Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 15 10 2005 Los sábados de ABC 99 VIVIMOS COMO SUIZOS ROSA BELMONTE TIMAR A LA RIQUEZA Paris Hilton, discretita, en plena calle Una imagen que será común en el paisaje español durante los próximos meses IOSU ONANDIA AFP U Temporada 2005- 2006 Aunque la impaciencia es lógica, sería interesante esperar a que las condiciones climatológicas, además de variar, se asienten, para dar por iniciada la temporada de caza, especialmente de la perdiz. También es cosa de cazador responsable reducir el número de jornadas sobre aquellas especies cuyas poblaciones no presenten las densidades más apropiadas. Y evitar el abuso en aquellas especies cuyas densidades son más favorables. Convendría establecer un cupo de capturas máximo para toda la temporada y para cada especie, acorde con las circunstancias actuales y pensando en laspróximas temporadas, así como fijar unos horarios para el inicio la caza evitando las horas de máximo calor. Una recomendación beneficiosa no sólo para las piezas de caza, sino también para nuestros perros. ABC mas y dos ciudades autónomas, y cada una de ellas con competencias exclusivas en materia de caza. Desde el momento en que dichas competencias fueron asumidas por las distintas comunidades autónomas, cada una de ellas ha entrado a regular la caza en su territorio, publicando la mayoría su propia ley de caza y todas ellas su correspondiente orden anual de vedas para cada temporada. En estas órdenes de vedas fijan los periodos hábiles de caza, las especies cazables, las limitaciones y prohibiciones, etcétera. Limitar las jornadas de caza o las capturas es una obligación en una época como la que hemos atravesado Para obtener más información sobre la actividad cinegética en España, puede dirigirse a: Oficina Nacional de la caza C Velázquez, 113- 4 B. 28006 Madrid Teléfono: 91 15 89 58 Fax: 91 515 89 59 www. oficinanacionalcaza. org info oficinanacionalcaza. org na señora italiana se dedica a ir a buenos restaurantes de Roma y a marcharse sin pagar. Vaya, no me he traído el monedero alega cuando llegan las facturas de doscientos euros. Esta tía no tiene clase como sablista. El buen sablista diría: Vaya, me he dejado la cartera encima del piano Aunque, claro, para eso hay que ser hombre. A la mala sablista no le pasa nada porque está considerada legalmente persona no responsable de sus actos. Aunque ahora que su inmensa cara ha salido en La Stampa imagino que los establecimientos estafados, y los otros, pondrán su retrato en la puerta para no dejarle asomar el estómago. Lo que más me gusta de la historia es que la tipa alega que actúa así para timar a la riqueza Una loca pero bonita frase. La riqueza, claro, está preocupadísima por las comilonas de esta señora, que zampa y zampa por todo lo alto para vengar la mísera pensión de 150 euros que le quedó a su padre después de deslomarse a trabajar. La riqueza es eso que persiguen muchos (pero ella es más rápida) otros disfrutan y unos cuantos exhiben. Los primeros suelen ser unos pringados; los que la disfrutan son los listos, y luego están los que la exhiben. Unos tarados. Como Paris Hilton o como Kimora Lee Simons, la mujer del multimillonario hiphopero Rusell Simons, que todavía debe de estar recibiendo cartas furibundas en el Vanity Fair La muy boba hizo tal despliegue de lujo asiático en un reportaje hace meses, que irritó a demasiada gente. Pero para exhibición de riqueza, los turistas espaciales (bueno, el cartel gigante de Iberia de su clase Business Plus tampoco se queda corto) Gástate veinte millones de dólares para ir unos días a la Estación Espacial Internacional (de Gran Lujo, nada) y ponerte a hacer fotos de la Tierra. A lo cutre que debe de ser la Estación Espacial Internacional y el recibimiento con pan y sal (vamos, ni una cesta de frutas) añádele Kazajstán y el cosmódromo de Baikonur (por cierto, hay que ver lo que se aprende de geografía con el terrorismo checheno; con cada una de sus fechorías me entero del nombre de una república) Dentro de unos años parece que se va a poder ir también a la Luna en paquete turístico por unos cien millones de dólares de nada (ochenta millones de euros) Seguro que hay lista de espera. Ya puede Kimora enseñar todo lo que tiene, lo de estos tipos que se pasean por el espacio por semejante dineral sí que es obsceno. Es como timar a la pobreza. O darle en los morros.