reconocer que ha obrado mal, que actuó sin saber a dónde iba, que usó a los ciudadanos de Cataluña para fines políticos, que engañó? volvió a expresar en el mismo tono. Marcha atrás Consideró que lo mejor para los catalanes, para los españoles en su conjunto y hasta para Zapatero es que el Estatuto no salga adelante. Al tiempo, Rajoy reclamó al jefe del Ejecutivo que reflexionara, que tuviera un gesto de grandeza y admitiera su equivocación por entender que la marcha hacia adelante hará bastante más daño a todos Y, en medio de esta situación, alertó que se pretende hacer del presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, el chivo expiatorio cuando ha sido el jefe del Ejecutivo el que ha jugado por oportunismo político con los sentimientos de mucha gente y que no ha sido capaz de defender lo que siempre ha creído su partido político El líder del PP se desplazó ayer a la sede de la CEOE para reunirse con Cuevas LA FRASE DE RAJOY No sé si recuerdan ustedes aquello de váyase, señor González Claro, hay algunos que están en eso de oiga, vuelva usted, señor González Rajoy no quiso adelantar nada de su estrategia parlamentaria y eso le llevó a ser esquivo ante la pregunta de si presentará una moción de censura, aunque, tampoco lo descartó al contestar que las mociones son como los abando- nos políticos, esto es, se anuncian al día siguiente Pero cuando se mostró hermético fue ante la pregunta de sus contactos con dirigentes socialistas. Eso es un cotilleo. No voy a decir nada de eso ¿Pero ha vuelto a tener contactos con ellos? inquirió el periodista. No Fue la lacónica respuesta. Tras el desayuno, el líder del PP se reunió con el presidente de la CEOE, José María Cuevas, para hablar del Estatuto, tal y como ha hecho ya con CC. OO. En el análisis hubo coincidencia en que el texto supone una ruptura del mercado y una discriminación de unas regiones frente a otras. La figura de Aznar Pero si alguien salió victorioso del juego de comparaciones fue Aznar. En un almuerzo organizado por la agencia Europa Press, señaló que viendo lo que está pasando ahora, la figura del señor Aznar se multiplica hasta por 150 millones o acaso hasta el infinito Agregó que es un político serio, un político con ideas, con criterio y que sabía qué es lo que tenía que hacer. El señor Aznar- -continuó- -tenía una idea de España. Se puede equivocar, como se puede equivocar cualquiera, pero el señor Aznar era un presidente del Gobierno Frente al anterior presi- El PP propone al PSOE pactar las enmiendas al Estatuto valenciano antes de tramitar el catalán A. C. MADRID. El proyecto de reforma del Estatuto valenciano permanece congelado en el Congreso desde que fue tomado en consideración hace un mes. Por la vía habitual de ampliar el plazo de enmiendas, la Comisión Constitucional no se ha puesto a trabajar en el texto y han surgido las primeras discrepancias entre los dos grupos mayoritarios que respaldan la propuesta. El PSOE quiere una nueva amplia- ción del plazo de enmiendas a partir del próximo martes para no entrar en materia hasta la segunda semana del mes próximo. El Grupo Popular, por el contrario, quiere abrir ya la negociación con los socialistas sobre las necesarias reformas en el proyecto. En fuentes del PP añadieron que quieren perfilar un pacto con el PSOE sobre los puntos de dudosa constitucionalidad del Estatuto valenciano durante la próxima semana y cerrarlo incluso antes del debate so- bre la admisión a trámite del Estatuto catalán, que se convocará para el día 2 de noviembre. En los mismos medios insistieron en que conviene encarrilar cuanto antes el texto valenciano para que no se mezcle con el catalán y también en que se negarán a que se establezca cualquier trueque, cambio o comparación entre dos proyectos que consideran antitéticos A pesar de las diferencias por la cuestión del trámite, en ambos grupos parlamentarios dan por hecho que las reformas del Estatuto se harán de mutuo acuerdo PSOE- PP en la Comisión Constitucional al margen del choque por el proyecto del tripartito que también apoya CiU. Ya ha habido conversaciones entre los portavoces de los dos partidos.