Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 18 10 2005 Madrid 41 La mezcla de contaminación y agua favorece la aparición del manto vegetal ABC La diosa Cibeles se somete a chorros de agua a presión para eliminar las algas El Ayuntamiento aplica dos veces al año a la fuente un tratamiento para sanearla b La inversión municipal destina- da a limpieza y restauración de monumentos asciende a 1,6 millones de euros, un 14 por ciento más que en 2004 ABC MADRID. Un lavado de cara. Ése es el tratamiento que se le ha aplicado a la diosa Cibeles para que luzca en todo su esplendor como uno de los símbolos más emblemáticos y representativos de la ciudad de Madrid. El plan de belleza a la fuente se viene realizando dos veces al año, coincidiendo con el comienzo del otoño y de la primavera. La receta es sencilla, fácil y rápida, y no supuso más que unas cuantas horas. Los encargados de aplicarla a lo largo del día de ayer fueron tres operarios, equipados con sus dispositivos de chorros de agua a presión, con los que eliminaron las algas que se habían adherido no sólo a la piedra del monumento, sino al agua estancada. Este manto vegetal se forma periódicamente en el conjunto escultórico por la mezcla de la contaminación atmosférica y el agua de la fuente. Los trabajos de adecentamiento han corrido a cargo de la empresa Condisa, que se encarga de la de conservación de monumentos, en coordinación con el Departamento de Láminas de Agua del Área de Medio Ambiente. 1,6 millones El Ayuntamiento de Madrid destinada cada ejercicio una partida para limpieza y restauración de monumentos que el presente año asciende a 1.682.537 euros, un 14 por ciento más que el año anterior, según informaron ayer fuentes municipales. No obstante, no supieron precisar la cantidad exacta destinada a adecentar La Cibeles. El Consistorio actúa en dos direcciones: prevenir los daños que puedan sufrir- -como los actos vandálicos- y en conservar, reponer o sustituir elementos. Con el lavado de imagen, la diosa luce, desde ayer, mucho más hermosa.