Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 16 10 2005 Internacional 39 Persisten en las lluvias y, con ellas, el desplome de las carreteras y las dificultades para el envío de ayuda humanitaria. El riesgo de epidemias y de hambruna amenaza a los supervivientes del huracán Stan Guatemala, lo peor aún está por venir MANUEL M. CASCANTE. ENVIADO ESPECIAL CIUDAD DE GUATEMALA. Ni los muertos ni los vivos pueden descansar tranquilos en Guatemala. Los primeros, porque permanecen bajo montañas de lodo y no podrán recibir sepultura. Los segundos, porque a muchos les llega la ayuda con cuentagotas y les acecha un futuro nada halagüeño: persiste la amenaza de brotes epidémicos y la destrucción de las cosechas hace prever tiempos de escasez y hambre. El clima sigue sin acompañar, estamos en plena temporada de huracanes, y las lluvias dificultan el acceso de los equipos de rescate: ya no se trata de encontrar supervivientes, sino de socorrer a quienes no arrancó la vida el devastador paso del huracán Stan Situación dramática La situación es dramática para muchas comunidades del oeste del país, donde continúa el desplome de puentes y carreteras. El mal tiempo limita a los helicópteros y el envío de artículos de primera necesidad. Mientras, se asume que el número real de muertos por el Stan será difícil de conocer, por las imprecisas cifras de desaparecidos. La Comisión Nacional para Reducción de Desastres se ciñe a 656 muertos, 381 heridos y 830 desaparecidos. Sin embargo, vecinos de comunidades afectadas y cooperantes hablan de unos 3.000. La evaluación de Cáritas española eleva la cifra de fallecidos a 2.052, y 577 desaparecidos. Unicef estima las víctimas mortales entre 1.500 y 2000. Además, afirma que al menos la mitad de la población afectada son niños y adolescentes, de los que 1.200 habrían perdido a alguno de sus progenitores. El Stan han producido además graves daños en la agricultura y la ganadería, por lo que se teme un éxodo masivo del campo a las ciudades, en busca de mejores condiciones de vida. Hay cerca de 4.000 viviendas destruidas, cu- Soldados norteamericanos se preparan para repartir provisiones a las víctimas guatemaltecas del Stan ya reconstrucción requerirá, según el Ministerio de Comunicaciones, unos doce millones y medio de dólares. El Ministerio de Agricultura y Ganadería cifra las pérdidas en cuatrocientos millones de dólares. Los daños en infraestructura superan los trescientos millones. AFP Los campesinos piden suspender el TLC Líderes indígenas y campesinos de Guatemala pidieron ayer al presidente, Óscar Berger, la suspensión del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos ante los estragos causados por el Stan entre los productores. Si entra en vigor el TLC el primero de enero próximo, sus efectos agudizarán aún más el sufrimiento de la población dijo Carlos Arreaga, dirigente de la Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas. Cientos de indígenas y de campesinos perdieron todos sus cultivos, también sus animales, y los precios de la canasta básica se han disparado detalló Arreaga. La dirigente Irene Barrientos, comentó por su parte que la organización ya había denunciado que Guatemala, debido a la desigualdad social, no está preparada por afrontar la aplicación del TLC La organización no gubernamental Intermón Oxfam ha advertido del riesgo de una crisis alimentaria hasta finales de 2006, ya que los campesinos indígenas han perdido el 80 por ciento de la única cosecha anual de maíz, base de la alimentación Además de los cultivos de maíz y frijol arrasados, se ve comprometida la exportación de café ecológico, una de las principales riquezas de Guatemala. Al norte, en México, el número de muertos sigue en aumento, tras el hallazgo de más personas sepultadas por el barro en Chiapas. El Ministerio Público reconoce que, por el momento, son 42 los fallecidos a consecuencia del ciclón. Oficialmente, en El Salvador los muertos serían 69; en Colombia, 39; diez en Nicaragua, siete en Honduras y dos en Costa Rica. El ex presidente Gutiérrez renuncia a su exilio, regresa a Ecuador y es encarcelado ABC QUITO. ¡Lucio Gutiérrez presidente! era ayer el grito unánime de los presos del penal García Moreno, de la capital ecuatoriana. Los presos comunes apoyaban así a su más reciente compañero, el ex presidente ecuatoriano Lucio Gutiérrez. Acusado de dejación del cargo, se ha exiliado los últimos seis meses en Colombia, pero el viernes decidió volver a su país para retomar el poder que me fue arrebatado según comentó a una emisora de radio colombiana. Por supuesto, nada más pisar tierra ecuatoriana, sus detractores políticos- -ahora en el Gobierno de Alfredo Palacio, fueron a detenerle y le ingresaron en la prisión García Moreno de máxima seguridad. Fuentes colombianas dicen que vuelve cargado de denuncias contra quienes actualmente detentan el poder en Ecuador. El Gobierno, por su parte, tiene toda una batería de ataques jurídicos contra Gutiérrez. La última palabra, parece, la pronunciarán los jueces siempre que no lo haga una bala perdida Mientras, el ex presidente dice que estoy más seguro en la cárcel que al lado de los ladrones de cuello blanco de Palacio y aunque la ciudadanía no se ha manifestado, los compañeros de celda parece que- -como el bíblico buen ladrón- -le apoyan. Malo, de momento, y en aras de la peligrosidad del detenido, el Gobierno le mantiene aislado en régimen de visitas restringidas Eso quiere decir que sólo pueden visitar al ex presidente las personas que figuran en una lista que manejan las autoridades político- militares del país.