Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 DOMINGO 16 10 2005 ABC Internacional Irak se pronuncia sobre su Constitución en una jornada de insólita tranquilidad Diez empleados de la Comisión Electoral, secuestrados en la provincia de Al- Anbar dividirse conforme a criterios étnicos y religiosos: los chiíes y los kurdos se pronunciaron a favor de la Carta Magna, y los suníes, en contra ALBERTO SOTILLO ENVIADO ESPECIAL BAGDAD. Unos diez millones de iraquíes acudieron ayer a las urnas para pronunciarse en referéndum sobre su proyecto de Constitución, en una jornada de una insólita calma. Claro que lo de paz y tranquilidad en Irak siempre hay que entenderlo en términos relativos. Pero tan sosegado llegó a parecer el día de ayer que las carreteras desiertas de Bagdad se convirtieron en improvisados campos de fútbol para los chiquillos. En la capital, desde las primeras luces del día, los iraquíes acudieron a votar en familia. Tuvieron que hacerlo a pie y a través de calles solitarias, porque estaba prohibido el tráfico a todos los vehículos no militares para evitar el estallido de coches bomba. Pero, a diferencia de lo que ocurrió durante las elecciones de enero, en las que los votantes tuvieron que abrirse camino literalmente entre las bombas, esta vez el referéndum ha sido una de las jornadas más apacibles que ha conocido Irak en muchos meses. b El voto volvió a Detenido el barbero de Al Qaida El peluquero de Al Qaida, el hombre encargado de cambiar los peinados, la forma de la barba y el color del pelo a los jefes de la red de Bin Laden en Irak, Walid Mohammed Farhan Chubar al- Subaidi, se encuentra bajo arresto en algún lugar del país, informó el mando militar de las tropas de EE. UU. en Bagdad. Soldados estadounidenses lo detuvieron el pasado 24 de septiembre, aunque la noticia trascendió ayer. Conocido como Abu Siad el barbero habría modificado varias veces el aspecto capilar de los principales cabecillas de la banda, liderada en Irak por el terrorista jordano Abu Musab al- Zarqaui. no por delante si se desea restañar heridas y volver a unir el país. Los chiíes y los kurdos votaron a favor de la Constitución y los suníes, en contra. Aunque entre varios de los votantes de clase media con quienes hablamos ayer, se abría paso también una tercera corriente: la de quienes votaban sí aunque no les gustase la Carta Magna, para evitar tener que empezar todo el proceso desde el principio. No queremos retroceder, sino seguir hacia adelante. No podemos estancarnos. Ya habrá tiempo para cambiar después nos cuenta Uday, un suní de treinta años. Necesitamos un Gobierno. Necesitamos que acabe todo esto insistía Ani al- Rubai, un chií que nos aseguraba que había venido caminan- Funcionarios electorales recontaban los votos en un colegio de la capital do más de tres horas para poder votar. En Bagdad, las preocupaciones de la gente son parecidas, sean chiíes o suníes: quieren estabilidad, gobierno y unidad. Y todos esperan el momento en que se vayan las tropas norteamericanas, pero siempre que no dejen atrás un país en llamas. Unos creen que esos anhelos están en la Constitución y otros, lo contrario. Pero el caso es que, en tanto el voto se siga dividiendo por criterios étnicos y confesionales, parece difícil que pueda haber la concordia y unidad necesarias para pacificar el país. Por vez primera desde la invasión, los suníes han acudido a las urnas. Y esta circunstancia ha debido de ser un factor esencial en la relativa calma de ayer. La insurgencia más radical reiteró sus atronadoras amenazas. Un cartel puesto junto a una mezquita de Mosul intentaba intimidar a los votantes anunciándoles con negro humor: Bienvenidos al cielo los que habéis venido a votar Pero todo indica que la guerrilla nacionalista salió al paso de esas intimidaciones e incluso llegó a facilitar el tránsito a algunos votantes. Participación en el Kurdistán En varias localidades de la provincia rebelde de Al- Anbar la violencia forzó una participación mínima. Pero parecen sintomáticas las colas de votantes en la emblemática ciudad de Faluya. En el Kurdistán iraquí la participación fue bastante menor que en las an- Seis iraquíes soldados muertos Esto no impidió que en el relativo sosiego fueran secuestrados diez empleados de la Comisión Electoral en las localidades de Al Yasira y Jalibiya, en la rebelde provincia de Al- Anbar. Además, murieron seis soldados iraquíes en dos ataques diferentes al norte de Bagdad. Los enfrentamientos fueron tan intensos en Ramadi que sus habitantes apenas pudieron acercarse a votar. En la propia capital iraquí fue atacado un colegio electoral con varias granadas de mortero. Parece un largo repertorio de desastres, pero apenas es nada comparado con otras jornadas. A la espera de resultados oficiales, las entrevistas llevadas a cabo a la salida de los colegios electorales dan a entender que el voto volvió a dividirse por criterios étnicos y religiosos, lo que recuerda que, al margen del resultado de las urnas, queda un largo cami- Bush ve en el referéndum un severo golpe a los terroristas PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. No sobrado de buenas noticias en uno de los momentos más impopulares de su presidencia, George W. Bush ha ensalzado la participación popular en el referéndum de Irak pese a los sabotajes y las amenazas de violencia. En su discurso radiofónico de los sábados, el presidente calificó este ejercicio democrático como un severo golpe contra los terroristas y un claro mensaje al resto del mundo: que los iraquíes van a decidir el futuro de su país a través de elecciones pacíficas Bush argumentó que los avances en la transición de Irak complican las ambiciones de Al Qaida de crear una nueva base de operaciones en la región. Para Estados Unidos, el progreso político de Irak supone un requisito fundamental para reducir la masiva presencia militar del Pentágono que en estos momentos se eleva a 156.000 efectivos. Con todo, Bush reiteró que no piensa abandonar Irak hasta que sus ciudadanos hayan establecido una nación libre que pueda autogobernarse, autodefenderse La respuesta del Partido Demócrata ha corrido a cargo del general retirado y ex candidato presidencial Wesley Clark, quien ha indicado que, aunque la votación es un evento político importante los estadounidenses están enojados con la incompetencia del presidente Bush con y el hecho de que no esté dispuesto a admitir con algo de humildad que ha cometido errores terribles y trágicos relacionados con la misión en Irak Desde la invasión, el Pentágono ha acumulado 1.960 bajas mortales y 15.063 heridos. Si la Constitución es aprobada, se celebrarán elecciones el próximo 15 de diciembre y Washington podrá empezar a pensar en una retirada progresiva.