Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 17 10 2005 Cultura 57 CLÁSICA Temporada 2005- 06 Torres: Sinfonía (estreno) Brahms: Concierto para violín Int. S. Mintz, violín. Orq. Sinf. de Rtve. Dir. A. Leaper. Lugar: Teatro Monumental. Fecha: 13- X DANZA Mayumana Creadores y directores artísticos: Eylon Nuphar y Boaz Berman. Diseño de escenario: Erez Yaniv, B. Berman. Diseño de luces: Eyal Tavori, E. Nuphar. Diseño de vestuario: Lulo Liam, Norma, Debora, Hadas Tzur. Lugar: Teatro Calderón, Madrid LA NUEVA MÚSICA ALBERTO GONZÁLEZ LAPUENTE uede estar contenta la Orquesta de Radiotelevisión Española: acaba de inaugurar la temporada de conciertos, en el año de su 40 aniversario, y lo primero que hace es desenvolver un regalo. Jesús Torres le ha dedicado (a ella y a su hijo Enrique) una obra de importancia, de esas que primero llaman la atención, luego la fijan y finalmente dejan el regusto de lo saboreado. Torres ha escrito una Sinfonía que es un punto culminante de su catálogo y eso significa que ha soltado amarras transformando su pensamiento y herramientas en una vivencia musical, es decir que se ha servido de la materia para hacer algo personal y sentido. Seguro que los amigos del retorno se frotarán las manos escuchando, por ejemplo, la claridad lírica melódica del tercer movimiento, la implícita armonía de otros fragmentos o la rotundidad consonante de un final que, en verdad, logra sorprender. Todo ello señala una sana falta de prejuicios que en esta partitura colabora a dar una dimensión en verdad emocionante. Por supuesto que en la Sinfonía hay mucho más. Torres se ha manejado en la estricta abstracción, aunque en su bagaje se intuya el aliento de la poesía que le ha facilitado tantas obras vinculadas a lo expresivo, la recreación del pasado que ha sido acicate para satisfacer una narrativa que se desarrolla en constante evolución y que en esta obra se engarza en una continuidad y en una sensatez retórica de notable grandeza. Sin duda, hay en esta Sinfonía seguridad, gusto por el detalle, unidad, coherencia e inspiración, en el sentido más espontáneo del término. Y, ante todo, un deseo de transitar por espacios que están muy bien descritos en los movimientos de la obra, desde lo Desolado a lo Exaltado lo Extático y lo Enérgico La Sinfonía de Torres brilla por su peculiar riqueza tímbrica, muy en la línea del autor, por su manejo de una rítmica que se imbrica en el total y aún, en el cuarto movimiento, aporta fuerza y dinamismo. Puede estar satisfecha la Orquesta de RTVE y su director, Adrian Leaper. La forma en la que interpretaron la obra, su concentración y ganas de llegar a la verdad de la partitura así lo confirma. Luego, el programa se resolvió con una aseada versión del concierto para violín de Brahms junto a Shlomo Mintz que sonó en exceso espeso y monótono. P UNA FIESTA DE INAGOTABLE ENERGÍA JULIO BRAVO Cuarteto Arditti, uno de los más prestigiosos en la interpretación contemporánea El Cuarteto Arditti y Luis de Pablo inauguran el Auditorio 500 del Museo Reina Sofía El espacio, diseñado por Jean Nouvel, acogerá, todos los lunes, la programación del CDMC b El Ensemble Intercontemporain, el Avanti, el Cuarteo Kronos o la London Sinfonietta participan en la temporada del Centro para la Difusión de la Música Contemporánea S. G. MADRID. Hoy, el Cuarteto Arditti será el encargado de inaugurar el Auditorio 500, diseñado por Jean Nouvel dentro de la ampliación del Museo de Arte Reina Sofía. Un concierto- -que incluye obras de Luis de Pablo, Alberto Posadas, Francisco Guerrero y Cristóbal Halffter- con el que se abre la temporada del Centro para la Difusión de la Música Contemporánea (CDMC) que, a partir de ahora, desarrollará su programación estable- -todos los lunes- -en este nuevo espacio (con 425 butacas) Para el director general del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (Inaem) José Antonio Campos, poner el CDMC en el corazón del centro del arte contemporáneo representaba un sueño largamente acariciado. Un deseo compartido por la directora del Museo Reina Sofía, Ana Martínez de Aguilar, que aseguró durante la presentación de la programación que esto permitirá estrechar lazos entre ambas instituciones Campos advirtió que entre las prioridades de Cultura se encuentra el apoyo a los nuevos creadores, algo que en el caso del CDMC se ha traducido en el incremento de su presupuesto en un 38 por ciento. Fundado en 1983 por el compositor Luis de Pablo, el CDMC está dirigido en la actualidad por Jorge Fernández Guerra, quien afirma que éste es el momento más importante para el Centro. Creo que tener un espacio propio, que representa la modernidad, es un salto cualitativo muy importante para un centro que se ocupa de la creación del siglo XX y XXI Hasta ahora los conciertos se celebraban en el Auditorio Nacional o en las salas del Museo Reina Sofía. La mejor oferta En cuanto a la programación, la calificó como la mejor oferta de música contemporánea que ha habido y hay en España Entre sus planteamientos se encuentra la presentación, con regularidad de los mejores grupos de mundo en la interpretación de este repertorio, como el Ensemble Intercontemporain, la London Sinfonietta o el Cuarteto Kronos, enmarcándose este último en un capítulo dedicado a los cuartetos de cuerda, que representan el paradigma de la música de cámara También tendrán cabida los grupos españoles, como el Instrumental de Valencia, cuya presencia demuestra la existencia de puentes con otras comunidades autónomas como las de Valencia o Andalucia. Bajo el nombre de Residencias se realizarán combinaciones instrumentales, en las que participarán agrupaciones como el Trío Arbós y el Neopercusión. En cuanto a los compositores, además de los conocidos mundialmente, el CDMC pretende ser la base desde donde se valore la creación española de las jóvenes generaciones. s difícil, si no imposible, clasificar el espectáculo de Mayumana. Música, mimo, danza, teatro, percusión, humor... Son varios de los ingredientes que componen esta sana, sabrosa y digestiva ensalada que propone el grupo nacido en Israel hace algo menos de una década y que componen ahora más de medio centenar de artistas repartidos en diversas compañías que giran por todo el mundo. Es la tercera visita de Mayumana a Madrid en los últimos cuatro años. El efecto sorpresa ya ha pasado, por tanto, pero su espectáculo sigue teniendo la frescura, el vigor, el desenfado y la energía suficiente como para seguir enganchando al público, que en muchos casos repite experiencia. Nacido en la estela de trabajos como Stomp o Tap dogs el espectáculo que propone Mayumana (una palabra que viene a significar destreza o habilidad no está sin embargo tan basado en el virtuosismo técnico de sus intérpretes (que lo tienen) sino en su capacidad para jugar entre ellos y con el público. Desde el principio, Mayumana trata de establecer un diálogo con los espectadores, de hacerle cómplice de lo que ocurre en el escenario, que no es sino una explosiva fiesta del ritmo llena de sentido del humor, de felicidad, de contagiosa alegría. Mayumana presenta un espectáculo más visual que virtuoso, por tanto, y que es desde que se encienden las luces un continuo e inagotable derroche de energía a cargo de los diez intérpretes que se suben al escenario (son veintiséis los que componen el elenco en esta gira española) Son ellos, y eso lo saben sus creadores, el verdadero corazón de Mayumana sobre su vitalidad y su nervio descansa el latido del espectáculo, su ritmo y su vigor. Una estética urbana, y un vestuario de corte rapero son los envoltorios de este trabajo imaginativo, donde la percusión y sus derivados no son sino la pauta sobre la que tejer sketches y números musicales o coreográficos, que presentan ciertas novedades (como el homenaje al flamenco con respecto a visitas anteriores suyas. Ésta tiene todas las trazas de ser, como las dos anteriores, muy larga. Se lo tienen ganado. E