Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 16 10 2005 Los domingos 63 AMOR Y POLÍTICA jer casada, con tres hijos de dos maridos distintos. Las fotos de VSD causaron estupor. Pero la opinión pública se manifestó sedienta de emociones fuertes, que era muy fácil consumir consultando Googel, visitando las web de algunos periódicos suizos o ingleses, o transitando por blogs satíricos y políticos que contaban con detalle las peripecias extramatrimoniales de Cecilia y Sarkozy, que pronto se confirmaría como un predador erótico, ávido de compañía femenina. Nombres propios Durante la todavía reciente visita de Mariano Rajoy a París, para participar en un congreso de la Unión por un Movimiento Popular (UMP) Nicolás Sarkozy se dejó ver acompañado de una joven periodista que conocemos quienes hemos cubierto actividades diplomáticas en el Elíseo, autora de una biografía apologética de Jacques Chirac. Desde hacía días, su nombre circulaba oficiosamente por las redacciones, citado con letras de los más variopintos colores en numerosos blogs franceses, incluso españoles. France- Soir terminó por publicar su nombre, provocando la cólera de los abogados de la pareja, que amenazan con perseguir judicialmente a quienes se inmiscuyan en su intimidad Falsamente azorado, Sarkozy confesaba a un grupo de reporteros: No querréis que aparezca en la televisión para contar que una mujer ha entrado en mi vida... El secreto, la oscuridad y los proyectos del político y la joven periodista, no menos ambiciosa, alimentan el culebrón que prosigue, en la oscuridad iluminada de la blogosfera. La nueva historia de amor de Nicolás Sarkozy tiene un sabor político muy ácido. Su nueva novia presumida o real, ha escrito una biografía falsamente candorosa de Chirac, y ha frecuentado el palacio del Elíseo como corresponsal política de un diario conservador. Biógrafa entusiasta del presidente, la joven cronista quizá ha descubierto la fascinación más íntima, carnal, por los pasillos más oscuros del poder supremo, atraída, como una mariposa, hacia la luz negra que irradian los ojos del más prometedor de los candidatos a la sucesión de Chirac, el más implacable de sus enemigos íntimos. Hasta hoy, Sarkozy y su nueva acompañante han decidido vivir su historia de amor lejos de los focos iluminados de la actualidad más cruda, ocultándose temporalmente entre las sombras de las residencias de función de un ministro de Estado y los hoteles de paso y de lujo que corresponden a su rango. Pero los perros de caza armados con teleobjetivos los persiguen y acechan. Y se dice que ya existen fotos íntimas de una oscura historia de amor y pasión, carnal y política. El matrimonio Sarkozy en una imagen que podría no volver a verse. Nadie sabe cómo terminará la doble historia de amor y política AFP La telenovela de los Sarkozy Las aventuras y los infortunios y devaneos matrimoniales y extramatrimoniales del ministro del Interior y aspirante a la presidencia de la República francesa se han convertido en una verdadera telenovela cuyas protagonistas femeninas son, ellas mismas, heroínas de un drama de imprevisibles consecuencias TEXTO: JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL EN PARÍS T odo comenzó hace tres años, cuando Nicolás Sarkozy, flamante ministro del Interior de un Jacques Chirac reelegido presidente, instaló a su mujer, Cecilia, lejana descendiente de Isaac Albéniz, en un despacho contiguo al suyo, como esposa y consejera, bien presente en cenas de alto contenido político y en un impresionante arco iris de actividades públicas, seguida de una corte de fotógrafos que la convirtieron en una de las mujeres más famosas de Francia. Joven, bella, madre de dos hijos de un primer matrimonio, Cecilia Sarkozy explicaba, a quienes la escuchábamos, atónitos, que la vida política es tan cruel, que mi marido y yo hemos decidido estar juntos en todo momento: mi tarea es acompañarlo y cuidarlo a todas horas Esa complicidad sin fronteras públicas ni privadas terminó transformando a los Sarkozy en la pareja ideal de la Francia política: jóvenes, ambiciosos, corriendo juntos la larga, dura, feroz e imprevisible carrera de maratón que solo concluirá con las elecciones presidenciales de 2007. La hora de los rumores Tras una larga luna de miel, entre los Sarkozy y su público comenzaron a aparecer los primeros nubarrones. Por las redacciones comenzaron a circular rumores: Nicolás traicionaba a Cecilia. Los nubarrones terminaron por precipitar tormentas de granizo, cuando se empezó a contar detalles sobre las infidelidades de Cecilia. La nueva crisis alcanzó su momento álgido el 29 de mayo pasado, cuando Francia se disponía a Tras una larga luna de miel, entre los Sarkozy y su público comenzaron a aparecer los primeros nubarrones mientras corría el rumor: Nicolás traiciona a Cecilia rechazar el proyecto de Tratado constitucional europeo, y los hombres de Sarkozy dejaron decir que la pareja se había reconciliado en Madrid, durante una cena, acompañados del Rey de España. Aquella reconciliación apenas duró unos días. Pronto circularon fotografías de Cecilia en galante compañía de un consejero de su esposo. Las fotografías circulaban, pero no se publicaban. Por aquellas primeras semanas del verano pasado, Sarkozy todavía declaraba que esperaba recomponer su familia. Esperanza fallida. Tras las vacaciones, el semanario VSD rompió un tabú nacional, publicando las fotos de la esposa de un ministro acompañada de su amigo durante una velada nocturna, dándose la mano, en unas posiciones comprometedoras para una mu-