Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 18 10 2005 Nacional 21 Doña Letizia, ingresada anoche durante tres horas tras sufrir algunas contracciones Al salir de la clínica, Don Felipe pidió perdón por la hora y dijo: Todo perfecto de Asturias tenían previsto viajar mañana a Oviedo para presidir la entrega de los premios que llevan el nombre del Heredero de la Corona A. MARTÍNEZ- FORNÉS MADRID. Su Alteza Real la Princesa de Asturias tuvo que ser ingresada de urgencia anoche al presentar algunas contracciones Doña Letizia, que saldrá de cuentas en la segunda quincesa de noviembre, fue hospitalizada a las doce y media en la clínica Ruber Internacional de Madrid, donde permaneció durante casi tres horas, según informó un portavoz de la Casa de Su Majestad el Rey. Doña Letizia empezó a sentir molestias a las nueve de la noche, por lo que el ginecólogo que la atiende, el doctor Luis Ignacio Recasens, prefirió controlar en el centro médico, mediante el procedimiento de monitorización el estado de la Princesa. Mediante este proceso, se conectó a Doña Letizia a un monitor fetal que permite medir la frecuencia de las contracciones y controlar los latidos del corazón del bebé. Casi tres horas después y una vez confirmado que se trataba de la evolución normal del embarazo, Doña Letizia abandonó la clínica y regresó al Palacio de La Zarzuela. A la salida del centro sanitario, el Heredero de la Corona, que permaneció en todo momento junto a su esposa, pidió perdón por la hora a los periodistas que habían acudido al Ruber y dijo: Todo perfecto A continuación, subió en el vehículo que él mismo condujo hasta su residencia. El primogénito de Don Felipe y Doña Letizia, que tendrá tratamiento de Alteza Real y el título de Infante o Infanta de España- -ya que su sexo no se conocerá hasta el momento del nacimiento- ocupará el segundo lugar en la línea de sucesión a la Corona, por detrás de su padre, y su nacimiento supondrá la consolidación de la Dinastía. b Los Príncipes Doña Letizia y Don Felipe a su salida de la Clínica En una conversación informal con los periodistas, Don Felipe bromeó sobre un posible adelantamiento del parto para la primera semana de noviembre pero tampoco descartó que fuera en la tercera o la cuarta. El Heredero de la Corona dijo ese día que le gustaría estar presente en el alumbramiento. Mañana, miércoles, los Príncipes de Asturias tenían previsto viajar a Oviedo para presidir el viernes en el teatro Campoamor la entrega de los premios que llevan el nombre del Here- ÁNGEL DE ANTONIO dero de la Corona y que este año celebran su 25 aniversario. El embarazo de la Princesa fue dado a conocer el pasado 7 de mayo, cuando apenas faltaban quince días para cumplir el primer aniversario de la boda de los Príncipes de Asturias. Aquel día, Don Felipe y Doña Letizia anunciaron la noticia mediante un comunicado de la Casa de Su Majestad el Rey. Pero ni entonces ni durante el resto del embarazo se ha querido hacer público el sexo del bebé. La Reina, en Guatemala El ingreso de Doña Letizia en la clínica se produjo pocas horas después de que la Reina partiera hacia Guatemala y El Salvador para entregar la ayuda humanitaria española a las poblaciones afectadas por la tormenta tropical Stan La última aparición en público de Doña Letizia fue el pasado 12 de octubre durante el desfile de la Fiesta Nacional, que tuvo que seguirlo sentada en algunos momentos, dado su avanzado estado de gestación. Después, en la recepción en el Palacio Real- -a la que ella no asistió- el Príncipe de Asturias comentó a un grupo de periodistas que el nacimiento de su primer hijo estaba previsto para la segunda quincena de noviembre. Envían agua del Jordán para el bautizo del hijo de los Príncipes EFE JERUSALÉN. Los frailes franciscanos de Jerusalén han entregado al consul general de España agua del río Jordán para que con ella sea bautizado el primogénito de los Príncipes de Asturias, según informó el vicario de la Custodia de Tierra Santa, fray Artemio Vítores. El último jueves de octubre, los frailes franciscanos acuden en peregrinación a las orillas del río Jordán, al lugar donde fue bautizado Jesús. Van acompañados por el Ejército israelí, pues hay zonas minadas porque el río se convirtió en la frontera israelí con Jordania desde la Guerra de los Seis Días de 1967. Allí, frente a Jericó, el hermano franciscano Ovidio Dueñas, natural de Burgos, se encarga de recoger el agua, que luego hierve, filtra e introduce en una pequeña botella de cristal con la inscripción de Tierra Santa que lacra para su conservación en el almacén de objetos religiosos del convento de Jerusalén.