Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 16 10 2005 Deportes EL MADRID SE LLEVA EL DERBI 97 ASÍ JUGARON REAL MADRID E. O. CASILLAS: bien. Poco trabajo, pero una gran parada en remate de Torres en un momento clave del partido. MÍCHEL SALGADO: bien. Hasta que se lesionó tapó con acierto a Petrov y se había ofrecido por su banda. SERGIO RAMOS: notable. Rápido, seguro, bien colocado, atento a las coberturas de la banda derecha. HELGUERA: bien. Se le vio menos que a su compañero de zaga, pero estuvo sobrio y siempre bien colocado. ROBERTO CARLOS: bien. Partido cómodo. No tuvo rival directo enfrente y tapó su banda con discrección. Se incorporó poco al ataque. BECKHAM: notable. Mantiene su gran nivel físico y eso le permite estar en todas partes, hasta por la izquierda se movió ayer. Mejor en la contención que por la banda. PABLO GARCÍA: muy bien. Su actuación más completa. Barrió en lo defensivo y cuando tuvo el balón lo canalizó siempre con sentido, incluso con algún pinito de pase largo. Bien en el juego aéreo. ZIDANE: mal. Desde el principio, cuando falló dos controles, se vio que no era su día. Flojo físicamente. BAPTISTA: regular. De más a menos. Comenzó muy activo, pero terminó desaparecido. Sin llegadas a gol. RAÚL: bien. A él le hicieron el penalti y estuvo presente en casi todas las acciones ofensivas. Le anularon un gol por fuera de juego. RONALDO: notable. No perdona. Parece que no está, pero cuando aparece resuelve con facilidad los mano a mano con los porteros. DIOGO: bien. En la segunda parte entró bien por su banda. Le faltan minutos, pero en ataque no se corta. GUTI: bien. Lo mejor, su pase a Ronaldo en el segundo tanto y su aportación a la hora de tener el balón. ROBINHO: regular. Dio el pase del tercer tanto, un remate flojito y la sensación de que no es el que llegó. LUXEMBURGO: bien. Había trabajado muy bien cómo frenar a Petrov y todo el sistema de contención. Podía haber quitado antes a Zidane... Ronaldo se duele ante Leo Franco en la jugada de su lesión. A la derecha, Pablo García lucha con Torres EN EL PALCO RAFAEL MARICHALAR pulsión. El resultado es el que hay y punto A Ferreras, director de Comunicación del Madrid, le pareció una victoria impecable y un gran Pablo García. Es un jugador humilde como persona, pero será grande En la presidencia, Esperanza Aguirre, a la derecha de Cerezo, deseó que gane el mejor Lo dijo sin esfuerzo alguno. Pero es conocido su afecto por lo blanco. Al otro lado Jorge Sampaio, presidente de Portugal, a quien le pareció que el Madrid ha sido superior y tal vez influyó el penalti. Pero he disfrutado Francisco José Hernando, presidente del Tribunal Supremo, suspiraba por un buen partido, y lo ha sido Le tiran los colores blancos. Pues tuvo una buena noche. El ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, llegó unos minutos FOTOS: IGNACIO GIL Y AFP El penalti y la expulsión, punto de discordia MADRID. Un Calderón a tope, con cánticos y público calentando más el ambiente, anunciaba el acontecimiento. A los seis minutos un penalti a Raúl y una expulsión- -Antonio López- puso al Madrid como pez en el agua y supo aprovecharse según Enrique Cerezo, presidente del Atlético. Lo que digo ahora es que sin esa circunstancia el Madrid no hubiera ganado. Y no entro a analizar el penalti ni la ex- tarde junto a varios colegas que han participado en la Cumbre Iberoamericana, pero no estaba Enrique Iglesias, secretario general de la misma. El político español confesó que vamos a remontar Su deseo no se cumplió. Pitina, esposa de Florentino Pérez, acertó la victoria, pero no los goles (1- 2) Enrique Sánchez portavoz de la Junta directiva, calificó de clarísimo el penalti Enrique Collar no tenía la misma opinión. Juan Palacios y su hijo Jonathan se divirtieron, aunque debieron sentirlo por sus muchos amigos atléticos. Ion Tiriac, dueño del Masters de Madrid, abandonó unas horas sus obligaciones tenísticas: Aquí estoy porque he venido a ver ganar al Atlético Astiazarán, como siempre, no opina. Lo debe dejar para la Liga Profesional. MADRID. Se quería ver a Míchel Salgado ante Petrov y a Antonio López frente a Beckham. Podían ser duelos claves en el partido, pero todo quedó en nada cuando Antonio López fue expulsado en el minuto seis. A partir de ahí todo quedó desvirtuado, mucho más cuando Bianchi decidió dejar toda la banda zurda a Petrov, alejándole así del área rival y, por consiguiente, de Míchel Salgado. Luego se lesionó éste, otro imponderable, y salió Diogo, pero lo importante es que ya nada fue como se pensaba. Con Petrov alejado de la zona de peligro nada se vio por aquella banda, sobre todo porque el búlgaro debía recorrer setenta metros para llegar con la lengua fuera hasta Salgado o Diogo y, encima, con la ayuda de Beckham, que sabiéndose la lección estaba siempre a la sombra de su lateral. EL PARTIDO EN LAS BANDAS Sin Antonio López, otro encuentro El choque, que se preveía como un intenso duelo por los costados, quedó totalmente desvirtuado por la temprana expulsión del lateral zurdo rojiblanco, por lo que todo lo planeado quedó en agua de borrajas Alas cortadas JOSÉ MANUEL CUÉLLAR En aquella autopista libre de gente, el que acabó haciendo su agosto- octubre fue Diogo, primero porque entró cuando Petrov ya no podía con las botas, y luego porque el Atlético, hundido físicamente, no podía tapar las subidas por las bandas. En el otro costado hubo aún menos. Al quedarse con diez, Bianchi decidió reforzar el medio campo metiendo a Maxi al centro, y como en el otro bando Zidane nunca entra por la izquierda, resulta que tampoco hubo juego por ese lado, cortadas pues ambas alas por los avatares del encuentro. Cuando el técnico argentino se dio cuenta del desbarajuste propio, metió a Gabi y Valera, sobre todo para que este último ocupase el lado derecho. También rellenó el izquierdo escorando a Perea al lado zurdo para jugar con defensa de tres y adelantar a Petrov. Pero ya fue tarde. Aunque lo intentó, el búlgaro, que acababa de llegar de jugar con su selección, no podía ni con las botas, mucho menos para irse de un Diogo que estaba fresco al no haber jugado todo el partido. En el otro costado, Valera tampoco pudo con Roberto Carlos y las ayudas de Pablo García, si bien el uruguayo se desdobló tanto a un lado como al otro, haciendo más fácil la contención de los rivales que entraban por los costados defensivos del Madrid. Cuando entraron, que fue muy pocas veces. Tampoco los blancos, con Beckham muy centrado, hicieron escabechina por el lado derecho de su ataque. La verdad es que ni falta les hizo.