Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión VIERNES 21 10 2005 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7.28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Mañana en ¿Y QUIÉN NO TIENE ESTRÉS LABORAL? L segundo problema de salud más importante en la Unión Europea es el estrés. Y, para combatirlo, los gobernantes anunciaron hace un par de años la puesta en marcha de un Plan Estratégico de Investigación en Salud Laboral. De aquel anuncio nunca más se supo. Y el problema amenaza con convertirse en una pandemia. Dicen los sabios que el estrés es un proceso físico y LUIS IGNACIO químico que PARADA termina por producir una tensión insoportable y llevar a la enfermedad física e incluso a la muerte. Nuestras percepciones, sensaciones, pensamientos, emociones, sentimientos y actos voluntarios o reflejos dependen de la producción y velocidad de transmisión de nuestras hormonas y neurotransmisores. Y, así, cuando nos ocurre un acontecimiento de interés vital aumenta o disminuye nuestra secreción de esas drogas que nuestro organismo produce de forma natural. La prisa, los problemas económicos, las crisis afectivas y emocionales, la competitividad, el tráfico y, sobre todo, el exceso o las tensiones en el trabajo, hacen funcionar inmoderadamente nuestras glándulas endocrinas. Se nos dispara la adrenalina que en dosis adecuadas proporciona equilibrio físico y psíquico ante situaciones de estrés; disminuye nuestra acetilcolina que potencia el pensamiento y la memoria; nos baja el nivel de dopamina, que activa la fantasía y la creatividad. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid acaba de confirmar una sentencia del Juzgado de lo Social que condenó a una empresa a indemnizar a uno de sus trabajadores por no adoptar medidas ante el estrés laboral que sufría. ¿Y qué podía hacer la empresa? ¿Colocar máquinas automáticas que despachen, en lugar de café o zumos, dosis complementarias de endorfinas, que contribuyen a que nos sintamos bien? ¿GABA, que produce tranquilidad? ¿Melatonina que configura los biorritmos? ¿Noradrenalina que aumenta la euforia? ¿Serotonina, que contribuye a nuestro equilibrio emocional? No se lo tomen ustedes a broma pero va a ser la única solución. España no olvida Ayer tuvo lugar la investidura de Santiago Carrillo como doctor honoris causa de la Universidad Autónoma de Madrid, por extraordinarios méritos, y de forma significada a su contribución a la política de reconciliación nacional, y su decisiva aportación al proceso de transición democrática en España Yo, como muchos otros españoles, considero esto un insulto a las víctimas de Paracuellos, un insulto a sus familias. ¿Es acaso contribuir a la reconciliación nacional fusilar entre 8.000 y 12.000 españoles? Ayer acudí libremente a expresar mi postura, a hacerle ver a Carrillo que, independientemente de los premios que se le concedan, los españoles no olvidamos quién es. Traté de expresarme libremente y, desde luego, de manera pacífica. Tuve que aguantar insultos de todo tipo, gritos como: Vosotros, fascistas, sois los terroristas ¿Defender que un asesino no merece un premio es ser fascista? y además tuve que sufrir también amenazas físicas por parte de jóvenes exaltados. ¿Y saben la excusa que daban esos jóvenes a los crímenes de Paracuellos? Que Carrillo lo hizo porque eran una plaga que debía ser extinguida. Lo que más me indignó fue que los académicos, a su salida del acto, se unieran a los gritos ofensivos de los jóvenes en contra de los que, por legítimo derecho, estábamos expresando nuestra postura. Otra cosa a destacar fue que algunos de esos jóvenes exaltados defendían a Carrillo mostrando sus posaderas y restregándolas sobre las chicas que allí estábamos. Es admirable el grado de civilización que mostraron, gritando como animales y actuando como tales. Ayer acudí a este acto movida por mi deber ciudadano. Debía manifestar que ningún asesinato es justificable, independientemente de la ideología de quien lo perpetra; y mucho menos merecedor de un premio. Ana Querejeta Roca. Madrid. E Monopoly inmobiliario En estos días se cumplen 70 años de la creación del juego Monopoly. Imagino que si hoy viviera su creador, Charles Darrow, estaría encantado de hacer negocios en España, país donde los pisos de segunda mano cuestan más caros que en Londres y donde viven legiones de aprendices y expertos en la especulación inmobiliaria. Todo ello mientras los políticos se llenan la boca de promesas electorales sobre la vivienda, pero sus hechos demuestran que- -a la hora de la verdad- -miran para otro lado. No les interesa enemistarse con constructoras y bancos; es más fácil incumplir promesas electorales. Mientras pasan los años, vemos que se construyen decenas de miles de viviendas de promoción privada y unos pocos cientos de promoción pública. Al final, pasa lo de siempre: el que no tenga piso que se aguante. Si el españolito de clase baja quiere un techo en este Monopoly, ya sabe lo que tiene que hacer: coger una tarjetita de la suerte y que en ella ponga vaya a la cárcel sin pasar por la casilla de salida Triste, muy triste. Pedro Pablo Pellón Pulido. Madrid. Guapa por menos de 20 euros El reportaje de belleza de esta semana del suplemento Mujer hoy descubre los mejores productos para el cuidado del cuerpo, la cara y el pelo sin gastar mucho dinero. Además, las tendencias en moda, inspiradas en el ambiente de los internados ingleses; una apuesta clara por las capas, las bermudas y los mocasines. Mujer hoy recoge también lo que Audrey Hepburn cuenta en su libro sobre cuáles eran las claves de toda una experta en glamour; ser bella, elegante y siempre adorable. con dos lenguas oficiales habladas por el mismo número de personas, lo normal sería que las dos lenguas se enseñaran en las escuelas en la misma proporción. Desgraciadamente no es el caso de Cataluña, donde tenemos que aguantar que la consejera de Educación, Marta Cid (ERC) haya declarado su gran preocupación porque se dan sólo seis veces más clases en catalán que en castellano y anuncie un decreto para que, en vez de seis, sean diez veces más. Pero el problema no es sólo la evidente actitud discriminatoria de Esquerra Republicana de Cataluña contra la lengua española, sino sobre todo la escasa reacción de la comunidad castellanohablante de Cataluña para defender sus derechos como haría cualquier otra comunidad lingüística. ¿Cuándo vamos por fin a reaccionar y defender sin absurdos comple- jos lo que es nuestro frente a estos políticos? María Marco. Barcelona. Calendario laboral 2006 Según ha sido publicado en el Boletín Oficial del Estado, el calendario laboral de 2006 tendrá diez fiestas en toda España, fuera de las que correspondan a cada Comunidad autónoma, que son: la Epifanía del Señor, el Jueves Santo, el Viernes Santo, la Asunción de la Virgen, Todos los Santos, la Inmaculada Concepción y la Natividad del Señor. Además de estas fiestas, las diversas Comunidades pueden escoger fiestas como el día de San José, el día de Santiago Apóstol, San Juan o incluso San Esteban... En todo esto hay algo que no entiendo: ¿por qué en un país que se dice laico, con una educación laica... segui- mos celebrando fiestas que son propias de la Iglesia Católica? ¿O es que acaso no sabemos lo que significa el término laico Quizá resulta que España sí tiene unas raíces cristianas, pese a que muchos se afanen en negarlo. Eduardo Marzá. Sabadell (Barcelona) ¿Es la reforma que se necesita? No deja de ser curioso que cuando el problema capital que arrastra la educación es el fracaso escolar y el desarraigo de unos jóvenes que desconocen sus raíces y no son capaces de comprometerse, el Gobierno, con la Ley Orgánica de la Educación (LOE) dirija sus esfuerzos a limitar la formación religiosa. Pienso que el remedio está en que la Ley de Educación se empeñe de veras en dar una formación integral y en respetar la libertad de los padres para elegir un centro educativo de acuerdo con sus convicciones. Nada de esto se vislumbra en la LOE, ni con el parche de esa Educación para la Ciudadanía. Parece claro que no es la reforma que el sistema necesita. Valentín Abelenda Carrillo. Salt (Gerona) Reacción de los castellanohablantes En cualquier país o sociedad