Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
102 Los sábados de ABC SÁBADO 15 10 2005 ABC TENDENCIAS Los símbolos materiales de la religión siempre han estado unidos a manifestaciones externas de las diversas culturas, pero ahora forman parte de las ofertas de la moda. Cruces, medallas y otros objetos similares, incluso para proteger a los animales, son el capricho de los diseñadores La nueva joyería religiosa s símbolos religiosos, desde tiempos ancestrales, han sido objeto de manifestaciones externas en los creyentes de todas las culturas, especialmente en la cristiana, donde las cruces, las vírgenes y los santos formaban parte de la creencia y del recuerdo de las ceremonias más importantes, como podían ser el bautismo o la comunión. La inmensa mayoría de los católicos ha llevado o llevan colgada del cuello, aunque a menudo oculta tras la ropa, una medalla con la Virgen de su devoción o una sencilla cruz. Nadie o muy pocos mostraban sus joyas religiosas como adorno en el vestir, hasta que hace unos años estos símbolos pasaron a ser tendencia al subirlos los diseñadores a la pasarela de la moda, o al lanzarlos los artistas del momento. Aunque hubo precedentes interesantes, como sucedió con Dalí cuando interpretó y esculpió en oro el famoso Cristo agonizante de Velázquez (tan habitual entre los toreros) De aquello hace más de tres décadas, pero como todo lo que es arte, esa cruz sigue de plena actualidad. Sin embargo, salvo casos excepcionales, la joyería religiosa para uso personal siempre fue sobria, sencilla y nada ostentosa, hasta que Yves Saint Laurent, Chistian Lacroix o Dior adornaron a sus modelos en la pasarela con enormes cruces, latinas o griegas, de cristales o circonitas de colores, creando una bisutería de impacto. De la alta costura, que siempre es un laboratorio de ideas, nació una tendencia que pronto interpretó la calle, y las muñecas, las solapas o los dedos de la gente se llenaron de pulseras, broches y anillos a base de cruces y Lo TEXTO: CARMEN FUENTES símbolos religiosos que lucían hasta las tribus callejeras, aunque con un sentido nada religioso, incluso a veces no muy respetuoso. Simplemente, se lo ponían porque era tendencia, porque era moda. Madonna, por ejemplo, fue una de las cantantes- actrices que más veces subió al escenario cargada de adornos religiosos, como medallas y cruces, que ha exhibido en sus provocadoras y excéntricas actuaciones. La Virgen con el Niño de Rafael para esta pulsera en cristal de roca azul De la Librería del Vaticano Todo cambia, la moda evoluciona, y en Estados Unidos hace unos años surgió un nuevo tipo de bisutería religiosa para llevar por fuera para lucirla, para que se vea, y, sobre todo, para hacer gala de una creencia religiosa. Una bisutería muy atractiva y de calidad que está al alcance de casi todos los bolsillos, porque los objetos son muy asequibles. Se trata de las piezas de The Vatican Library Collections que, fabricadas en Los Ánge- Colgante de cruz para esta pulsera de plata y cristal Guardapelos, lupas, pendientes, cajas de post- it pulseras o medallones con San Francisco de Asís para el perro... les por un joyero católico, están inundando los escaparates de los grandes almacenes americanos populares, de la categoría de Macy s, y ahora los de Europa. Estas piezas que los americanos llaman Costume Jewelery como todas las cosas de moda, se renuevan cada temporada de invierno o verano y cualquiera de sus objetos cuenta con todas las licencias de reproducción de la Biblioteca Apostólica Vaticana, un organismo de la Santa Sede que alberga no sólo libros, sino también los objetos y las obras de arte que les regalaron a los Papas (o que ellos encargaron) y a la Iglesia a lo largo de la historia. También