Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 Nacional MARTES 18 10 2005 ABC La ONU, Marruecos, el Polisario, España, Argelia, la comunidad internacional... Todos ven cómo el escenario del conflicto saharaui es hoy también el del conflicto de los subsaharianos El problema subsaharaui LUIS DE VEGA. ENVIADO ESPECIAL BIR LAHLÚ (SAHARA OCCIDENTAL) De momento, no hay muertos. Pero si los hay, los encontraremos explica el jefe de la Quinta región militar del Frente Polisario en Bir Lahlú, Abdelahi Mulay Ahmed. En la mañana del lunes se dirigió junto a algunos de sus hombres a las inmediaciones del muro levantado en el Sahara Occidental por Marruecos durante la guerra con los independentistas. Según el acuerdo con la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum del Sahara Occidental (Minurso) el Frente Polisario no puede acercarse a menos de cinco kilómetros del muro. Pero los independentistas ya han avisado a la ONU de que estos días se están saltando la norma para intentar localizar a posibles subsaharianos que sigan vagando por el desierto. Al fondo, los militares del Reino alauí observan la situación y no tardan en esconderse al ver que los periodistas están tomando imágenes. Hay que sacar a los muertos de aquí Esa es la orden dada por el presidente y líder del Polisario, Mohamed Abdelaziz, a sus hombres. Con un muerto en el desierto sobre la mesa del conflicto las miradas se volverán de nuevo contra Rabat, responsable hasta estos momentos de la expulsión de los inmigrantes al erial de la hamada Los rescatados hablan de un número indeterminados de muertos, pero nadie ha visto todavía ninguno. La propaganda juega un papel importante, como siempre en este conflicto, aliñado ahora por el abandono de los subsaharianos en una zona que se disputan el Polisario y Marruecos desde hace treinta años. alimentarias, y de un convoy de la Media Luna Roja Saharaui. En este caso distribuyeron ropa, zapatos, mantas y productos para la higiene personal. Era la primera ayuda, aparte de la comida y la bebida, que recibían en semanas. Fue imposible que acertaran con los números de calzado y las tallas de todos, pero se les veía satisfechos. Demandantes de asilo El Comité Español de Ayuda al Refugiado (CEAR) ha enviado hasta Bir Lahlú para comprobar sobre el terreno si entre los que fueron abandonados en el desierto se encuentran algún Un militar del Frente Polisario ayuda a hacer el pan a unos subsaharianos LUIS DE VEGA demandante de asilo. Otro equipo lleva a cabo la misma tarea al otro lado del muro, en la ciudad saharaui de Esmara. La atención se centra en el incierto futuro de estos jóvenes. Nadie sabe por cuánto tiempo se quedarán en el edificio de la escuela. Saben que a unos cien kilómetros hay medio centenar de bengalíes que también fueron expulsados por las autoridades de Rabat a través del muro y llevan más de medio año viviendo en un antiguo cuartel español de Tifariti. Soy militar. Pregunte en El Aaiún sobre qué va a pasar con ellos comentó un ruso encargado de la Minurso en la zona de Bir Lahlú. Un rato después un chaparrón mojaba la hamada El Sahara no gana para sorpresas. Los inmigrantes piden a los militares de la Minurso que informen a las familias de su situación Un texto del CGPJ, a favor de castigar al piloto militar que no siga el plan de vuelo N. C. MADRID. La Comisión de Estudios del CGPJ analizará mañana el informe sobre la modificación del Código Penal Militar y de la ley de Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas llevada a cabo hace un mes por el Gobierno. La reforma quiere sancionar aquellos casos en los que acciones aéreas militares contrarias a la disciplina ponen en peligro la vida de terceros así como la integridad de piloto y aeronaves. El informe aprueba el anteproyecto y se muestra partidario de la regulación de un nuevo tipo penal que prevé penas de prisión de hasta seis años para el comandante de aeronave militar que incumpla las órdenes o el plan de vuelo. Aparejada a este delito, una nueva sanción disciplinaria que castiga con la pérdida definitiva de la aptitud aeronáutica a aquellos pilotos que incurran en el comportamiento delictivo citado. El Gobierno llevó a cabo la reforma tras el accidente ocurrido el pasado 2 de septiembre en Baeza, que costó la vida al piloto, a una mujer y a su bebé de ocho meses, cuando un avión militar se estrelló contra una vivienda. Defensa aseguró que el piloto se había saltado las órdenes y el plan de vuelo. Testimonios poco válidos Si aparecen muertos, o la ONU los encuentra en este terreno, nos pueden acusar a nosotros argumenta Mulay Ahmed mientras añade que los testimonios que tienen de los inmigrantes que han rescatado no les sirven de mucho para buscar a los que aún siguen en el desierto pues no reconocen la zona. Los militares del Frente Polisario, al igual que la Minurso, siguen peinando la zona y los primeros han llegado a identificar huellas recientes, pero desde que aparecieron los últimos veinticinco el domingo no ha vuelto a haber noticias de nuevos rescates. Los subsaharianos rodean a los militares de la Minurso para darles los números de teléfono de sus familias y que así informen de su situación. La escuela de Bir Lahlú, donde se encuentran recogidos 95 de los subsaharianos, recibió ayer la visita de la Minurso, que les entregó agua y raciones