Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 18 10 2005 Internacional 27 Mahmud Abbas aterriza en Madrid bajo la sombra de la tercera Intifada palestina Sharón congela todos los contactos con la ANP, tras la muerte de tres israelíes el domingo JUAN CIERCO. CORRESPONSAL JERUSALÉN. El viaje de Mahmud Abbas a España estaba previsto el pasado mes de julio, pero fue aplazado por razones internas que no le impidieron, sin embargo, visitar Mauritania, entre otros países de primer nivel. Entonces, su situación era menos desesperada que hoy. Entonces, la inminente retirada israelí de Gaza, a la postre consumada con éxito, invitaba a recuperar la fe en el diálogo. Entonces, la tregua sellada en febrero con los grupos armados palestinos se sostenía mal que bien. Entonces, la comunidad internacional, y a su manera también Israel, confiaban en él para poner fin al caos y la anarquía de los Territorios Ocupados Palestinos. Hoy, tres meses después de aquella visita anulada en el tiempo de descuento, el presidente palestino, Mahmud Abbas, pisará al fin Madrid, donde será recibido por el Rey y se entrevistará con José Luis Rodríguez Zapatero, y con su viejo amigo y ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, acorralado entre la espada de Hamás, que amenaza sin disimulo, y la pared de Sharón, quien, lejos de apostar por las negociaciones, le ha retirado la palabra después de la muerte de tres jóvenes colonos israelíes el domingo. Congelar los contactos, bloquear las ciudades de Cisjordania, impedir el tráfico privado palestino por las carreteras compartidas... son algunas de las medidas adoptadas por Tel Aviv como castigo a la población palestina por los atentados de los grupos terroristas. ra acabar con el caos en Gaza y Cisjordania; el paso fronterizo de Rafah... Todo bajo la sombra (la muerte de los tres israelíes da buena fe de ello) de una tercera Intifada a la vuelta de la esquina. Mahmud Abbas, ayer, en rueda de prensa conjunta con Jacques Chirac en París AP Al borde del precipicio Todo ello agrava la situación de Abbas, quien se agarra como a un clavo ardiendo a su gira por Jordania, Egipto, Francia, España y, sobre todo, Estados Unidos para encontrar alguna salida a la crisis interna que amenaza su liderazgo y a su Gobierno, al borde de la dimisión. Abbas, quien en la entrevista con ABC el 26 de agosto (única que ha concedido a un medio de comunicación español) aseguró que la paz con Israel será imposible mientras no termine la ocupación de Cisjordania, pedirá a las autoridades españoles que presionen a Sharón para que se reenganche a la Hoja de Ruta y no se quede con Cisjordania a cambio de Gaza. La cumbre euromediterránea de Barcelona a finales de noviembre y una posible visita de Zapatero a la región estarán en la agenda, así como la participación de Hamás en las elecciones legislativas de enero (que veta Israel) la reconstrucción del aeropuerto de Gaza (donde se esperan nuevas inversiones españolas) la ayuda en materia de seguridad, imprescindible pa-