Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional TRAS LA XV CUMBRE IBEROAMERICANA DE SALAMANCA LUNES 17 10 2005 ABC Cuba considera que la declaración final le da una victoria política y diplomática Zapatero cifra sus esperanzas en la capacidad de acción de Enrique Iglesias Ejecutivo se centrará ahora, como objetivo prioritario de su política exterior, en el décimo aniversario de la Conferencia Euromediterránea de Barcelona LUIS AYLLÓN MADRID. Una vez concluida la Cumbre Iberoamericana de Salamanca, el Gobierno cifra sus esperanzas en que haya una actuación decidida por parte del secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, para poner en marcha los proyectos y planes acordados por los jefes de Estado y de Gobierno en materias como el canje de deuda, la creación de un modelo de gestión de las migraciones, el establecimiento de un sistema de gestión de las catástrofes naturales o el impulso de un programa de alfabetización. José Luis Rodríguez Zapatero quiere que se mantenga una estrecha relación con Iglesias para facilitarle en todo lo posible su tarea, de forma que se haga realidad que hay un antes y un después de Salamanca y que ha nacido un actor político activo b El jefe del El PP sólo ve en la cumbre la victoria de Castro ABC MADRID. El PSOE y el PP discreparon ayer sobre los resultados de la XV Cumbre Iberoamericana y se cruzaron reproches mutuos. Así, la socialista Trinidad Jiménez acusó a los populares de cometer una deslealtad institucional sin precedentes y la portavoz popular Soraya Sáenz de Santamaría acusó al Gobierno de Zapatero de convertir en partidismo todo lo que toca Para el PP, el resultado de la Cumbre de Salamanca no es sino una radiografía más de la política exterior de Zapatero: Al PP y a la totalidad de los españoles nos hubiera gustado que esta cumbre fuera el éxito de la libertad, de la democracia y de los derechos humanos; sin embargo, se ha convertido en la victoria del dictador Castro y la está rentabilizando como tal Por contra, Jiménez mantuvo que el resultado de la cita es que el conjunto iberoamericano actúe con un sola voz en el mundo y recordó que las resoluciones de Naciones Unidas y las de la UE utilizan de manera indistinta el término bloqueo y el de embargo para aludir a Cuba. Las expectativas que el Gobierno había puesto en la reunión de Salamanca para ganar prestigio en la esfera internacional se cumplieron estos días sólo en parte, como consecuencia de la polémica suscitada por los comunicados que agradaban a Cuba y molestaban a Estados Unidos, lo que produjo un cierto eclipse sobre los trabajos de la Cumbre. Vencedor ausente Por más que desde el Gobierno se haya querido restar importancia a lo sucedido, no se puede olvidar que el régimen de Fidel Castro, incluso sin que éste se dignara presentarse en Salamanca, se considera un claro vencedor. Así lo ha dicho en las últimas horas su canciller, Felipe Pérez Roque, asegurando que Cuba logró una importante victoria política y diplomática El ministro cubano lo atribuyó al respeto y prestigio de Fidel Castro y subrayó que la Cumbre fue una prueba de cómo van avanzando las ideas progresistas que la revolución cubana y bolivariana defiende en nuestro hemisferio En cualquier caso, Zapatero, que ayer dijo en la cadena Ser que nunca ha tenido ni pasión ni interés por cono- cer a Castro, insistió en que la Cumbre ha sido un éxito por las decisiones tomadas sobre asuntos concretos destinados a mejorar el desarrollo de los países iberoamericanos. El presidente del Gobierno recibió también ayer los elogios de Hugo Chávez, quien, después de haber criticado ácidamente en años anteriores las reuniones de jefes de Estado y de Gobierno iberoamericanos, aseguró que la de Salamanca ha sido la mejor cumbre a la que ha asistido El presidente venezolano, consciente de que Zapatero, con quien dice tener un gran acuerdo ético, moral y político es su mejor apoyo en Europa, ha atendido las peticiones de La Moncloa de mantenerse dentro de los cánones protocolarios. Sin perder su estilo, en esta ocasión Chávez ha moderado sensiblemente sus actuaciones y ha renunciado a erigirse en protagonista para que la atención se centrara en los resultados de la cumbre. Concluida esta reunión, Zapatero, por lo que respecta a la política exterior, centrará ahora su atención prioritaria en la celebración del décimo aniversario de la Conferencia Euromediterránea de Barcelona.