Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 19 10 2005 Internacional 29 Cameron gana puntos como líder tory al quedar eliminado Kenneth Clarke El político de 39 años se presenta como un Blair conservador capaz de renovar el partido campaña de Prensa para vincular su figura a las drogas ha redundado en beneficio para la campaña de la estrella ascendente en la política británica EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. La ascendente carrera de David Cameron en la lucha por el liderazgo del Partido Conservador británico acabó ayer con las esperanzas de victoria de Kenneth Clarke, el experimentado político tory al que disputaba el espacio central del partido. La primera votación realizada en el seno del grupo parlamentario la ganó David Davis, con 62 votos, pero éste tendrá que disputar en la elección de mañana el apoyo del ala derecha a Liam Fox, que obtuvo 42 votos, cuatro más que Clarke, quien con 38 votos quedó en cuarta posición en el escrutinio. De la sesión de mañana tendrán que salir los dos nombres sobre cuya candidatura deberán pronunciarse los militantes conservadores en un proceso cuyo resultado definitivo se conocerá el próximo 6 de diciembre. Aunque Davis, que llevaba meses como favorito, quedó ayer en primer lugar, obtuvo menos apoyo del que había anunciado. El gran triunfador fue Cameron, que cosechó 56 votos y que mañana podría recibir la papeleta de buena parte de los seguidores de Clarke. Cameron, de 39 años, se ha perfilado como el joven dirigente que puede dar nueva ilusión al partido conservador y cuyo mensaje de renovación parece estar calando entre el electorado. Ha cultivado su imagen de Blair tory y es probable que acabe siendo el nuevo líder si su nombre es uno de los dos sobre los que debe pronunciarse la militancia. b Una burda David Cameron AP De la votación de mañana saldrán dos nombres para que la militancia tory escoja el 6 de diciembre restado buena parte de sus fuerzas. Llegó a la votación de ayer reconociendo su debilidad y anoche se aprestaba a alcanzar algún tipo de pacto de futuro con Cameron. A Cameron no le ha perjudicado la intensa campaña de Prensa de los últimos días, en la que su nombre se ha vinculado persistentemente a las drogas. Ante las insistentes preguntas periodísticas, David Cameron vino a admitir indirectamente que había tomado droga en su etapa universitaria, pero no quiso responder abiertamente a la cuestión, indicando que había sido una equivocación del pasado que había corregido. Cabe deducir de sus palabras que probó las drogas duras, pero este extremo pudo ser algo esporádico, un comportamiento que no era extraño a su generación. Además, la acusación de que un familiar suyo se encuentra en tratamiento por adicción a los estupefacientes fue algo burdo, y acabó por hacer girar en su favor la campaña por el liderazgo tory Sorpresa en la votación La sorpresa la dio Liam Fox, que gracias a la pérdida de fuelle de Davis en las últimas semanas ha ido aglutinando a los diputados del ala derecha. Davis sugirió tras la votación que se había producido un trasvase de apoyos tácticos hacia Fox con el fin de eliminar a Clarke, pero en realidad es a él a quien más perjudica el descarte del antiguo ministro de Margaret Thatcher y John Major. Kenneth Clarke, que se había presentado a las votaciones internas del partido conservador como la gran bestia pierde así su tercer intento de hacerse con el liderazgo tory Aunque su edad- -tiene 65 años y estaría cerca de los 70 en las próximas elecciones- -no ha pesado demasiado en su contra para la elección, la consolidación de la candidatura de David Cameron le ha