Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 17 10 2005 Deportes 93 PRIMERA DIVISIÓN SÉPTIMA JORNADA Una discutida decisión arbitral deja en nada el buen trabajo del Getafe Dudoso penalti que aprovecha el Betis para ganar un igualado choque JOSÉ MANUEL CUÉLLAR El Getafe perdió el partido y la imbatibilidad, pero no sus señas de identidad, que es lo más importante para un equipo como éste. Jugó bien el equipo azulón, sin complejos, con resolución y tratando al Betis de igual a igual, sin miramiento alguno y dominándole en muchos momentos del partido. Y no es fácil jugarle al Betis, y menos en el Ruiz de Lopera. Al igual que el Getafe, los sevillanos saben a lo que juegan. Además, les vienen bien los equipos como el de Schuster, gente atrevida, que sale a por el partido y que rasea el balón para controlar el choque y encerrar al contrario. Ahí les duele a los rivales de los béticos, que se encuentran cómodos en esa tesitura, ya sea en casa o fuera. Tiran la línea atrás y buscan la salida rápida para explotar tanto la velocidad de Oliveira, tremenda, como la conexión del brasileño con su compatriota Edu. En esa contra del Betis contra el mayor control del choque del Getafe transcurrió la mayor parte del encuentro, con una igualdad tremenda y un montón de ocasiones por parte de ambos. BETIS GETAFE 1 0 escurriendo al equipo de Schuster, al tiempo que el Betis, con mucho oficio, también pudo sentenciar el choque (falta al larguero de Assunçao en su especialidad, un golpe franco venenoso) Lo cierto es que no se le pudo reprochar nada a Schuster, que tiró de todos los cañones que tenía en el banquillo en pos de nivelar el marcador. De hecho, la segunda parte fue casi por ente- ra del Getafe, que dominó y llegó a agobiar al conjunto local, pero sin llegar a tener la chispa necesaria para reflejar en el marcador su dominio, un mal similar al que padeció el equipo la pasada campaña. No obstante, en el cómputo global del partido queda la sensación de que en la balanza ofrecida por unos y otros, las tablas habrían sido más justas. Betis (4- 2- 3- 1) Doblas; Óscar López, Juanito, Nano, Castellini; Assunçao, Rivera; Varela (Miguel Ángel, m. 65) Edu, Xisco (Juanlu, m. 46) y Oliveira (Dani, m. 70) Getafe (4- 2- 3- 1) Luis García; Pulido, Belenguer, Matellán, Pernía; Cubillos (Pachón, m. 80) Diego Rivas; Cotelo (Paunovic, m. 58) Riki, Gavilán (Redondo, m. 72) y Güiza. Árbitro Vicente José Lizondo Cortés, del Comité valenciano. Enseñó tarjeta amarilla a Luis García, Matellán, Belenguer, Güiza por parte del Getafe, y a Nano y Dani por el lado bético. Expulsó a Diego Rivas, del Getafe, por doble amonestación en el minuto 87. Gol 1- 0, m. 17: Oliveira, de penalti. Compleja decisión Pero con los méritos repartidos por ambos equipos y con la grada asintiendo conforme en el justo empate, fue el árbitro el que decidió el choque. Y fue en una jugada compleja. Con detenimiento, el penalti no lo pareció porque no parece que Luis García toque lo suficiente a Oliveira como para que este cayera, pero se comprende bien el posible error de Lizondo Cortés porque en el justo momento e instante de la jugada, el penalti lo pareció. Total, que Oliveira marcó para decantar el partido cuando el equilibrio era lo más justo por lo visto y acontecido. Cierto es que había tiempo y espacio para que el Getafe hubiera empatado, pero ahí también hubo culpa azulona, pues careció de remate. Tuvo mucho juego y toque de balón, mostrando mimbres de equipo muy hecho, consistente y sólido, pero ayer le faltó tanto el último pase como el remate final. Entre ayes y uys el partido se le fue Rivera despeja con contundencia ante Güiza REUTERS La pegada rojilla tumba a un Celta sin Baiano La lesión del ariete céltico al comienzo del partido dejó sin referencia ofensiva a los gallegos, que sufrieron a la contra el ardor de los locales JOSE LUIS JIMÉNEZ Si hubiese un partido tipo de Osasuna, ese podría ser su encuentro de ayer ante el Celta. Durante la primera mitad aburrió a su rival con un fútbol rechace insufrible para el espectáculo, cercenó toda intención gallega de mover el balón con criterio, y en la segunda parte saltó con mil revoluciones al césped y aprovechó la enorme caraja de la defensa céltica para ponerse por delante, pertrecharse a la contra y matar el partido en una galopada. Osasuna se aúpa al coliderato de la Liga con el Madrid gracias a sus armas de siempre, que siguen valiendo su peso en oro cuando el rival se empeña en practicar el curioso deporte del balompié. OSASUNA CELTA 2 0 REACCIONES Bernd Schuster Entrenador del Getafe Hoy no hemos podido terminar las jugadas. Nos faltaron los últimos veinte metros para aprovechar el buen partido que hicimos Lorenzo Serra Ferrer Entrenador del Betis No hicimos un juego muy vistoso pero a la contra pudimos sentenciar antes Osasuna (4- 4- 2) Ricardo; Izquierdo, Cuéllar, Josetxo, Clavero; David López, Raúl García (Muñoz, m. 70) Marcelo Sosa (Puñal, m. 59) Moha; Romeo (Webó, m. 61) y Milosevic Celta (4- 2- 3- 1) Pinto; Ángel, Sergio, Contreras, Placente; Iriney, Oubiña; Jonathan Aspas (De Ridder, m. 70) Silva, Gustavo López (Perera, m. 77) y Baiano (Javi Guerrero, m. 6) Árbitro Teixeira Vitienes. Amarillas a Ángel, Sosa, Josetxo, Clavero, Iriney y Moha Goles 1- 0 m. 48: Milosevic. 2- 0 m. 83: Webó. Los de Fernando Vázquez salieron muy bien plantados, con Iriney y Oubiña mandando en la medular, pero la lesión de Baiano en el minuto 4 privó al Celta de su gran referente ofensivo. Javi Guerrero lo intentó, pero no asusta ni la mitad que su colega brasileño. Cegado arriba, el Celta cayó en el embarullamiento local, y su fútbol- -que lo tiene y lo intentó practicar- -se diluyó como un azucarillo. Los pamploneses amodorraron con el cloroformo de su juego cansino y de constante brega a su rival, que sólo despertó cuando Milosevic fusiló el primer gol desde la frontal tras quebrar a una estatua llamada Sergio. Con el viento a favor, los de Aguirre se cerraron atrás y esperaron al Celta para descoserlo a contragolpes. Aguirre no se achicó, y puso en liza a Muñoz y Webó, y llegaron así los mejores minutos de Osasuna. Una mano mágica de Pinto a tiro de Webó precedió la mejor ocasión céltica, que Perera marró y envió desviada. En la continuación de la jugada, una velocísima internada por la derecha del ariete camerunés acabó en el 2- 0 y con las esperanzas de un Celta que se estuvo acordando de Baiano durante todo el partido.