Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 20 10 2005 Sociedad 57 Comunicación Cuba sigue entre los países que más atentan contra la libertad de prensa Algunas naciones occidentales retroceden por su acoso al secreto profesional S. C. MADRID. Asesinato, secuestro, cárcel, registros, intimidación y censura. El ejercicio de la libertad de prensa tiene cada día más enemigos, en muchos casos países enteros que se erigen como enemigos de la información veraz. Fiel a su línea de denuncia de los delitos contra los periodistas, Reporteros Sin Fronteras (RsF) ha publicado la cuarta edición de su clasificación mundial de la libertad de prensa, una evaluación de 167 países elaborada por periodistas, investigadores, juristas y militantes de los derechos humanos mediante entrevistas masivas. A sólo seis puestos del vagón de cola, Cuba sigue siendo uno de los reincidentes puntos negros del listado. Es la segunda cárcel del mundo para la profesión, y su situación, pese a las concesiones hechas en la Cumbre de Salamanca, ha empeorado; sueltan a cinco periodistas por un lado mientras por otro encarcelan a tres: es como el tranvía de Charlot. Fidel Castro es el predador más veterano que tiene la libertad de prensa acusa Fernado Castelló, presidente de la organización internacional de RsF. En la cola del pelotón se encuentran Corea del Norte, Eritrea y Turkmenistán, países en los que no existen la prensa privada ni la libertad de expresión. Meros reproductores de la propaganda estatal, en la prensa local se reprime cualquier desviación: una palabra de más, un nombre mal escrito o un comentario que se desvíe de la línea oficial pueden llevar a un periodista a la cárcel. Las que mejor nota sacan siguen siendo las naciones de Europa del Norte. Al igual que en el año precedente, Dinamarca, Finlandia y Noruega encabezan el repertorio de aquellos que garantizan una real y estable libertad de prensa Según RsF, Asia Oriental y Central y Oriente Medio son las regiones más difíciles del mundo para el ejercicio de la profesión. Paralelamente, la democracia occidental ha retrocedido en la clasificación de 2005 en algunos de sus países principales. Estados Unidos, que ocupa el puesto 44, ha perdido más de veinte puestos, sobre todo a causa del encarcelamiento de la reportera del New York Times Judith Miller. Canadá también ha perdido algunos puestos, mientras que Francia e Italia (en los Datos para un mal año En 2005 han muerto 51 periodistas cuando ejercían su libertad de prensa. Cuatro colaboradores fueron asesinados por la misma causa. 106 han sido encarcelados en lo que va de año. México es el país del mundo donde más periodistas son asesinados. Cuba es la segunda cárcel del mundo para ejercer la profesión y Fidel Castro es el predador más veterano de la libertad de expresión. Corea del Norte, en el último puesto de la clasificación, constituye el mayor agujero negro de la información. Los diez países donde más se respeta a los periodistas son europeos. España ocupa el puesto cuarenta. puestos 30 y 42, respectivamente) están en retroceso. En estos países el problema es el secreto profesional, que es perseguido por los jueces en Italia y que en Francia es atentado con registros policiales. Estos atropellos no son comparables con los asesinatos o encarcelamientos en otros países, pero demuestran que en Occidente no es- Castro, predador de las libertades EFE tamos exentos de la censura Entre los países que remontan posiciones cabe destacar a Ucrania (que ha abolido la censura) y Argentina, donde han disminuido las agresiones. España, bajo la amenaza terrorista La posición de España en el puesto 40 se explica principalmente por las intimidaciones que los periodistas siguen recibiendo de ETA. Las amenazas claras y directas registradas el año pasado a periodistas de la radio y televisión públicas del País Vasco por parte de etarras a quienes no les gustaba que los llamasen terroristas son las culpables de nuestra baja posición explica Rafael Jiménez Claudín, secretario general de RsF España.