Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 MIÉRCOLES 19 10 2005 ABC Internacional Penal Internacional de La Haya, que no admite la pena de muerte, y el tribunal especial iraquí, que podría imponer la pena capital por ahorcamiento en un tiempo relativamente breve. El episodio de Dujail puede parecer anecdótico, pero tiene un valor muy especial para el actual primer ministro, Ibrahim al- Yáfari, a quien el régimen de Sadam asesinó a un hermano y a cuatro parientes más. La ciudad de Dujail era una plaza fuerte del partido islamista Al Dawa, al que pertenece AlYáfari, organización que tramó el intento de magnicidio para vengar la muerte de religiosos y líderes del partido. Tras el atentado, Sadam prometió que no habría represalias. Pero, al día siguiente, la policía secreta arrasó campos y propiedades y llevó a cabo una de sus características matanzas ejemplares. Sadam Husein y siete de sus colaboradores serán juzgados a partir de hoy en el búnker de la Zona verde en el viejo cuartel general del Baas- -antiguo partido único del régimen de Sadam, de líneas socialista y panarabista- rehabilitado como suntuoso tribunal. Ya se ha dispuesto espacio para las decenas de letrados y expertos que asistirán al proceso. Y, en principio, un equipo de televisión retransmitirá el juicio en riguroso diferido ya que se quiere dejar un período de unos veinte minutos de retraso en la transmisión por si se deseara censurar algún episodio que se considere inapropiado para la solemnidad de la ocasión. Alguno de esos prontos propios del temperamento del acusado, tal vez. La madre de un alto cargo del Ministerio de Industria, Ayed Abdelghani, asesinado ayer en Bagdad, llora junto a su cadáver AP Sadam se enfrenta a la posibilidad de ser ahorcado tras un juicio rápido Organizaciones humanitarias temen una falta de garantías procesales b La Comisión Electoral iraquí es- Los recursos de la defensa La vista pública se limitará a las primeras jornadas, dedicadas a la presentación de cargos. A continuación, el juicio quedará aplazado para estudiar los recursos presentados por la defensa, que se queja de que sólo tuvo 45 días para estudiar un expediente de 880 páginas. Son notorias las prisas del régimen por juzgar y enterrar la memoria política del acusado, el único ser humano a quien temen sus compatriotas. Todavía el lunes, el primer ministro AlYáfari exclamaba: ¡Tardaríamos un siglo si fuéramos a investigar todos los crímenes de Sadam! Se trata, en definitiva, de un proceso para que los iraquíes se convenzan de que viven un nuevo tiempo. De ahí que se quisiera hacer coincidir el juicio con la aprobación de la Constitución. Pero este segundo paso aún se hará esperar, porque la Comisión Electoral estudia un posible fraude en la votación. No analiza las alegaciones de la oposición sobre un supuesto engaño en las provincias suníes. Estudia eventuales irregularidades en aquellos colegios electorales chiíes y kurdos en los que hubo una muy alta participación, con un porcentaje de votos a favor del 99,9 por ciento. Pero el caso es que así la Comisión Electoral quiere darse tiempo para ver qué hace con las denuncias de la oposición suní, que amenaza con un recrudecimiento de la violencia si se da por bueno el resultado. tudia un posible fraude en el referéndum constitucional e intenta ganar tiempo frente a las denuncias de los líderes suníes ALBERTO SOTILLO. ENVIADO ESPECIAL BAGDAD. El ex dictador iraquí, Sadam Husein, se sienta hoy en el banquillo para ser juzgado por la muerte de 143 personas en la aldea de Dujail en represalia por el intento fallido de asesinato que sufrió en esa misma localidad. A primera vista, parece un episodio menor en comparación con las matanzas de cientos de miles de chiíes y kurdos que también se le imputan, pero para el régimen tiene la ventaja de ser un caso sencillo, que podría verse resuelto en un tiempo relativamente corto, y con el que esperan convencer a los iraquíes de que Sadam ya es sólo un cadáver del pasado. Organizaciones de derechos humanos, como Human Rights Watch y Amnistía Internacional, critican este juicio, temen presiones políticas, sospechan que no existen todas las garantías legales, e insisten en que tendría que haberse celebrado en un tribunal internacional como el de La Haya, en el que se juzga al ex líder serbio, Slobodan Milósevic. Ni Estados Unidos ni las nuevas autoridades iraquíes, sin embargo, han tenido el menor interés en organizar un proceso internacional. Y han seguido adelante con este tribunal especial organizado inmediatamente después de la invasión en un país que por entonces ni siquiera tenía Estado. Tiene la moral muy alta Jalil al- Dulaimi, jefe del equipo de abogados de la defensa, pedirá hoy en la apertura del juicio un aplazamiento de al menos tres meses, con el fin de poder contar con más letrados para preparar mejor la línea argumental. Sadam está muy optimista manifestó ayer Al- Dulaimi tras reunirse durante una hora y media con el acusado. Le he dejado hace sólo unos minutos. Su moral es muy, muy alta, y es muy optimista y tiene mucha confianza en su inocencia, aunque el tribunal es injusto declaró el abogado. El paradero de Sadam ha sido mantenido en secreto desde que fue capturado por las fuerzas estadounidenses en diciembre de 2003, aunque se cree que permanece detenido en instalaciones norteamericanas en el Aeropuerto Internacional de Bagdad. Hoy será juzgado en la Zona verde de la capital. La legislación aplicable Se da así la paradoja de que no se sabe muy bien bajo qué ley va a ser juzgado. La nueva Constitución aún no ha sido aprobada; y en la antigua el presidente tenía inmunidad. Es más, su abogado, Jalil al- Dulaimi, ya ha anunciado que no se podría aplicar la nueva Carta Magna para castigar a su cliente con efecto retroactivo. Y no parece muy coherente invocar la legalidad internacional aplicada a Milósevic. Claro que estas sutilezas legales dicen poco a los iraquíes de la calle, que se reparten entre quienes sólo quieren saber cuándo será ahorcado Sadam y los que creen que únicamente se trata de un gran teatro montado para la prensa internacional. Pues ésta es la otra gran diferencia entre el Tribunal La defensa alegará que sólo ha dispuesto de 45 días para estudiar un expediente que consta de 880 páginas