Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 16 10 2005 Madrid 45 Un tigre, un puma, una cacatúa, tres inmigrantes hacinados en un zulo y una niña herida por el felino son los ingredientes de esta historia en la que la falta de papeles puede llevar al dueño de una tienda de animales a terminar entre rejas La pista del tigre desmanteló un zulo TEXTO: CARLOS HIDALGO MADRID. Nunca un cachorro de tigre había levantado tanto revuelo desde que Jesulín de Ubrique mostrara a toda España el poderío de las fauces de Currupipi Nuestro tigre en cuestión, de ida y vuelta, no era más que la punta del iceberg de un suceso que ha concluido con la detención del dueño de una tienda de animales, acusado de tres delitos contra los derechos de los trabajadores, otro de contrabando y uno más de simulación de delito y denuncia falsa. Para tirar del hilo de esta zoo- historia hay que remontarse al pasado mes de septiembre, cuando una mujer, acompañada de su niña de 2 años, visitó una tienda de animales del polígono industrial Las Naciones, en Griñón. Lo que se presumía como una tarde agradable terminó con la pequeña en urgencias a causa de las heridas que le provocó un cachorro de tigre que estaba en exposición. La denuncia no tardó en llegar a los agentes de la Guardia Civil adscritos al Seprona. Se desplazaron al lugar de los hechos y allí procedieron a la intervención del animal, debido a que carecía de la documentación pertinente que avalase su procedencia. El cachorro quedó en depósito de Francisco José Gómez Sánches, pinteño de 19 años y administrador único del establecimiento. Dos ejemplares de Cacatua Suphurea El Puma Concolor incautado Sobre el falso techo había un habitáculo acristalado donde pernoctaban tres brasileños a cambio de vigilar la nave La investigación comenzó después de que una niña de 2 años fuera agredida por el felino cuando visitaba con su madre la tienda secar, lo que demuestra que las tres personas, dos hombres y una mujer, hacían su vida en el local. El establecimiento estaba compuesto, además, por la tienda, una trastienda, una sala de cuarentena y patio exterior. En la operación, además del Seprona, han intervenido inspectores de la Dirección General de Agricultura, inspectores del Soivre, agentes de Medio Ambiente de la Comunidad y miembros del Centro de Recuperación de Animales de Buitrago. El cachorro de tigre, de la especie Pantera Tigris Falsa denuncia Sin embargo, pocos días después, el Instituto Armado recibía una denuncia por parte del joven empresario, quien denunciaba el presunto robo del tigre. ¿Dónde está mi tigre? se preguntaba. Pero los agentes no se tragaron la patraña y, a finales de septiembre, vieron cómo la denuncia era retirada por Francisco José. Algo olía muy mal en el asunto; algo olía a tigre. El otrora denunciante aseguraba que una llamada le había avisado de que el felino le sería devuelto en Toledo. Esta incoherencia, como sospechaba la Benemérita, no era más que una mentira que escondía una ristra de irregularidades. FOTOS: GUARDIA CIVIL Sin papeles Los agentes volvieron al establecimiento el pasado jueves y se incautaron no sólo del tigre, sino de una cacatúa sin papeles Pero la sorpresa mayor estaba aún por llegar. Al inspeccionar el techo de la nave encontraron una trampilla de acceso al falso techo, donde les recibió un puma, también ilegal Pero había más. Los agentes descubrieron en el techo falso un habitáculo acristalado donde pernoctaban tres brasileños, también en situación irregular que, a cambio de dormir en el zulo, vigilaban la nave. El habitáculo escondía una infravivienda en la que había un sofá, un camastro, televisión y algunos objetos personales. Además, en otra zona, numerosas prendas de ropa estaban colgadas para