Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 17 10 2005 103 Televisión y radio Los reyes del culebrón se citaron en Madrid para analizar un sector que mueve millones Nuevos formatos y estrategias en la III Cumbre Mundial de la Telenovela SARA CAMPELO MADRID. El mercado de la telenovela genera cada año en el mundo 2.500 millones de dólares y abarca una audiencia de 2.000 millones de espectadores. Pasiones exacerbadas, amores imposibles y pomposas venganzas son el combustible de este género, motor de la industria audiovisual en países como Argentina, Brasil, México, Venezuela y Colombia. El boom que arrasa en todo el mundo de la mano de formatos rentables y longevos, ha resurgido en España por la puerta grande: siete títulos de diferente procedencia desbancan a diario los audímetros ocupando el podio de series de prime time informativos y cine taquillero. En este pudiente clima se ha celebrado en nuestro país la Cumbre Mundial de la Telenovela, un evento que cumple su tercera edición como punto de encuentro de productores, directivos de televisión, distribuidores, guionistas y todo aquel que es alguien en este próspero negocio. Los contratos se firman amigablemente, los pases screenings para los entendidos) se degustan con fervor y los negocios se desarrollan con ese inigualable estilo de compadrazgo de los ejecutivos iberoamericanos (CEOs para los expertos) Alfonso Arús regresa a TVE con un programa muy a su estilo, con mucho humor, alguna salida del tiesto y con un lugar para la música. El título es Tan agustito y se ofrecerá, desde el próximo domingo, a las 18.30 horas. De Juan Menor a Carlos Mata, la diversidad de mesas de debate y ponencias tuvieron cabida en dos jornadas maratonianas que no dejaron cabo suelto en cuanto a contenidos (seriales juveniles, nuevas temáticas... y modelos de negocio a nivel local y universal. África y China: mercados emergentes En Costa de Marfil, muchas mezquitas adelantaron sus horarios de oraciones para permitir a los espectadores disfrutar de la telenovela de Thalía Marimar En China, el culebrón brasileño Esclava Isaura fue visto por más de 450 millones de televidentes. Una vez conquistados los audímetros occidentales, los productores y distribuidores del género se han marcado el mercado asiático y africano como metas para redondear sus cuentas de resultados. Las telenovelas gozan de una gran acogida en los países africanos de habla francesa pese a su escasa presencia en las parrillas lamenta Bernard Azria, presidente del Directorio de Cote Ouest de Costa de Marfil. Popularizadas por los canales locales, los seriales de TV Globo (pionera en el continente negro) TV Azteca y Telefe se disputan el la última hora de la tarde en una comedida periodicidad de tres únicas entregas semanales. Es destacable- -comenta Azria- -que mientras que los contenidos de los canales de satélites europeos son rechazados por la audiencia, las telenovelas no son percibidas por los espectadores africanos como producto foráneo, ya que no generan los sentimientos de exclusión de las producciones internacionales Carlos Mata, protagonista de más de 40 novelas, invitado especial de la cumbre Sin renunciar al génesis del fenómeno Cristal y La dama de rosa siguen figurando en las publicaciones especializadas) el género ha evolucionado notoriamente, según defiende Amanda Ospina, directora de la Cumbre. La novela ha reformado su estética y temática- -dice- -introduciendo actualidad y contenidos universales para encajar en cualquier país del mundo No es para menos: al margen EFE de la relevancia de los culebrones en Latinoamérica, las exportaciones de títulos y formatos llegan a cualquier rincón del globo con altos niveles de éxito. Según los expertos que han comparecido en este foro, nos encontramos ante una globalización de la telenovela: los países no se conforman con importar las melodramáticas soap operas sino que se aventuran a producir las suyas propias.